Así son los terminales de los editores de Andro4all: Mi Sony Xperia M2

Última actualización el 22/03/2015 a las 13:17

Otra semana que pasa, otra semana que damos cuenta de uno de los terminales de nuestros editores. Ya hemos hablado del HTC One M8 de Òscar, del LG G2 de Xavi o del Motorola Moto G de Adrián, y esta semana vamos con un terminal y un editor diferentes.

Sony Xperia M2

En este caso el turno me toca a mí y a mi Sony Xperia M2, un terminal que de momento y para el uso que le doy no me ha dado más que satisfacciones y buenas sensaciones. Dentro de unas líneas os contaré, cómo empecé en esto de los smartphones, las aplicaciones que utilizo habitualmente y la personalización que uso.

Mis inicios en Android

Mi primer smartphone no fue Android, sino una BlackBerry Curve 9320. Para mí por entonces el teclado físico era algo muy importante y no estaba dispuesto a renunciar a ello, así que con un plan que me ofreció mi operadora de por entonces me decidí a comprar una.

Hubo varias cosas que me gustaron de mi BlackBerry –que todavía conservo–, entre ellas lo bien optimizado que estaba el sistema operativo para la máquina que lo ejecutaba, el consumo de datos mínimo de las aplicaciones que usaba y tener una oficina virtual en el bolsillo, pero pronto vi que en algunos aspectos se me quedaba pequeña.

Un año después de tener la BlackBerry me decidí a dar el salto a Android, entre otras cosas por la oferta de aplicaciones, juegos y la buena prensa que estaba recibiendo. Como no quería dejarme mucho dinero con el terminal, nuevamente acudí a mi operadora para ver qué podía conseguir por el mínimo posible. Tampoco quería empezar por lo más alto, de modo que me decidí por un modesto HTC Explorer que me sirvió para dar mis primeros y tímidos pasos en el mundo Android.

htc explorer

Con este pequeño gama de entrada con una pantalla mínima se me abrió un mundo de posibilidades: Desde tener acceso nativo a mis cuentas de Gmail, a poder jugar a juegos más o menos modernos, a poder probar muchas aplicaciones diferentes y a experimentar por fin con un dispositivo totalmente táctil, algo que yo pensaba que me quedaba muy grande.

Con este terminal aprendí los procesos de rooteo y desbloqueo del bootloader, y fui instalando mis primeras ROMs personalizadas, probando con varias diferentes durante bastantes meses. Era raro que estuviera más de un mes con una ROM fija.

Con el tiempo cambié de operadora y me ofrecieron un LG Optimus L5 a coste cero, y como tenía la pantalla más grande y flash LED acepté. Me arrepentiré toda la vida, y en seguida os cuento por qué.

lg optimus l5

La capa de personalización no me gustó nada, eso para empezar, y podemos seguir con su pantalla deficiente. No me valía con cambiar el launcher, así que después de aproximadamente un frustrante mes de lagueos, tiempos de carga ridículamente altos y demás, ni corto ni perezoso lo rooteé, le instalé SlimBean e intenté sacarle el máximo partido. Esto me dejó un terminal más o menos utilizable, así que a base de trucos fui trampeando hasta que por fin Sony apareció con algo que me llamó lo bastante la atención.

En la actualidad

Después de haber conseguido trampear lo bastante como para tener un LG Optimus L5 usable durante más o menos otro año, me harté y me decidí a buscar algo que se ajustara mejor a mis necesidades. Para empezar, cuatro pulgadas no era lo bastante grande. Necesitaba algo más de pantalla, y después de haber probado distintos modelos quería algo de unas cinco pulgadas.

Aprovechando que nosotros ya habíamos hecho un análisis del Sony Xperia M2, me fijé bastante en lo que comentaron Carlos y Jaume sobre el terminal a la hora de decidirme. El teléfono me gustó mucho sobre el papel, así que esta vez pasé de intermediarios y compré el dispositivo libre, y estoy encantado.

Sony Xperia Diseño

Por fin tenía un dispositivo que funcionaba fluido, con unas especificaciones decentes, una capa de personalización muy bien ajustada a la máquina y que no me desagradaba. Y de momento aguanta la ROM que traía el terminal actualizada a Android 4.4.4, sin que tenga planes de rootear el terminal o instalar una ROM diferente. Por primera vez no lo necesito. Es más, me ha gustado tanto la experiencia que probablemente en mi próximo cambio me acabaré haciendo con un Sony Xperia Z4.

Mis aplicaciones favoritas

sony xperia m2 sergio

Entrando ya más en profundidad en las apps que uso habitualmente, la verdad es que gran parte de lo que utilizaba antes como Xposed Framework, Greenify o Wakelock Detector ya no lo necesito –reconozco que a veces echo de menos Xposed–. Me he vuelto bastante estándar con las apps, y como le doy un uso corriente lo que más suelo utilizar es el cliente de Twitter Fenix, Facebook, Evernote y Trello para el trabajo, Reddit Sync, Menéame para leer las noticias, la aplicación de meteorología Weatherbug, la alarma Timely y el reproductor de música Poweramp. Huelga decir que utilizo muchísimo WhatsApp y Telegram.

En cuanto a juegos bueno, antes jugaba más. Hoy por hoy sólo tengo tres instalados: Pump BMX 2, Five Nights At Freddy’s 2 y World Of Goo, aunque también he tenido endless runners como Temple Run 2, juegos de rol como Terra Battle o juegos arcade como Red Bull Air Race. Donde más suelo jugar es en la tablet, donde tengo instalado Hearthstone entre otros.

Sin el reproductor de música especialmente no puedo vivir. Ya sé que los Sony Xperia llevan por defecto Sony Walkman, pero estoy muy acostumbrado a Poweramp y como buen audiófilo y amante de la música que soy –también escribo en Xombit Music— me gusta poder retocar cada aspecto del sonido. Con Poweramp puedo hacerlo sin problemas, y hoy por hoy me parece el mejor reproductor de música para Android.

En cuanto a la personalización, me gusta demasiado el aspecto de Android puro, eso sí lo echo de menos, y por eso tengo instalado Nova Launcher con el pack de iconos Moonshine. El widget horario es de Timely, y para los fondos de pantalla utilizo Zedge. Como veis me gusta organizar mi pantalla principal en carpetas para tener a un par de pulsaciones todas las aplicaciones que suelo usar de forma regular.

Y creo que esto es todo lo que puedo contar de mi Android. Como ya digo me gusta la ROM de Sony y lo bien que funciona en este terminal, aunque no vaya a actualizar a Lollipop. Si no cambio de terminal este año es probable que me pueda acompañar sin muchos problemas al menos otro año más. Espero que este repaso a mi historia con Android y mi experiencia os haya gustado y no se os haya hecho muy pesado.

VER COMENTARIOS

Recomendado