Analizamos en vídeo el Samsung Galaxy S5, el nuevo gama alta de Samsung

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Galaxy S5 en vídeo

Tras analizar el HTC One (M8) y el Sony Xperia Z2 le llega el turno al Samsung Galaxy S5, la apuesta de Samsung para la gama alta de este año y que ha recibido criticas y elogios a partes iguales desde su presentación en el MWC de este año.

Primeras impresiones

Uno de los aspectos más criticados de el Galaxy S5 ha sido su diseño y acabados. A Samsung se la ha criticado duramente por no innovar y presentar un diseño muy continuista respecto a anteriores generaciones de sus buques insignia. Y es que este Samsung Galaxy S5 presenta un aspecto muy similar a su antecesor, el Galaxy S4 y tampoco difiere mucho del Galaxy S3, un terminal que llegó al mercado hace más de dos años.

De esta forma el Samsung Galaxy S5 está construido en su mayor parte en plástico, presentando los mayores cambios en la parte trasera donde nos encontramos con una material rugoso que facilita el agarre.

Especificaciones técnicas

Especificaciones Samsung Galaxy S5
Sistema operativo Android 4.4.2 con TouchWiz
Pantalla Super AMOLED de 5.1 pulgadas
Resolución Full HD 1920 x 1080 (423 ppp)
SoC Qualcomm MSM8974AB Snapdragon 801
CPU MSM8974AB quad-core a 2,5 GHz
GPU Adreno 330
Memoria RAM 2 GB
Almacenamiento 16 GB o 32 GB ampliables mediante tarjetas microSD de hasta 128 GB
Cámara Cámara trasera de 16 megapíxeles con sensor isocell con 2.2f y frontal de 2 MPx con grabación Full HD
Redes 4G LTE
Conectividad GPS, Wi-Fi, Bluetooth 4.0, Micro-USB 2.0, radio FM, OTG, NFC
Batería 2800 mAh
Dimensiones 142 x 72 x 8,1 mm
Peso 145 gramos

Disponibilidad y precios

El Samsung Galaxy S5 ya está disponible en España y otros países por un precio aproximado de 600 euros en tiendas como Amazon. De esta forma se sitúa unos 100 euros por debajo de sus competidores en la gama alta, un diferencia que puede decidir la compra de algunos usuarios.

Diseño

Como comentábamos al principio, en diseño de este Galaxy S5 ha sido uno de los aspecto más criticados del terminal, en gran parte por la falta de innovación respecto a generaciones anteriores. Si hacemos un repaso rápido a su diseño nos encontramos en la parte frontal con los tres botones clásicos de Samsung, dos capacitativos y uno físico que también aloja el sensor de huellas dactilares. Sin movernos del frontal, además de la propia pantalla nos encontramos en la parte superior con la cámara y los sensores de proximidad y luminosidad.

Trasera del Galaxy S5

Si pasamos a los laterales, en la parte derecha encontraremos el botón de desbloqueo y apagado, mientras que en el canto izquierdo se aloja el control de volumen. En la parte superior encontramos como característica destacada el sensor de infrarrojos para controlar por ejemplo la televisión acompañado por el jack de audio. Si bajamos a la parte inferior encontramos el conector USB 3.0.

Finalmente en la parte trasera se alojan la cámara junto con el flash y el sensor de frecuencia cardiaca, otra de las novedades de este Samsung Galaxy S5. Si hablamos de colores, el terminal está disponible en blanco, negro, azul y dorado.

No podemos abandonar el apartado de diseño sin recordar que este terminal no cuenta con chasis unibody, por lo que podremos retirar la trasera para acceder la batería extraíble.

Pantalla

Samsung continua fiel a la tecnología AMOLED y es que este Galaxy S5 monta una pantalla con tecnología superAMOLED a diferencia de sus competidores que en su mayoría se han pasado a la tecnología IPS.

Pantalla Galaxy S5

En esta generación Samsung a hecho un buen trabajo, mejorando la interpretación de colores que antes era algo discutible y manteniendo los negros puros característicos de las pantallas AMOLED.

Sonido

El apartado del audio en el Samsung Galaxy S5 es correcto, con un buen volumen y una calidad decente, pero sin llegar al nivel del HTC One (M8) o el Sony Xperia Z. Esto se debe en parte a la colocación de los altavoces, estando ubicados en la parte trasera, lo que hace que sea muy fácil obstruirlos cuando sujetamos el terminal.

Cámara

Uno de los aspectos en los que Samsung hizo más hincapié en la presentación del Galaxy S5 fue su cámara. Hay que reconocer que los coreanos han hecho un gran trabajo con la cámara de su buque insignia. A pesar de ser una cámara que no destaca especialmente en ningún aspecto, es una cámara muy equilibrada, lo que la dota de una gran versatilidad, lo que nos asegurará obtener grandes resultados en casi cualquier situación.

Foto realizada con el S5

Si tuviéramos que destacar algún aspecto de la cámara del Galaxy S5, sería su velocidad de enfoque y obturación, estando muy cerca del HTC One (M8) en este aspecto a pesar de tomar fotografías cuatro veces mayores. Si hablamos de la grabación de vídeo, el Samsung Galaxy S5 puede grabar vídeo en UHD a 30 fps, 1080p a 60 fps y finalmente vídeo en slow-motion en 720p a 120 fps.

Rendimiento

Como ya ha pasado con el resto de dispositivos de gama alta de los últimos meses, el hardware ha alcanzado un nivel de evolución que hace que el rendimiento en Android no sea un problema. El Samsung Galaxy S5 presume al igual que sus competidores de un rendimiento sobresaliente, solo ensombrecido en ocasiones por la complejidad de Touchwiz que provoca a veces ciertos tirones.

Sistema operativo

TouchWiz Galaxy S5

Samsung ha instalado en su nuevo Galaxy S5 la Android 4.4.2 KitKat como no podía ser de otra forma, montando encima de él su capa de personalización TouchWiz. Esta capa que ha levantado ampollas a lo largo de los últimos años entre los usuarios, ha recibido una nueva evolución en el Galaxy S5, ofreciendo muchas más opciones de personalización y integrando mejor los servicios de Samsung.

En la parte negativa destacar que las opciones disponibles llegan a ser abrumadoras para un usuario básico, aunque los usuarios avanzados quizás agradezcan tener un mayor control sobre el aspecto y el funcionamiento del dispositivo sin tener que recurrir a ROMs no oficiales.

Análisis en vídeo

Conclusiones

90

La mejor forma de describir el Samsung Galaxy S5 es como un smartphone equilibrado. No destaca especialmente en ningún aspecto, pero no tiene problemas destacables, algo de lo que no pueden presumir sus rivales. Esto que es su mayor virtud puede convertirse en su mayor defecto de cara al público, ya que muchos lo ven como un simple Galaxy S4S dadas las pocas diferencias estéticas entre ambos.

En cualquier caso, si estás buscando un smartphone de gama alta el Samsung Galaxy S5 no te decepcionará, ni por precio ni por prestaciones.

Como siempre nos gustaría conocer vuestra opinión. ¿Qué os parece el Samsung Galaxy S5? ¿Sería vuestra elección si comprarais ahora mismo un terminal de gama alta?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis, Análisis de móviles, Samsung Galaxy S5, Touchwiz
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs