Close Button
Compartir

Como todos sabréis ayer se presentó el esperado LG G3 y aunque ya se habían filtrado la mayor parte de sus características, la presentación nos deparó algunas sorpresas como su cámara con sistema de enfoque laser.

Una vez que ya le hemos enfrentado con la alta de Android, contra su predecesor y finalmente contra la gama alta de otros sistemas operativos, toca hacer balance de todo lo que sabemos del LG G3 y que ha supuesto su llegada para la gama alta en Android.

Hardware

Si atendemos al hardware, en este aspecto creo que el LG G3 ni destacada ni decepciona, ya que monta un hardware calcado al del resto de la nueva gama alta en Android: Qualcomm Snapdragon 801 a 2.5 GHz acompañado de una Adreno 330 y 2/3 GB de RAM dependiendo de si el almacenamiento interno es de 16 o 32 GB.

LG G3

Quizás la única decepción en este aspecto haya sido el hecho de que la versión de 3GB solo esté disponible con 32 GB de almacenamiento, algo que no terminamos de comprender y que a muchos no nos ha gustado. Además, parece que a España solo llegará la versión de 2GB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno.

Si bien es verdad que actualmente 3 GB de RAM no son algo necesario, 16 GB de memoria interna si que se quedan cortos para la mayoría de power users. Es verdad que podremos ampliar esta cantidad con tarjetas microSD, pero ya nos encontramos con la problemática de que muchas aplicaciones no se pueden mover a la SD y de que el rendimiento de las tarjetas SD es muy inferior al del almacenamiento flash integrado, degradando el rendimiento de las aplicaciones que se encuentren en la microSD.

Muchos diréis que lo lógico sería utilizar el almacenamiento interno para aplicaciones y la tarjeta microSD para datos, pero muchos usuarios necesitamos incluso más de 16GB para aplicaciones, yo mismo tengo más de 9 GB de aplicaciones en mi Nexus 4 y no me planteo que mi próximo terminal tenga menos de 32 GB de almacenamiento interno, es más, sería deseable que contara con 64 GB.

Aspecto exterior

Este ha sido uno de los aspectos más controvertidos de la presentación de ayer. En la gran cantidad de filtraciones que se produjeron las semanas anteriores a la presentación pudimos ver como el LG G3 tenía toda la pinta de ser un terminal acabado en metal muy al estilo del HTC One (M8), pero ayer pudimos ver que este metal no era tal, sino un policarbonato que imita el metal.

Imagen trasera del LG G3

Personalmente me parece una decisión acertada, ya que la única forma de conseguir un terminal ligero es optar por un acabado de plástico y esa ligereza es una de las cosas que más valoramos los que no nos separamos del smartphone todo el día.

Además, si como en el caso del LG G3 se le ha conseguido dar al plástico un aspecto de metal que nos engañó a todos en fotos, eso quiere decir que los coreanos han hecho un gran trabajo en el apartado estético. Destacar también que LG sigue apostando por los botones traseros, una disposición que me parece muy interesante y que ya les funcionó bastante bien en el LG G2 y que en el LG G3 han visto mejorado su tacto y aspecto.

Pantalla

Si por algo era esperado el LG G3 era por su pantalla QHD de 2560x1440 píxeles de resolución y nada menos que 528ppp. Se ha discutido largo y tendido sobre si esta resolución es necesaria en smartphones. La realidad es que la mayoría de personas que han podido probar en las últimas horas el LG G3 afirman que la diferencia respecto a la resolución FullHD se nota y la pantalla da una calidad nunca vista antes.

Las ventajas de esta resolución serán especialmente apreciables en navegación web ya que las tipografías se mostrarán mucho más definidas y reproducción de contenido multimedia. Y es que cada vez tenía menos sentido que existieran smartphones que grabaran en resolución UHD o 4K, pero sus pantallas tuvieran resolución FullHD, una resolución cuatro veces inferior a UHD.

En cualquier caso podréis ver en detalle esta pantalla cuando tengamos listo nuestro análisis del LG G3, donde hablaremos en detalle de esta novedosa pantalla.

Cámara

Junto con la nueva pantalla QHD, la cámara es la mayor innovación de este LG G3. La principal novedad reside en la incorporación de un sensor láser que mide la distancia al objetivo a enfocar, permitiendo realizar el enfoque en un tiempo medio de 0.276 segundos, un tiempo ridículo que se acerca a la velocidad de enfoque de cámaras profesionales.

lg-g3-camara-3

Además del aumento en velocidad, también mejora la precisión del enfoque gracias a la propia naturaleza de la tecnología láser. Otra potencial ventaja es el enfoque en condiciones de baja luz, condiciones en las que el láser no ve degradado su rendimiento al contrario que los métodos tradicionales.

En definitiva, estamos delante de una innovación muy importante y que hará que la cámara del LG G3 tome ventaja sobre el resto de sus competidores. Seguramente el resto de fabricantes incorporen este novedoso sistema a sus terminales en próximas generaciones, pero mientras tanto LG cuenta con una ventaja competitiva importante.

Software

En la última iteración de su capa de personalización parece que LG ha optado por el minimalismo dejando atrás los colores recargados. Por lo poco que hemos podido ver hasta ahora parece que capa de personalización de LG G3 es bastante atractiva y desde LG han sabido respetar en gran medida la experiencia pure Google sin dejar de incorporar características propias como la multiventana, una multitarea mejorada y un sistema de notificaciones más avanzado.

Conclusiones finales

Personalmente creo que el LG G3 ha sido el revulsivo que necesitaba la gama alta en Android. Muchos nos quejábamos de la falta de innovación de terminales como el Samsung Galaxy S5, el Sony Xperia Z2 o el HTC One (M8), que no eran más que pequeñas evoluciones de sus predecesores.

El LG G3 introduce novedades importantes como la pantalla QHD, una resolución que vemos por primera vez en un terminal destinado al gran público o el sensor láser para mejorar el enfoque, elementos que no habíamos visto antes en ningún terminal.

A esto tenemos que añadir características muy interesantes para algunos usuarios como los marcos laterales casi inexistentes o una batería de 3.000 mAh que debería dar una autonomía más que suficiente, aunque estamos a la espera de ver como se comporta con la mayor demanda que supone la pantalla QHD.

Como puntos negativos destacar la no llegada de la versión de 3GB de RAM y 32 GB de almacenamiento a España, lo que hará que muchos descartemos este terminal por completo, a pesar de que el resto de sus características lo colocan como favorito para ser el mejor terminal Android del momento.

Como siempre nos gustaría conocer vuestra opinión. ¿Vosotros que pensáis del LG G3? ¿Creéis que se convertirá en el mejor terminal Android de gama alta?

Temas relacionados: LG G

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!