Google Glass: analizamos el niño mimado de Google, las gafas del futuro

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Google Glass

¡Ya están aquí! ¡El día ha llegado! Al fin tenemos las Google Glass, con las que ya hemos hecho un primer unboxing y os podemos contar qué nos parecen y analizar todos los detalles del gadget más esperado de la tecnología –sí, lo digo sin miedo a equivocarme–. Estamos ante un gran dispositivo, pero que aún está en una larga fase de desarrollo, ya que su funcionamiento y componentes son muy diferentes a los vistos anteriormente, y hay que probar mucho antes de conseguir un dispositivo definitivo.

Pantalla

Google Glass

La pantalla, que está realizada con un prisma de vidrio, tiene como punto interesante la calidad, y como particularidad, el tamaño y la distancia, que engaña mucho, pues parece que la imagen que vemos está más lejos de lo que está en realidad. Los datos de Google dicen que es como ver una pantalla de 25 pulgadas a 2,5 metros de distancia. Por lo general se ve bastante bien, y no podemos tener quejas en ese sentido, siendo un dispositivo de desarrollo.

El único pero que le podemos encontrar a esta pantalla es el problema de ver el prisma en condiciones de mucha luz, ya que la incidencia directa de la misma sobre él dificulta la visión de información, y nos obliga a buscar zonas en sombra para poder apreciar el contenido.

Diseño

Google Glass

Un apartado muy complicado del que hablar, pero necesario. El diseño actual es solo un prototipo, así que seguramente sea lo que más cambie, ya que varias grandes compañías del mundo del diseño de gafas se han metido dentro de este gran proyecto del buscador de la gran G. El peso está bastante conseguido, consigue ser bastante ligera, y a pesar de estar descompensado, ya que todo el peso está en un lado, son muy cómodas de usar.

En mi opinión personal, lo cierto es que el diseño es bastante sencillo y busca funcionar bien, que al final es lo importante tratándose de un dispositivo como este, que no deja de ser un modelo de prueba para desarrolladores. Los materiales, buscan la ligereza, metal en la patilla y plástico en la “envoltura” del hardware.

Cámara

Google Glass

Cuenta con una cámara de 5 megapíxeles que además permite la grabación de vídeo en HD. Como suele ser habitual en la mayor parte de dispositivos de la tecnología móvil, tiene un buen funcionamiento en condiciones de buena luz, pero sufre un poco cuando estamos delante de capturas en condiciones lumínicas adversas. No hay que olvidar el tamaño del dispositivo y que se trata de un prototipo para entender las limitaciones que tiene montar un hardware de una cámara en él. Seguramente sea uno de los puntos que Google vaya mejorando poco a poco en las siguientes versiones, cuando se encuentren disponibles para su compra por parte del gran público.

Autonomía

Google Glass

Puede ser el punto débil de estas Google Glass, sin duda, la autonomía lastra mucho el funcionamiento general de este nuevo gadget, su vida útil es bastante escasa. Las supuestas especificaciones del producto nos dicen que puede contar con una batería de 500 mAh. El apartado bueno es que, al igual que cuando la usas, la batería tarda muy poco en cargarse. Parece claro que es el punto que Google más necesita evolucionar de su nuevo gadget.

Funcionamiento

Google Glass

Aquí no hay muchas cosas que hacer por ahora, pero las que están tienen muy buena pinta y cada vez vemos más desarrolladores que se animan. Sin duda el rey es el comando “Get directions to…”, el GPS más cómodo que hemos podido probar hasta la fecha, sin tener que apartar la vista de la carretera, una nueva manera de llegar a nuestros destinos. Otra de las funciones importantes de las Google Glass, como no podía ser de otra manera tratándose de Google, es la búsqueda de contenido con el ya conocido “Ok Glass”, interactuamos de manera directa con reconocimiento por voz. Este tipo de relación con la gafas es el más cómodo y directo, pero existen más.

Por otro lado también podemos utilizar las Google Glass con su pad de control, situado en la patilla derecha. En esa misma patilla, tenemos otro botón en la zona superior que sirve como botón de la cámara, ya sea para hacer fotografía o vídeo. Al final la gran parte del funcionamiento de estas Google Glass se realiza desde nuestro smartphone, lo que provoca que necesitemos la aplicación conocida como Glass para obtener la sincronización. Una de las mejores opciones que permite la vinculación de este dispositivo con el smartphone, es la posibilidad de hacer un screencast y poder ver el contenido de las Google Glass en la pantalla de nuestro teléfono.

Google Glass

Sonido

Aquí como ya sabéis tenemos una novedad, estas Google Glass se escuchan por inducción ósea, transmitiendo el sonido a los huesos del oído. La calidad del mismo no es excelente, pero sirve para un uso básico –no creo que las Google Glass sean el gadget perfecto para ver una película–. Añadir que Google ya se ha dado cuenta de esto y en las nuevas versiones ofrecen un pequeño auricular para mejorar esta experiencia sonora.

Vídeo

Esperamos que os haya gustado este análisis. ¿Qué os parecen las Google Glass?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis, Análisis de móviles, Gafas inteligentes, Glass, Google Glass, Wearables
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs