Lo absurdo de comprar un teléfono con un ‘diseño premium’ en cristal

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lo absurdo de comprar un teléfono con un 'diseño premium' en cristal

1 de marzo de 2015. Posiblemente la fecha no te diga nada, pero para los que llevamos muchos años en este mundillo de Android es el punto de partida de la evolución de los smartphones en términos de diseño. Tras un “desastroso” Samsung Galaxy S5, la firma surcoreana lanzó al mercado el Galaxy S6, un smartphone construido completamente en cristal que supuso un punto de inflexión en la industria. El resto de marcas no tardaron en asumir el cristal como material por defecto para fabricar sus terminales y, a día de hoy, este es un mínimo exigible para cualquier dispositivo de gama alta.

El cristal aporta a los smartphones lo que conocemos como diseño premium. Da gusto cogerlo, sentirlo en la mano y disfrutar de tu trozo de tecnología cuyo precio supera el Salario Mínimo Interprofesional, al menos durante los 10 minutos que transcurren entre que recibes el móvil y le pones una funda de cinco euros del ‘Todo a 100’ de tu barrio. Porque ya se sabe, el cristal se rompe con una facilidad pasmosa, se llena de huellas, se raya y, bueno, esas cosas que le suceden al cristal como material frágil que es.

En mi humilde opinión, hemos llegado a punto en el que no solo pagamos por un terminal que, desgraciadamente, en lo que a actualizaciones se refiere, quedará obsoleto en dos años, sino que también pagamos más por algo que 1) no disfrutamos y 2) pone en riesgo la integridad de nuestro dispositivo. Soy un fiel defensor del aluminio y el plástico, en el sentido bueno de la palabra. No digo que tengamos que volver al plástico malo del que estaban hecho los primeros terminales, pero sí pienso que deberíamos replantearnos seriamente si el cristal es el material a escoger.

Lo absurdo de comprar un teléfono con un 'diseño premium' en cristal

El cristal tiene dos puntos negativos. El primero es que, como ya hemos dicho, es frágil. Cualquier persona que haya tenido un dispositivo hecho de este material puede corroborarlo. El segundo, que encaja con el primero, es que es caro de reparar. No me quiero acordar de cuando rompí mi Galaxy S7 edge y me dijeron que solo la parte trasera eran cerca de 200 euros (más la pantalla, que eran 150). Aquí lo tengo a mi lado, hecho añicos y funcionando como el primer día.

Este absurdo material es, también, la prueba evidente del Efecto Bandwagon. Al principio, la gente se quejaba de que el cristal era débil, se rompía con facilidad y no merecía la pena. Sin embargo, conforme se hizo popular, las opiniones cambiaron y ahora el cristal es lo mínimo que se le puede pedir a un móvil de 800-900-1.000 euros. Lo siento, pero lo mínimo que se le puede pedir a un smartphone de ese precio es que no se rompa con solo mirarlo o, al menos, así lo entiendo yo.

Hemos asumido que el cristal es un material premium cuando, en realidad, es uno de los más frágiles.

Con el cristal ocurre lo mismo que con todos los añadidos absurdos que añaden los fabricantes a sus terminales, como los animojis, la pantalla curva, los asistentes propios o las apps propietarias que no sirven para nada. El usuario, al final, está pagando por algo que no disfruta y que, por tanto, no merece la pena. Hay quien dirá que lleva su móvil sin funda y que no le importa, aunque solo hay que echar un ojo a la calle y ver que todo el mundo usa una (soy consciente de que este argumento es falaz y no se puede demostrar, pero se entiende lo que quiero decir).

En definitiva, vamos a pararnos a pensar un poco. ¿De verdad estamos dispuestos a sacrificar durabilidad y resistencia por un material que es tapado por una funda de silicona? ¿No sería mejor apostar por el aluminio o un plástico de calidad? ¿No conseguiríamos así reducir precios y aumentar la vida útil de los terminales, además de abaratar la reparación de los mismos? Cada uno que juzgue según su criterio.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Opinión, premium, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion