Por qué me voy a comprar un móvil con notch, a pesar de que no me guste

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nos guste más o nos guste menos, lo cierto es que muchísimos fabricantes Android han decidido tirar por tierra el diseño que llevan años desarrollando y mejorando para adoptar unas líneas de diseño que van siguiendo la estela del iPhone X, que es uno de los mejores terminales de la actualidad.

Te recomendamos | ¿Dejarías de comprar un teléfono porque lleve notch?

Pese a esto, lo cierto es que ninguno llega a hacerlo tan bien como el terminal de Apple, el cual mantiene el mismo grosor del marco lateral en el marco inferior, mientras que los fabricantes Android integran un marco inferior algo más grande. Algo de lo que OnePlus responsabiliza al fabricante de la pantalla, que es Samsung.

El caso es que, al igual que otros conceptos de diseño como la reducción de los marcos o los altavoces en el borde inferior del terminal, el notch se está estandarizando, y hoy te voy a contar por qué me voy a comprar un móvil con notch, a pesar de que no me guste.

La estandarización, el principal problema que tendremos con el notch

Como te hemos dicho, parece que la personalidad con el diseño de muchos fabricantes se murió en 2017, y aunque todavía nos encontramos apuestas interesantes a nivel de diseño como los terminales de Samsung o de HTC, lo cierto es que gran parte de la gama alta actual ya sigue este concepto de reducción de los marcos.

Y ese, es el principal problema que nos vamos a encontrar de cara al futuro, ya que, actualmente, casi todos los gama alta tienen notch, y muy probablemente, el móvil que te cause tanto hype antes de su presentación también opte por introducir el mismo. De hecho, es precisamente lo que me ha pasado a mí con el Xiaomi Mi 8.

Su predecesor me gustó mucho, pero no creí que fuera el momento de cambiar de terminal, y ahora, antes de la presentación del último tope de gama de los chinos, ya lo tenía claro. Sin embargo, la sorpresa llegó en forma de notch, y finalmente, me ha tocado –como puede que te pase a ti en un futuro– tomar la decisión de renunciar a un diseño que me agrade más por tener un terminal redondo en todos los aspectos a un precio muy inferior al de toda su competencia.

Precisamente este ha sido el aspecto más relevante a la hora de renunciar a un diseño que se adapte mejor a mis gustos, pero evidentemente el móvil es una herramienta, y si tengo que elegir entre rendimiento y diseño, me quedo con el rendimiento.

Pantalla AMOLED, software y adiós al notch

Pero lo cierto es que la situación no es tan dramática, ya que a diferencia de otros aspectos del diseño, el notch es algo que puede ser ocultado sin dificultad alguna, y conseguir así la sensación de simetría que tantos buscamos en nuestro terminal.

Y es que, el Xiaomi Mi 8, al igual que el OnePlus 6 o el Huawei P20 y el LG G7, cuentan con un modo para superponer un fondo negro en la pantalla que queda a los lados del notch, de manera que se disimule esta muesca.


Gracias al software vamos a poder ponerle fin a un problemas que parece más grande de lo que es

Además, esta opción se vale –en todos los terminales antes citados– de la pantalla AMOLED, cuyos colores negros son directamente píxeles apagados, lo cual, además de ahorrar batería, nos servirá para que esta opción sea una solución más realista para ocultar el dichoso notch que tantos quebraderos de cabeza nos va a causar en los años venideros.

Por más que nos pese, el notch ha llegado para quedarse, y será mejor que nos acostumbremos a su presencia no en todos, pero sí en gran parte de terminales, y en especial en la gama alta, donde parecerse al iPhone parece importar más que la originalidad, en especial para los usuarios medios.

¿Tú qué piensas del tema? ¿Sucumbirás al notch?

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Gama alta Android, Xiaomi
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs