He pasado de móviles de 600 euros a uno de 140, y estoy muy contento con él

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Merece la pena gastarse 600 euros en un móvil? Cuántas veces me habrán hecho esta pregunta y cuántas veces me la he hecho yo mismo, sin poder dar una respuesta concisa. Sin embargo, tras la experiencia que os voy a contar, lo tengo bastante más claro.

Soy de los que siempre o casi siempre ha tenido móviles de gama alta. Móviles caros, sí, pero móviles que raras veces me han fallado en algo importante. Y precisamente por eso nunca hasta ahora me había planteado comprar un smartphone económico, de características mucho más humildes que a las que siempre he estado acostumbrado. Las mejores cámaras, pantallas de alta resolución, procesadores de última generación, memoria para dar y regalar, materiales de construcción que usan en aviones,…

Mi penúltimo móvil, un Samsung Galaxy S7, ha sufrido una corta pero intensa agonía tras los sucesivos golpes que el suelo le dio durante el tiempo que lo tuve. Sí, soy un poco desastre a la hora de cuidar los móviles, para qué negarlo. Así, llegó un punto en el que ya casi no podía usarlo. El móvil funcionaba perfectamente, pero la pantalla estaba demasiado rota.

Así las cosas, me dispuse a mirar móvil nuevo, y otra vez me volví a acercar a las altas esferas. Sin embargo, la dichosa pregunta volvió a mi mente: ¿En serio merece la pena comprarse un móvil tan caro? A la que le siguió otra pregunta que ya me convenció: ¿Realmente necesito un móvil tan caro?

De un Samsung Galaxy S7 a un Meizu M3S

Tras darle un buen repaso al mercado, preguntar a mis compañeros, y meditar mucho con la almohada, me decidí. El móvil elegido fue el Meizu M3s. Un móvil que posiblemente ni os suene a muchos de vosotros, como es lógico, pero que en ese momento me pareció una buena opción. El teléfono se puede comprar por unos 140 euros en Amazon ahora mismo.

He de decir que el uso que le doy al móvil no llega a ser básico, pero tampoco es demasiado exigente. Principalmente lo uso para navegar de forma esporádica, ver algún que otro vídeo (YouTube, Amazon Prime Video), hablar por WhatsApp, gestionar mis cuentas bancarias y de telefonía, pero sobre todo, para trabajar.

En total tendré en torno a unas 50 aplicaciones instaladas. Eso sí, entre ellas no se encuentra la de Facebook, dado que no uso demasiado mi cuenta personal de Facebook y además, la versión web móvil funciona bastante bien. La que sí tengo instalada es la de administración de páginas de Facebook, que ni mucho menos consume tantos recursos como la app principal.

Te recomendamos | He usado la versión móvil de Facebook una semana y no vuelvo a usar la app oficial

No tengo juegos instalados, aunque sí he instalado alguno potente para comprobar qué tal se comportaba el móvil, y la verdad es que superó la prueba con nota. Otra parte importante que creo que hay que mencionar es que apenas le doy importancia al apartado fotográfico, porque no suelo usar la cámara de mis móviles. Así, con una calidad media, tengo más que suficiente.

¿Hay diferencias en el día a día?

Estoy seguro de que hay muchos móviles de 140 euros que son insufribles en el día a día. Pero precisamente este Meizu me funciona a las mil maravillas, e incluso en algunos aspectos estoy mucho más contento que con el Galaxy S7. Uno de estos aspectos, para mí clave, porque como digo, principalmente uso el móvil para trabajar, es el de la autonomía. He ganado en torno a una hora de pantalla activa al día.

Sí, el Meizu M3s tiene una pantalla con resolución HD, mientras que la del Galaxy S7 es Quad HD, es decir, que tiene muchos menos píxeles en pantalla, y por tanto, consume mucha menos batería. También tiene un procesador menos potente, por lo que es probable que también consuma menos que el del S7. En general, lo más lógico es que todos o la mayoría de los componentes del Meizu, necesiten menos energía que los del S7.

Y aquí puedo responder de forma definitiva a las preguntas. ¿Necesito móviles de gama alta? Evidentemente no. ¿Merece la pena comprarse un móvil tan caro? A mí, dado el uso que le doy a los móviles, no me merece la pena. El rendimiento que me ofrece el Meizu es suficiente para mí. Sí que es cierto que me tarda un segundo más en abrir Chrome, o me tarda un segundo más en cargar el feed de noticias, pero no es algo preocupante ni mucho menos. Prefiero eso, pero que le dure más la batería.

Por otra parte, uno de los aspectos que más me preocupaba era el de la calidad de la pantalla, pero he quedado gratamente sorprendido. A pesar de tener una pantalla “solo” HD, la calidad del panel de este Meizu M3s es muy buena. Se ve todo muy nítido y con unos colores fieles a la realidad. Incluso en la calle la veo muy bien, gracias a su gran nivel de brillo.

Meizu m3s frontal

Para acabar con las bondades del Meizu, debo destacar también su diseño. Es un móvil compacto, que es algo que valoro mucho en un smartphone, y gran parte del terminal, desde los bordes hasta toda la parte trasera, es de aluminio. Además, tiene un sensor de huellas que funciona muy bien.

Si tuviese que mejorar algún aspecto del Meizu M3s sería quizás la calidad del sonido, aunque no es algo ni que me preocupe, ni que empañe la calidad general del terminal. En conclusión, lo cierto es que no echo nada de menos el Samsung Galaxy S7, y eso es mucho decir.

Creo que ya no solo los móviles de gama media, sino también algunos modelos de gama baja, han llegado a un nivel bastante bueno, por lo que son teléfonos totalmente válidos para la gran mayoría de usuarios. Así que recuerda, cuando vayas a comprar un móvil nuevo, piensa en el uso real que les das, y acertarás con tu decisión.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en LVG, Meizu m3s, Recopilaciones y comparativas Android, Samsung Galaxy S7
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion