Close Button

Que Samsung y su capa de personalización no tienen muchos admiradores es algo más que evidente. Los críticos con Samsung esgrimen el argumento de que TouchWiz es una pieza de software con una abundancia de bloatware totalmente inútil demasiado grande, hasta el punto de tener comportamientos inaceptables en teléfonos de gama alta.

Borde curvo del Samsung Galaxy Note Edge

Todo esto es un secreto a voces pero, ¿tenían los detractores de TouchWiz alguna razón científica para criticar la capa de personalización? Muchos se basaban en su experiencia personal con otros terminales Samsung, pero la verdad es que hasta ahora no había venido nadie a dar una razón empírica del porqué de las cosas.

Los chicos de PhoneArena se han liado la manta a la cabeza y han sometido a TouchWiz en un Samsung Galaxy Note 4 a un cara a cara con el Android puro del Google Nexus 6. Las pruebas que han llevado a cabo han sido de navegación, ejecución de aplicaciones, navegación por el propio sistema operativo, carga del box de aplicaciones y de las aplicaciones recientes.

Lo cierto es que cabría esperar que el Samsung Galaxy Note 4 fallaría miserablemente en todos los aspectos, pero ha habido algunos en los que se ha mantenido honrosamente a flote. Antes de especificar cuáles han sido estos, habría que establecer un pequeño concepto.

Si visitáis el enlace a la fuente, veréis que el test se ha llevado a cabo mencionando dos variables: HOT y COLD. En el caso de la primera se supone que la aplicación o el proceso que se intenta cargar ya está en la memoria RAM, y en el caso de la segunda se supone que se abre la aplicación o el proceso por primera vez.

TouchWiz en el Samsung Galaxy Note 4

Especialmente abriendo las aplicaciones “en frío”, TouchWiz ha mostrado tiempos de carga sorprendentemente más bajos que los de Google, pero una vez que pasamos a volver de una aplicación a la pantalla de inicio, ya sea “en frío” o no, el Google Nexus 6 no ha tenido rival.

Al comparar la fluidez y la estabilidad de la pantalla, en PhoneArena han constatado que también es más que evidente que el Google Nexus 6 sale ganando, por un margen bastante significativo pero no muy amplio, y de toda esta información se pueden desprender varias conclusiones.

La primera de ellas es que una gran mayoría de nosotros queríamos ver a TouchWiz fallando de forma real y palpable, y tener datos en la mano con los que poder apoyar nuestras afirmaciones sobre la capa de personalización de los coreanos, pero no ha sido así. Ha fallado, sí, pero no tan estrepitosamente.

La segunda conclusión es que Samsung ha hecho un buen trabajo optimizando su capa de personalización para competir con Android puro en términos cercanos, pero hoy por hoy Google le sigue ganando la partida y ha seguido dejando de manifiesto que como Android stock no hay nada.

La tercera y última conclusión es que el firmware de Samsung sigue necesitando una buena dieta de adelgazamiento, le pese a quien le pese, y esto es justamente lo que se supone que han estado haciendo con el Samsung Galaxy S6. Aún así es lógico que haya quien tenga sus dudas en este aspecto, y lo único que nos queda por hacer es esperar a que se presente oficialmente y se pueda comprobar esa reducción del bloatware de forma palpable.

Temas relacionados: Samsung Galaxy Note

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR