El día en que las baterías extraíbles murieron

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Batería LG

¿Os acordáis de cuándo empezamos a dejar de poder sacar la batería de nuestros móviles? Al principio se montó un buen lío puesto que estábamos acostumbrados a poder cambiar nuestras baterías defectuosas, y el negárnoslo fue para muchos, una injusticia. Ahora, no son tantos los que mantienen esa postura, entre los que me encuentro yo. ¿Por qué?

Con el MWC acercándose cual catarro en invierno, y con la sorpresa de la resurrección del mítico N95 consiguiendo que nos frotemos las manos, no está de más repasar un poco cómo ha cambiado el panorama de la telefonía móvil en estos años.

Nokia partía el bacalao

Por aquellos años, Android ni siquiera existía, y Symbian era el sistema operativo predominante. Lejos de temas de software, Nokia se hizo con el mercado mundial por sus buenas estrategias, sus atrevidos diseños –aunque algunos no salieran muy bien– y teléfonos brutales cómo el N95, posiblemente el mejor móvil en su historia y el estridente Nokia 3320. Era completamente normal quitarle la batería a nuestros móviles, necesario incluso, sobre todo para reemplazarlas en el caso de que se rompieran.

Batería Huawei

Era ideal. No sólo eran móviles duraderos, resistentes, sino que debido a los pocos recursos que consumía el hardware en esa época, la autonomía en la gran parte de los casos era más que suficiente, por lo que tenías días y días de uso. Por no decir que Nokia, por aquellos tiempos, sabía implementar buenos componentes para que la experiencia fuera aún mejor.

Y la burbuja estalló

Con la llegada de Android muchas cosas cambiaron. El hardware aumentó progresivamente –y sigue aumentando– y por ende, nuestra implicación con nuestros móviles también. Cambios continuos nos invadieron, innovaciones por todos lados… Hasta que a las empresas se les ocurrió la idea de los llamados chasis unibody o cuerpos de una sola pieza. Eran pocos en su principio, y la idea de no poder retirar la batería en ningún momento no hacía ninguna gracia, y más teniendo en cuenta las pocas ventajas que esto traía a los usuarios.

Nexus 5 batería

Quizás te interese: La serie N de Nokia está a punto de regresar al mercado

Nos sentíamos, yo por lo menos, y muchos de mis amigos, timados y estafados. ¿No poder cambiar la batería de un móvil que hemos pagado? Habíamos adquirido un producto con sus correspondientes componentes con nuestro dinero. ¿Y si se nos fastidiaba la batería? ¿Por tener un móvil más resistente? Incluso algunos temieron de que esto fuera algo pasajero, y que afectara al mercado. Y como ya sabéis, no ha sido así.

Y la burbuja… ¿volvió?

Motorola Batería

En la actualidad, es algo más que normal que casi todos los smartphones sean unibody. Quitando algunas marcas como LG o algunos móviles de gama baja mantienen en algunas ocasiones el poder retirar la tapa y sacar la batería, es algo que prácticamente ha muerto. Yo, personalmente, considero esto algo bueno, he cambiado de opinión. Esto produce mejores diseños, otorga resistencia a nuestros móviles y en bastantes casos consigue que las marcas pongan una buena batería en sus gamas más altas para no quedarse cortos.

Hay avances que sí, y avances que no. ¿No crees?

¿Qué crees tú? ¿Prefieres poder sacar la batería?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Batería, Baterías externas Android, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion