Close Button

Como sabéis, CyanogenMod 12 lanzó la nueva versión de su ROM personalizada basada en Android 5.0 Lollipop –5.0.2 para ser exactos– y muchas personas comenzaran a rootear sus terminales para poder disfrutar de las bondades que esta ROM nos ofrece. En Andro4all la hemos probado y, tras usarla durante unas semanas, os queremos contar nuestras sensaciones y la experiencia de uso con CyanogenMod 12*.

LG G3 con CyanogenMod 12

¿Por qué la instalé?

Antes de nada, os pongo en situación. Yo tengo un LG G3, caraterizado por tener una pantalla con resolución 2K, que a pesar de dar una calidad de pantalla increíble, consume mucha batería, algo también provocado por la poca optimización del software original de LG. Como siempre me ha gustado el mundo de Android avanzado, decidí rootear el terminal y desde la primera nightly de CyanogenMod, esta ROM ha estado instalada.

El procedimiento no es complicado y la primera diferencia que noté fue el peso de la ROM. Acostumbrado a las originales de LG, que pesan 1,2 GB, CyanogenMod 12 pesa poco más de 200 MB, lo que hace que se instale bastante rápido y, además, deja mucho espacio libre en nuestro terminal para aplicaciones.

Descargas CyanogenMod 12

Esta fue una de las cosas que más me atrajeron de esta ROM, aunque lo que de verdad me gustó fue poder tener Android puro corriendo por las venas de mi LG G3, que hasta el momento, lageaba mucho debido a la mal optimizada capa de LG. Tras haberla probado durante unas semanas, os voy a contar cuál ha sido mi experiencia con esta ROM, que ha tenido buenas cosas pero también algunas malas.

Primeras sensaciones

Antes de nada, sí, lo sé, cada terminal es diferente del que tiene al lado, por eso este artículo está basado en mi propia experiencia con CyanogenMod 12 instalado en un LG G3. Seguramente haya terminales en los que vaya mejor o terminales en los que vaya peor, pero eso depende de cada dispositivo, y es imposible hacer una valoración objetiva. Por eso os quiero contar cuáles han sido mis sensaciones.

Lo primero que vemos es el proceso de instalación que, para mi sorpresa, tarda más de lo que me esperaba. Cuando todo se inicia, noté cómo el teléfono iba bastante más rápido. Todo se movía con muchísima fluidez e iba realmente bien, y eso que os estoy hablando de la primera versión que salió, porque conforme se fue actualizando fue a mejor, mejorando la estabilidad y añadiendo más funciones, como modificar el icono de la batería y la posición del reloj.

Instalé todas mis aplicaciones y vi que todo iba bastante más rápido, aunque se notaba la falta de optimización, porque muchas veces Google Play se caía, dejaba de funcionar, y en muchas ocasiones dejó hasta de instalarme los archivos .APK que yo descargaba desde Google. Se solucionó con unas cuantas actualizaciones, y todo funcionó correctamente, de hecho, en lo que a fluidez y accesibilidad, no puedo tener ni una sola queja.

Capturas CyanogenMod 12

Rendimiento

CyanogenMod va muy bien, todo se mueve correctamente, no hay lag en las transiciones, y eso que le subí la velocidad para que fuesen más rápido. Sinceramente, cuando usas CyanogenMod parece que estás grabando un anuncio, porque todo va realmente fluido, rápido y sin ningún problema –aparentemente–. Tiene algunas funciones interesantes, como un gestor de permisos que te permite quitarle permisos a las aplicaciones para que, por ejemplo, no se inicien solas o no puedan acceder a algún dato.

Otra de las cosas que me gustaban de CyanogenMod es la tienda de temas, porque te permite personalizar cualquier rincón de tu terminal, desde la animación de inicio hasta la tipografía –fijaos en que yo tengo las barras de color rojo–, pero ese gestor de temas aún está en versión alfa, por lo que falla muchísimo. Finalmente, y aunque parezca una tontería, me encantaba la pantalla de bloqueo y el acceso a las notificaciones, porque todo se hace mucho más rápido que en la ROM stock.

Eso sí, cuando hablamos de rendimiento dentro de las aplicaciones, la cosa cambia, y cambia drásticamente. El diseño es impoluto, pero a la hora de exprimir el teléfono, las sorpresas eran variadas. El problema de este tipo de ROMs es que no cuentan con el acceso al software de la firma, y eso provoca que muchos apartados de tu terminal pierdan calidad al no estar bien optimizados, y esto es lo que pasa con CyanogenMod 12.

