Probamos el Samsung Galaxy S5 y os contamos nuestras primeras impresiones

Última actualización el 27/02/2014 a las 09:26

Como ya todos sabéis de sobras, ayer pudimos disfrutar del Samsung Unpacked 5 en el que se presentó en último buque insignia de la marca coreana además del Gear Fit, la pulsera de Samsung.

Fue un evento realmente impresionante que seguro no dejó a nadie indiferente y al que asistieron varios miles de personas.

Imagen del Samsung Galaxy S5

Como casi siempre en estos eventos, tras la presentación tuvimos la oportunidad de echarle las manos encima al terminal y nuestros amigos Carlos y Jaume pudieron grabar su vídeo de primeras impresiones.

Estuvimos dándole un buen repaso al Samsung Galaxy S5, y si bien en el apartado estético pudo habernos decepcionado un poco, las sensaciones que nos dio el teléfono fueron realmente buenas.

La trasera que ha montado el fabricante, junto al peso total del terminal, nos brindan grandes sensaciones al tacto.

Otro de los grandes aspectos que nos llamó la atención fue la pantalla del teléfono. Con una diagonal de 5,1 pulgadas, la reproducción del color que ofrece el panel Super AMOLED es francamente buena, y la resolución de 1920 x 1080 píxeles que ofrece una densidad de 441 píxeles por pulgada aporta una muy buena definición de imagen que no nos decepcionó en absoluto.

En el apartado del hardware, el terminal tampoco decepcionó, pues el procesador quad-core de 2,5 GHz y sus 2 GB de RAM mueven el teléfono con mucha soltura, pese a que tampoco pudimos probar el hardware a fondo debido al poco tiempo que estuvimos con el terminal.

Por otro lado debemos hablar de la cámara. Ya comentaron en la presentación que se trata del teléfono más rápido en hacer el enfoque automático y se nota, además de los 16 megapíxeles, permite grabar en UHD y, con las pruebas que hicimos in-situ, pudimos comprobar que ambas cámaras, la frontal y la trasera, ofrecen un gran rendimiento.

En conclusión, nos encontramos ante un auténtico buque insignia que, aunque a priori muchos puedan decir que se trata de un “Samsung Galaxy S4s”, seguro que llegará fuerte al mercado y mejorará las cifras de su predecesor el Samsung Galaxy S4.

Igualmente, Samsung ha cargado el teléfono de elementos de dudosa utilidad, tales como el medidor de pulsaciones integrado y una sarta de aplicaciones que seguro que muchos usuarios no utilizarán nunca.

¿Y a vosotros qué os parece este Samsung Galaxy S5?