Close Button
Compartir

Si en nuestra anterior entrega de Android fácil vimos algunos consejos para mitigar el gasto de la batería en nuestro terminal, hoy toca conocer otros métodos con lo cual podemos intentar dar unos minutos extra de vida a nuestro smartphone antes de tener que conectarlo a la corriente eléctrica.

Calibrar la batería

Se trata de un paso que podemos llevar a cabo cuando percibamos que el comportamiento de la batería no es el adecuado o la menos, no el que era en un principio. Un paso previo, es como ya contamos, verificar que no tenemos ninguna aplicación abierta en segundo plano o alguna función que esta llevando a cabo un consumo de batería desaforado.

Para calibrar la batería hemos de realizar una serie de pasos. En mi caso lo he realizado con la aplicación Battery Calibration, aunque hay muchas otras:

  • En primer lugar descargar una aplicación como Battery Calibration o similar.
  • Con el móvil encendido, debemos ponerlo a cargar, hasta que en la barra de notificaciones indique que está cargado al máximo. Para ello debemos comprobar que el icono de la batería ha cambiado y figura el 100% escrito.
  • Desenchufamos el cable del cargador usamos el móvil hasta que se quede casi sin batería, efectuando una nueva carga hasta llegar al 100%.
  • Abrimos la aplicación y pulsamos en el botón Battery Calibration.
  • Desenchufamos el teléfono.

Con estos pasos la batería debería estar calibrada. Si tenemos permisos root, otra posibilidad es hacer un wipe battery stats desde el Recovery o usar alguna aplicación que requiere permisos root.

Desactiva el Bluetooth cuando no lo estemos usando

Es increíble cuando al encender el Bluetooth, uno se puede percatar de cuanta gente lo lleva activado sin saberlo y sin darle utilidad alguna. Este tipo de conectividad, genera un importante consumo energético que podemos eliminar con tan solo desactivarlo.

Bien en un control de energía que incorporan muchas marcas como Samsung o bien en ajustes, solo se trata de hacer un click. En mi caso, lo uso esporádicamente, sobre todo con los auriculares, pero en caso contrario permanece inactivo.

El GPS solo consume si lo usa alguna aplicación

Google Maps usa el GPS

Una falsa creencia, de la que lo admito, yo también era presa hasta hace algún año, era que el GPS consume demasiada batería y esto es cierto pero solo a medias.

Quien no ha ido en el coche con el GPS del móvil activado usando Google Maps y ve como su batería baja de forma continua precisando de un cargador. Esto se debe a que el GPS solo gasta si alguna aplicación está haciendo uso del mismo. Por lo tanto, si lo llevamos encendido, hay que verificar que ninguna función está usándolo.

En mi caso, yo prefiero llevarlo desactivado y en el momento que lo necesito, activarlo, aunque eso conlleva una pequeño tiempo de espera hasta que ubica mi posición.

Control de la frecuencia de las notificaciones

A todos nos gusta estar, o no, permanentemente conectados. Que cada vez que hay un nuevo tweet, o una mención en Facebook, por poner dos ejemplos, nos llegue un aviso. Esto tiene como pega, una conexión constante, que junto con un consumo de datos genera un gasto de batería.

Es recomendable establecer una frecuencia de comprobación razonable, sin que el terminal este comprobando las novedades cada cinco minutos. Esto lo podemos llevar a cabo en el panel de ajustes de cada aplicación en concreto o haciendo uso de un programa que las unifique y configurarlo a nuestro gusto.

Estos son solo algunos de los consejos prácticos, aunque hay más, que podemos llevar a cabo para intentar en la medida de lo posible mejorar la autonomía de nuestros terminales.

Temas relacionados: Otros Android

Compartir
Disney+ logo
Sigue a Andro4all para enterarte de todas las novedades móviles Síguenos en Google News
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!