¿Qué hay detrás de una ROM personalizada?

Última actualización el 02/01/2015 a las 20:01

Internet está lleno de foros dedicados, sola y exclusivamente, a los teléfonos móviles. Estos suelen nacer a raíz de una cosa: la diversidad de usuarios.

Cuando hablamos de Android, siempre hablamos de dos usuarios: usuarios avanzados y usuarios normales, entendiendo por “avanzado” aquel usuario que rootea el teléfono y toquetea su teléfono.

Pero lo que muchas veces no sabemos es que hay alguien que se dedica a desarrollar todas las cosas que los usuarios avanzados utilizan, como las ROM’s personalizadas.

Oficinas CyanogenMod

Recuerdo cuando empecé en Android y me adentré en el mundo root. Todo era seguir unos cuántos pasos: rootear, meter recovery, hacer backup, hacer los wipes e instalar la ROM.

Me metía en un enlace, descargaba la ROM y la instalaba, no tardaba más de tres minutos. Fácil y sencillo ¿verdad?, pero ¿qué hay detrás de una ROM personalizada? ¿Qué es un equipo de desarrolladores? ¿Qué hacen? Hemos tenido el placer de hablar con Sergio Miguel Mora, betatester de MyaRom, una de las mejores ROM’s para el LG G3, que nos ha contado cómo funciona todo el proceso, ¿quieres saberlo? ¡Acompáñanos!

Antes de las ROM’s personalizadas, antes de flashear nada, hay personas dedicadas a crear las herramientas que gestionan los permisos root, como Chainfire con SuperSu y el recovery modificado como es el caso de ClockWorkMod y TWRP, y luego están los desarrolladores, como son Google, CyanogenMod y las propias firmas de telefonía, que cogen Android y crean lo que se llaman ROM’s, que instalamos en nuestro dispositivo, aunque no todo son grandes compañías y equipos de desarrollo.

Recovery TWRP

Si os habéis atrevido a meteros dentro del mundo root, sabréis que hay desarrolladores –personas aficionadas a Android y su desarrollo– que publican sus ROM’s en HTCMania o en XDA, y solo vemos un nombre, que es el de la persona que la publica, pero ¿y si os digo que puede haber más de 30 personas detrás de ella? Suena increíble, pero crear una ROM tiene muchísimo trabajo.

El equipo, lo que se conoce como team, suele estar compuesto por diferentes secciones, cada una de ellas dedicada a una cosa en concreto.

En todas las ROM’s hay un “jefe”, que es el desarrollador de la ROM –puede haber varios, pero por lo general es solo uno– y se dedica a descargar la ROM original, decompilarla (traducirlas del lenguaje de Android que solo puede leer Android a un lenguaje de programación diseñado para ser entendido por las personas), modificarla, añadirle todos los tweaks y scripts que mejoran y optimizan el rendimiento y, finalmente, la vuelve a compilar en el formato .zip, que es lo que se instala mediante el recovery.

Antes de todo eso, hay unas personas dedicadas a la tematización, que se dedican a crear temas aplicables al sistema operativo, diseñar iconos, modificar las barras de navegación, los colores de Android, la animación de encendido y apagado, añadir y quitar sonidos… es decir, todo lo relacionado con el apartado audiovisual y estético.

Todo lo que esta sección crea va para el “jefe”, que lo implementa en la ROM.

Infografía del proceso

Como todo lo que se consume, antes debe ser probado. Para eso existen los betatester. Estas personas se dedican a probar el sistema operativo modificado en sus propios teléfonos antes que nadie.

La prueban durante días, le hacen pruebas de rendimiento y le dicen al desarrollador que fallos tiene y dónde podría mejorar.

Si hay fallos grandes, el desarrollador modifica de nuevo la ROM hasta dejarla totalmente funcional, y cuando está terminada, se sube a algún servidor en la nube, se escribe el hilo en el foro y se publica.

Toda esta cadena de comunicación se hace mediante grupos de WhatsApp o de Telegram, ya que en muchas ocasiones, los integrantes del team no se conocen o no son ni de la misma ciudad o país, por lo que todo se hace a través de mensajería instantánea.

Por supuesto, nadie es perfecto y nadie lo sabe todo, por eso, una de las cosas más importantes a la hora de desarrollar una ROM es la retroalimentación entre desarrolladores y teams, que se aportan ideas nuevas mutuamente y trabajan juntos, independientemente del teléfono al que la ROM vaya dedicada.

Como podéis ver, nosotros solo somos una ínfima parte de todo el proceso, los que disfrutan de las ROM’s y de las aplicaciones, pero siempre hay un trabajo detrás que, por cierto, se hace de manera gratuita y sin ánimo de lucro, por lo que la única vía de ingresos que tienen son las donaciones de los usuarios.

Hasta aquí el proceso de creación de las ROM’s personalizadas; esperamos que os haya resultado interesante y que os haya ayudado a conocer un poco mejor el mundo Android que, como podéis ver, siempre sorprende.

¿Qué os ha parecido este artículo? ¿Os lo imaginabais así?