Close Button

Con una fecha confirmada como es el 24 de febrero, en la que todos los datos apunta vamos a conocer al sucesor del Samsung Galaxy S4, solo nos quedan por conocer poco a poco los detalles de las características que puede tener el terminal… ¿o se reserva Samsung alguna otra sorpresa?

Concepto Samsung Galaxy S5

Y es que gracias a los diferentes test de AnTuTu que hemos ido viendo en los distintos medios, hemos podido intuir en cierta medida cual puede ser el camino, un camino que sin embargo se puede bifurcar en dos direcciones, o así lo están apuntando desde algunos medios.

Esta afirmación se basa en que en las capturas de las pruebas de rendimiento del Samsung Galaxy S5se pueden observar lo que se describe como dos configuraciones distintas, dos versiones que vendrían a corresponderse con un modelo de alta gama y otro de prestaciones ligeramente más comedidas. Se trata solo de especulaciones pero debemos recordar que ya hemos hablado en otras ocasiones del posible interés de Samsung de por ofrecer otro modelo con características más premium.

Pruebas Samsung Galaxy S5

Hasta ahora los modelos aparecidos en estas pruebas llevan consigo los números de identificación SM-G900H y SM-G900R4. El SM_G900H podría ser el modelo de entrada, el modelo asequible, mientras que el SM-G900R4 sería el modelo premium, que contara con todas las características que hemos ido conociendo estos días.

El SM-G900R4 haría de esta forma uso de un procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2,5 GHz que funciona ayudado por 3 GB de RAM y una GPU Adreno 330 a lo que añadiría 32 GB de almacenamiento interno, cámara trasera de 16 megapíxeles, cámara frontal de 2,1 megapíxeles y la ya conocida pantalla QHD AMOLED de 2.560 × 1.440 ppp, todo gestionado por y Android KitKat 4.4.2.

Pruebas Samsung Galaxy S5

Por su parte el SM-G900H haría uso según estas pruebas de un procesador Samsung Exynos Octa-Core 522 a 1,5 GHz con 2 GB de RAM, una GPU ARM Mali T628 a lo que deberíamos sumar 16 GB de almacenamiento interno, cámara trasera de 16 megapíxeles, cámara frontal de 2,1 megapíxeles, pantalla Full HD 1.920 × 1.080 ppp y Android KitKat 4.4.2, características todas inferiores al modelo anterior y que lo dejan en una situación en la que se puede equiparar con casi cualquier tope de gama que encontramos en la actualidad.

Como curiosidad destacar que las capturas de las pruebas de AnTuTu permiten apreciar un rendimiento superior del SM-G900H con la CPU Exynos que le permite llegar a los 35.445 puntos, frente a los 31.843 puntos del SM-G900R4, quizás motivado por la pantalla de mucha menos resolución.

No se conocen más datos, como los relativos a los materiales empleados en la construcción del nuevo o los nuevos modelos, pero estamos seguros que en unos días podremos salir de la duda.

Temas relacionados: Samsung Galaxy

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR