Close Button

Como todos sabéis, Facebook es la red social más usada a nivel mundial, con un número cada vez mayor de usuario y poseedora de una de las compañías de mensajería instantánea más grandes del mundo: WhatsApp, que adquirió por 16.000 millones de dólares. Seguramente lo sabréis todos, pero Facebook ya nos obliga a descargar obligatoriamente su aplicación Facebook Messenger, su cliente para el chat que busca convertirse en el nuevo rey de los mensajes gratis. Hoy hemos amanecido con una muy mala noticia sobre esta aplicación, y es que Facebook Messenger aloja código spyware en su interior.

Facebook Messenger

Según leemos en Motherboard, Jonathan Zdziarski, investigador de seguridad y forense de iOS se ha dedicado a estudiar Facebook Messenger y ha descubierto que la aplicación de rastrea y almacena todos los movimentos del usuario. No es algo que nos extrañe, ya estamos acostumbrados a que se usen cookies o a aceptar una serie de permisos cada vez que instalamos una aplicación, pero parece que Facebook Messenger va un poco más allá.

Según las propas palabaras Zdziarski en su Twitter, “Facebook Messenger parece tener más código tipo spyware que los que he visto en productos diseñados para la vigilancia”, y es que parece que Facebook Messenger rastrea y almacena cualquier cosa que hagamos dentro de la aplicación, como dónde clickamos, cuanto tiempo pasamos en cada pantalla e incluso hasta cuanto tiempo usamos la aplicación en horizontal y vertical. El propio investigador ha quedado sorprendido del nivel de intrusión que Facebook Messenger llega a alcanzar.

Actualización de Facebook Messenger beta

Facebook todavía no se ha pronunciado al respecto sobre los hechos, aunque una tal Luzy Zhang, que asegura trabajar en el desarrollo de Facebook Messenger, contestó a Jonathan por Twitter con el siguiente mensaje: “Yo trabajo en Messenger. Probablemente no sorprenda que usamos analíticas para entender el uso y hacer la aplicación más rápida, más eficiente. Ejemplo: las analíticas nos mostraron que a las personas les gustaba mucho usar el sticker de “Me Gusta”, así que movimos esa función para que la gente pudiese enviarla con unos movimientos más simples”.

¿Qué extraemos como conclusión? Que no sabemos a qué nos enfrentamos. La privacidad es un bien preciado que, en muchas ocasiones, dejamos a merced de grandes empresas a cambio de servicios como un chat para comunicarnos. Cada uno es responsable de lo que haga con sus datos, aunque deberíamos pararnos a pensar un poco qué estamos haciendo y hasta qué punto podemos ceder nuestra vida privada a cambio de algo tan nimio. Como siempre nos interesa vuestra opinión, por lo que no dudéis en comentarla.

¿Qué os parece esta noticia? ¡Cuéntanos tu opinión!

Temas relacionados: Facebook

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR