Close Button
Compartir

Volvemos con nuestras comparativas de terminales en vídeo. En esta ocasión os traemos el duelo entre el HTC One (M8) y el LG G2, el presente y el pasado reciente de la gama alta de Android, que a pesar de contar con unos cuantos meses a sus espaldas sigue plantando cara sin problemas a los terminales de nueva hornada.

Estamos delante de dos terminales muy diferentes en planteamiento, lo que hace que en muchas ocasiones la elección de uno u otro sea una cuestión de gustos del usuario más que de una superioridad real de uno sobre otro.

Las principal diferencia entre ambos la encontramos en el apartado de cámara, donde el LG G2 opta por un sensor clásico con estabilizador óptico, mientras que el HTC opta al igual que la generación anterior por un sensor Ultrapíxel sin estabilizador, lo que lo deja bastante mal parado en algunos escenarios.

Si hablamos del SoC, el LG G2 monta el Snapdragon 800, el SoC referencia de la generación anterior, mientras que el HTC opta por el nuevo Snapdragon 801, el sustituto natural del 800, mejorando sensiblemente su rendimiento. De cualquier forma, el rendimiento del LG G2 ya era excelente, por lo que no debería haber grandes diferencias en este aspecto.

Como siempre no lo mejor es que os pongáis cómodos y disfrutéis del vídeo donde Carlos y Juame comparan ambos terminales minuciosamente.

Puntos positivos a favor del HTC One (M8)

  • Aspecto físico. Ya ocurrió con su antecesor, el HTC One original. Los acabados del M8 son lo mejor que se puede encontrar ahora mismo en Android, con un cuerpo de aluminio con un tacto muy agradable.
  • Audio. Los altavoces frontales del HTC One (M8) no tienen rival en el mundo de los smartphones, tanto por su volumen como por su calidad de audio. Una vez más, una característica heredada de su antecesor.
  • Rendimiento. Siendo el rendimiento del LG G2 excelente, el Snapdragon 801 del HTC le da un plus que le permite estar ligeramente por delante del terminal de LG en algunas ocasiones, aunque las diferencias son mínimas.

Puntos positivos a favor del LG G2

  • Cámara. La cámara del LG G2 fue una de las mejores cámaras de smartphone de la generación pasada, gracias en parte a su estabilizador óptico. Sin embargo, la cámara del HTC One (M8) se queda en un quiero y no puedo con su sensor Ultrapíxel que si bien funciona muy bien en situaciones concretas, no es tan versátil como la cámara del LG.
  • Precio. El LG G2 ha ido bajando su precio durante los últimos meses hasta unos 300 euros y poco, costando prácticamente la mitad que el HTC One (M8). Aunque es verdad que es un terminal de la generación pasada, sigue siendo capaz de mantener el tipo contra los gama alta de nueva hornada.
  • Dimensiones y peso. A pesar de que la pantalla del HTC es algo más pequeña que la del LG, los altavoces frontales y la franja en la que se aloja la antena hacen que sea un terminal mucho más alto. Además el chasis de aluminio lo hace un terminal más pesado que el G2, siendo este último de plástico.

Como siempre nos gustaría conocer vuestra opinión. ¿Qué os parecen estos dos terminales? ¿Con cuál os quedaríais vosotros?

Temas relacionados: Fotografía y edición en Android, LG G

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!