Investigadores realizan un descubrimiento que nos acerca a la “batería definitiva”

Última actualización el 13/11/2015 a las 19:16

Gracias a las numerosas investigaciones que se están llevando a cabo en estos momentos acerca del desarrollo de baterías de litio-oxígeno (Li-aire para abreviar), un grupo de investigadores ha realizado tal descubrimiento que podría dar lugar a que la batería definitiva esté cada vez más cercana.

Ésto se debe a que han superado varias barreras en el proceso de investigación y desarrollo que antes parecían imposibles.

mAh de la batería del LG G3

El compuesto litio- oxígeno ha sido venerado por muchos científicos, puesto que sostienen que constituye la base de la batería final y absoluta, la batería creada para gobernarlas a todas.

Se debe a que su habilidad de almacenamiento de energía es mucho mayor en términos de densidad comparado con otros compuestos, como por ejemplo la tecnología de iones de litio que se usa hoy en día.

El compuesto de litio-oxígeno puede albergar hasta diez veces la densidad de energía que se ofrece en las baterías de la actualidad.

Al parecer, lo mencionado anteriormente haría posible la creación de módulos de batería más pequeños, más baratos y de más duración para todo dispositivo que necesite una batería para funcionar.

El tremendo beneficio potencial que el descubrimiento conlleva se pensaba incluso ficticio, demasiado bueno para ser realidad, sin embargo parece que los investigadores están cada más cerca de una solución viable.

Batería baja

Investigadores de la Universidad de Cambridge han demostrado en acción una nueva célula de batería Li-aire que es un 90% más eficiente y estable que los intentos anteriores, y ésta puede ser recargada más de 2000 veces.

A pesar de todo, como en todas estas tecnologías emergentes sobre baterías, todavía existe un gran número de obstáculos que sobrepasar antes de que veamos algo que se aproxime a un producto remotamente comercializable.

Como todos sabemos, o por lo menos intuimo, la tecnología de desarrollo de baterías no ha sabido mantener el ritmo respecto a otros componentes electrónicos que se encuentran en los terminales, como pueden ser los procesadores o incluso los módulos fotográficos, lo que resulta en una duración cada vez menor de nuestros dispositivos, que a su vez se traduce en un menor tiempo de uso.

Está claro que realmente la necesidad de litio es cada vez mayor, por lo que es excesivamente urgente la necesidad de encontrar un compuesto que lo sustituya o que, al menos, no requiera de tantas cantidades, ya que es muy posible que disminuyan las existencias en un futuro no muy lejano.

Ésto haría que las ya existentes baterías tornase increíblemente cara, obligando a buscar alternativas viables

Huawei P8

La diferencia entre una batería de Li-aire y otra de iones de litio se encuentra en el electrodo de la misma. En vez de grafito, investigadores han desarrollado el electrodo que usan a partir de grafeno, material del cual probablemente no has dejado de oír hablar en los últimos años.

El grafeno es increíblemente poroso y se combina con yoduro de litio para disminuir la brecha entre carga y descarga a sólo 0,2 voltios, lo que hace a la batería mucho más eficiente que implementaciones previas a la misma, que padecía de una brecha de entre 0,5 y 1 voltios.

A pesar de todo, como con baterías que han sido previamente aumentada su capacidad de almacenamiento de energía, existe un problema con las fibras de metal del litio llamadas dendritas, las cuales se pueden formar en el electrodo de metal, lo que en algún momento pueden llevar a un cortocircuito en el interior de la batería, e incluso puede llegar a causar explosiones.

Los investigadores todavía no han encontrado una manera de proteger el electrodo de metal del dióxido, nitrógeno y humedad en el ambiente alrededor de la batería

batería de litio oxígeno futura tecnología

Desafortunadamente ésto implica que el equipo de investigadores no espere desarrollar un diseño práctico y viable hasta por lo menos dentro de un década si los eventos se desenvuelven tal y como se espera, pero por lo menos ahora la tecnología parece ser factible.

¿Qué te parece la investigación sobre las baterías? Interesante, ¿verdad?