Google podría forzar a los OEM a utilizar versiones modernas de Android si quieren GApps

Última actualización el 11/02/2014 a las 10:51

Nuestros compañeros de Android Police nos traen una nueva noticia relacionada con los esfuerzos de Google por reducir la fragmentación.

Desde Android Police afirman tener suficientes datos como para afirmar que Google está llevando a cabo movimientos para forzar a los fabricantes a utilizar versiones modernas de Android.

Android 4.4 KitKat

En caso de no cumplir con los plazos especificados los dispositivos de los fabricantes no podrían contar con las aplicaciones de Google, lo que lastraría tremendamente la experiencia de uso.

Como algunos sabréis, cualquier dispositivo Android de los grandes fabricantes debe pasar por una prueba de verificación GMS, Google Mobile Service, que lo hace apto para ejecutar el paquete de aplicaciones de Google.

Pues bien, Google obligará, siempre según los datos de Android Police, a que los fabricantes monten una versión relativamente moderna de Android para poder pasar esta verificación.

Tabla con fechas para verificación GMS

Como podemos ver en la tabla, ahora mismo ningún dispositivo podría pasar la verificación GMS si monta Android 4.1 o inferior ya que la ventana para esta versión ha expirado a comienzos de este mismo mes.

En la tabla podéis consultar la ventanas de tiempo relativas al resto de versiones, donde podemos ver como no se podrán verificar dispositivos con Android 4.3 a partir del 31 de julio de este mismo año.

Cabe recalcar que estas fechas son referentes a la fecha de la verificación GMS, pudiendo aparecer el dispositivo en el mercado unos meses después. Quizás Google podría haber hecho un movimiento más agresivo haciendo que estas fechas límite fueran referentes al lanzamiento al mercado de los dispositivos.

Si atendemos a las fechas de la tabla y al ritmo actual de lanzamientos de versiones Android, teniendo una nueva versión de Android cada 6 meses, vemos que los fabricantes no podrán pasar la verificación GMS con una versión de Android que esté más de dos versiones por debajo de la actual versión de Android. Esto será así mientras Google no baje el ritmo de publicación de versiones, cosa que no parece que vaya a pasar en un futuro cercano.

¿Qué significa esto para el usuario de Android?. Pues bien, en principio no debería afectarnos mucho.

Si nos fijamos en la tabla, la mayoría de los fabricantes Android cumplen con los plazos, exceptuando algunos casos en dispositivos de gamas muy bajas.

Por desgracia esto no afectará a las OTAs de la mayoría de fabricantes, que a pesar de cumplir con los plazos en el momento del lanzamiento probablemente dejarán de actualizar sus terminales al pasar unos meses desde su lanzamiento.

COMPARTIR
SIGUIENTE