Huawei Mate S y Force Touch, ¿es hora de cambiar cómo usamos la pantalla?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Huawei Mate S y G8

Huawei y su Mate S han causado un gran revuelo en el IFA. La presentación del nuevo flagship de los chinos ha sido de lo más aplaudido durante la feria, y en gran parte ha sido gracias a la tecnología que permite interactuar con la pantalla basándose en la presión que se realiza sobre ella. Nos referimos a Force Touch, una tecnología que en Apple iban a incorporar a la próxima versión de iOS –que llegaría con el iPhone 6s– y que ya estaba presente en los Apple Watch, pero que los chinos han presentado primero aplicada a un smartphone.

No es que esto de buscar nuevas formas de interactuar con la pantalla por parte de Huawei sea algo nuevo. Durante la presentación del Huawei P8 pudimos ver una nueva característica llamada Knuckle Sense, que permite dar órdenes a la pantalla con los nudillos en lugar de con el dedo. Con la presentación de este Huawei Mate S hemos visto la llegada de la segunda encarnación de Knuckle Sense, que básicamente se traduce en una mejora de la anterior.

Lo que los chinos proponen con Force Touch es algo completamente diferente. Ahora bien, si contamos el trabajo de la Comunidad, Xposed Framework introdujo Force Touch en Android mucho antes que Huawei.

apple-watch

“Force Touch” significa “pantallas sensibles”

Al igual que la función de Apple, el Force Touch de Huawei es capaz de diferenciar la presión en la pantalla de las manos del usuario, lo que permite al terminal distinguir entre distintas funciones a ejectuar. Estas pueden ir desde hacer zoom a un área de una foto o abrir aplicaciones, e incluso, como ya se demostró en el IFA, usar el teléfono como una báscula. Suena raro, pero los chicos de Huawei demostraron que sí se podía.

La idea de pesar algo en la pantalla de un smartphone suena bastante absurda. Las probabilidades principales e intentar algo así suelen acabar en pantallas rotas. Pero para los chinos no. En Huawei han demostrado que se puede dar un uso diferente a las pantallas de los smartphones, sólo hay que atreverse a imaginarlo. En la presentación del dispositivo se pesó una naranja sobre la pantalla del Huawei Mate S, y esta demostración se llevó una gran ovación por parte de los asistentes.

Todavía quedan muchas dudas con respecto a la precisión del Force Touch de Huawei. Sobre las aplicaciones prácticas quizá no haya tantas, después de todo ya ha pasado un tiempo desde la presentación del Apple Watch y seguramente los ingenieros de Huawei ya habrán tenido tiempo de juguetear con los relojes inteligentes de Apple.

Huawei Mate S

¿Es necesario cambiar la forma de usar la pantalla?

Esta, bajo mi punto de vista, es la gran pregunta a contestar. En Huawei tienen muchísima ambición y está claro que ser los primeros en adoptar una nueva tecnología otorga un cierto estatus. Ser pionero en algo hace que puedas andar por la calle con la cabeza muy alta, pero creo que Force Touch aún no está maduro, al menos en el caso de Huawei.

Si adaptan la utilidad de la función y la convierten en algo similar a como es en el Apple Watch, el Force Touch de Huawei puede ser un game changer en Android. La posibilidad de controlar el smartphone con un toque en la pantalla, sin necesidad de deslizar o acudir a menús para hacer tareas como responder a un mensaje es bastante atractiva. Sin embargo, y dado que la naranja usada en la demostración tenía un peso de 280 gramos según el Huawei Mate S, puede que aún haya que mejorar su precisión.

Con respecto a si es necesario cambiar la forma de interactuar con la pantalla, no creo que sea necesario romper con las formas tradicionales. Lo que sí hay que hacer es ofrecer opciones nuevas a la hora de acometer el control de un dispositivo móvil, algo que facilite la vida de los usuarios, y no al revés.

Pongamos un ejemplo de esto último. Cuando hice mi análisis del bq Aquaris E4.5 Ubuntu Edition, comenté que el sistema de control era algo engorroso. La idea de crear un sistema operativo controlado por gestos es muy buena, pero en el momento en el que el usuario debe readaptarse por completo deja de ser buena al instante. Con el Force Touch de Huawei podría pasar lo mismo si no se implementa adecuadamente.

Aparte de esto, ¿qué más se puede hacer con Force Touch y Knuckle Sense? Quizá añadir atajos a tareas, pero de momento poco más. Las posibilidades de ambos sistemas aún no se han explorado lo suficiente, y para tener una idea más clara de qué se puede hacer en Huawei han creado Force Touch Idea Lab, donde recogerán ideas de los usuarios para Force Touch. Nunca está de más que un fabricante se anime a recibir el feedback de la comunidad, algo que es de aplaudir.

Como conclusión final y a modo de resumen, Huawei puede cambiar las reglas de la interacción con un smartphone Android sólo si hace las cosas bien. De lo contrario tendremos otra idea en el cubo de los descartes, y es que muchos usuarios pueden pasar por lo básico sin llegar a preocuparse por lo que esto les podría ofrecer.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Huawei Mate S, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion