Close Button
Compartir

Por todos es sabido que una de las mejores ROMs que nos podemos encontrar en el panorama de Android avanzado es CyanogenMod. Esta ROM, caracterizada por darle soporte a un montón de terminales, ya sean más antiguos o más nuevos, tiene muchos puntos a favor, pero también tiene algunos en contra. Estos puntos suelen ser esenciales para algunas personas, y por eso hoy vamos a ver por qué no deberíamos instalar CyanogenMod.

Si tenemos un terminal de gama alta, tendremos muchas opciones que son extras añadidos por las capas de personalización o simplemente, funciones de hardware que las firmas añaden a sus terminales. Sin ir más lejos, el sensor de infrarrojos del LG G3, las funciones del S-Pen del Samsung Galaxy Note 4 o algo tan simple como la cámara. Todo esto no está disponible en CyanogenMod.

Es totalmente cierto que Android puro --algo que desde Andro4all defendemos siempre-- nos da muchas ventajas, como una experiencia total de Android, fluidez y la interfaz cien por cien Material Design, pero siempre tenemos que sacrificar algo. Podemos elegir entre sacrificar funciones y obtener fluidez y diseño (instalando CyanogenMod) o disfrutar de todas las funciones de tu terminal, por las que has pagado y sacrificar Android puro (dejando la ROM stock).

Cámara LG G3

Hablo de mi caso personal. Yo tengo un LG G3 y hasta hace unos días tenía instalado CyanogenMod, en concreto, CyanogenMod 12. Obviamente, no tenía las aplicaciones flotantes, ni el sensor de infrarrojos operativo, la cámara perdía calidad (ya que LG no ha liberado los drivers de la cámara), el sonido era bastante más bajo, la batería duraba menos y, a fin de cuentas, aunque CyanogenMod va realmente bien, echaba en falta todas las funciones que mi terminal me ofrece, motivo por el cual he vuelto a una ROM personalizada pero basada en la ROM stock.

Otro punto a tratar es el tema de las actualizaciones. Aunque yo soy de esas personas que adoran las actualizaciones de aplicaciones y software, tener que actualizar la ROM todos los días o cada dos días llega a cansar, sobre todo cuando son actualizaciones que, en realidad, no ofrecen algo realmente interesante. En muchas ocasiones, quizá sea preferible una actualización mensual que añada un valor real a la ROM, con todas las novedades y soluciones desarrolladas durante el mes.

Debo reconocer que esto es una opinión personal más que otra cosa. Es cierto que este tipo de ROMs pueden darle una nueva vida a los terminales de gama baja, baja-media, media, pero en los terminales de gama alta, que tienen muchísimas funciones añadidas gracias al software original, instalar CyanogenMod, o cualquier otra ROM que no sea basada en stock, puede ser un arma de doble filo. Cada cual debe elegir qué prefiere. Ahora es vuestro turno, así que no dudéis en comentarnos vuestra opinión sobre las ROMs personalizadas y qué lleváis en vuestro terminal.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Cuál es vuestra opinión?

Temas relacionados: CyanogenMod, LG G

Compartir
Disney+ logo
Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!