Capturas CyanogenMod 12

El sensor de rayos infrarrojos no funcionaba, y para hacerlo funcionar había que hacer malabares que conllevaba reducir la seguridad del dispositivo. La cámara, aunque ha ido mejorando, no tiene comparación con la que LG trae de serie –y eso que viene con muchas funciones restringidas–, y es que en las fotos con poca luz, mientras que la cámara de LG se portaba de maravilla, la de CyanogenMod fallaba, hasta el punto de que muchas veces ni me dejaba acceder a ella. Finalmente, el sonido no es comparable con la ROM stock, y se oía bastante más bajo de lo normal. Además, la funda QuickCircle no funciona.

No soy mucho de jugar con el móvil, ya que para eso tengo el tablet y la consola, pero algún que otro juego probé durante la prueba. Juegos ligeros, como serían Geometry Dash, Thomas Was Alone y de esa índole iban sin problemas. Ahora, cuando iniciaba juegos más pesados –véase ShadowGun o Modern Combat 5–, el dispositivo se calentaba muchísimo, y de vez en cuando me daba un kernel panic –para que nos entendemos, como un pantallazo azul de Windows– y tenía que reiniciar el teléfono por completo. Ahí no queda la cosa, porque también me llegó a dar fallo de sistema, en el que me salía una pantalla en rojo con letras blancas que me obligó a resetear el teléfono por completo.

Es verdad que a mi no me importa, porque soy consciente de que estoy probando una ROM en desarrollo y, además, sé cómo reaccionar, pero si esto le pasa a un usuario que acaba de iniciarse en Android avanzado, puede que sea motivo para que tenga que mandar el teléfono al SAT. De todas maneras, esto solo pasaba de vez en cuando y en aplicaciones muy pesadas, pero en aplicaciones tipo WhatsApp o Telegram –aplicaciones ligeras– no he tenido ni un solo problema.

Capturas CyanogenMod 12

A modo de conslusión, y para acabar este apartado, hay algo que siempre tengo presente cuando instalo una ROM de este tipo: sacrifico funciones para obtener diseño o sacrifico diseño para conseguir funciones. Es algo que depende mucho del usuario, ya que habrá gente que prefiera un terminal rápido a una buena cámara/audio, y gente que prefiera lo contrario. Como véis en las capturas, CyanogenMod 12 luce realmente bien, pero en lo que a rendimiento se refiere, aún hay trabajo por delante.

Opinión personal

Como habéis podido deducir durante todo el artículo, en lo que a fluidez y diseño se refiere, CyanogenMod 12 es impecable. Todo se mueve rápido, todo va fluido y da gusto navegar por los menús. Google ha hecho un trabajo excelente con Android 5.0 Lollipop, y se nota que hay un salto generacional con anteriores versiones de Android, pero también se nota que aún le queda mucho trabajo, porque todos los fallos que tenga la versión oficial de Google, la hereda CyanogenMod 12 y, a su vez, todas la ROMs basadas en CyanogenMod 12.

Tras unas cuantas semanas, y habiéndole cogido cariño a CyanogenMod 12, he vuelto a una ROM stock personalizada por el simple hecho de que pagué unas funciones de las que, por el momento, no puedo disfrutar, como serían la cámara, el audio, la pantalla dividida y la duración de la batería, y eso es algo que CM12 no puede aportarme, al menos de momento.

Bootanimation de CyanogenMod 12

Lo único que espero es que CyanogenMod 12 siga trabajando para mejorar la ROM, porque a pesar de estar aún un poco verde, se nota que tiene futuro, y ahora mismo solo quiero pensar en que llegará el momento en el que todas las funciones de LG estén disponibles en CyanogenMod 12. Ahora, sí estamos hablando de un terminal de gama media, que no tiene estas funciones, os recomiendo encarecidamente que lo probéis, porque os vais a encontrar con un terminal totalmente nuevo –yo lo he hecho con mi antiguo HTC One S y es como tener un móvil recién sacado de la caja–.

Por supuesto, esto es una opinión personal basada en mi propia experiencia, y estoy seguro de que muchas de las personas que estáis leyendo esto habéis probado esta ROM en vuestros terminales. Al igual que yo he dado mi opinión y mi punto de vista, ahora os invito a que lo hagáis vosotros y nos contéis que os parece la ROM, si coincidís o no y cómo funciona en vuestro dispositivo si la habéis instalado.

¿Y vosotros, qué pensáis? ¿Habéis probado CyanogenMod 12?

Temas relacionados: LG G

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR