Los smartphones con peor diseño de la historia de Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Que Android sea un sistema operativo tan abierto tiene muchas ventajas. Principalmente, que las compañías tienen la opción de vender terminales de todos los rangos de precio diferentes, lo cual nos permite a nosotros, los usuarios, elegir entre un variado abanico de posibilidades completamente distintas.

Claro que, esta flexibilidad que ofrece nuestro sistema operativo, no siempre se utiliza para mejorar lo la existente. De hecho, en más de una ocasión, los fabricantes han decidido tirar la casa por la ventana y, en su afán por revolucionar el sector, lanzar al mercado smartphones más bien extraños.

Así pues, hoy hemos querido rememorar los tiempos en los que el diseño minimalista y elegante no era la principal prioridad de los fabricantes. A continuación, os dejamos con los que son, para nosotros, los 5 smartphones con peor diseño de la historia de Android.

Samsung Galaxy Beam

Vista frontal del Samsung Galaxy Beam

La intención era buena; la ejecución, no tanto. Acoplar un proyector de 15 lúmenes a la parte trasera de un smartphone de gama alta parecía ser el sueño de todo aquel amante del consumo de contenido multimedia desde el móvil, aunque finalmente, el Galaxy Beam de Samsung acabó en el baúl de los fracasos de la coreana.

Dejando a un lado las especificaciones y características más técnicas del smartphone, nos encontramos con una cosa de color negro con detalles en amarillo chillón –¿en serio, Samsung?–, cuya parte trasera estaba reinada por una imponente joroba que disparaba el grosor del terminal.

A modo de curiosidad, comentar que, unos años más tarde, Samsung decidió presentar una segunda generación de este experimento con forma de smartphone, con un diseño algo más pulido. ¿El resultado? Un éxito acorde al de su antecesor. Es decir, nulo.

Motorola FlipOut

Motorola FlipOut

Alrededor de dos años después del nacimiento de Android, Motorola decidió aventurarse lanzando al mercado un smartphone con un diseño tan innovador como cuestionable: el Motorola FlipOut. Se trataba de un teléfono con pantalla cuadrada, que contaba con un teclado QWERTY físico que se deslizaba de forma lateral.

Probablemente, este Transformer cuadrado sea el extremo opuesto al diseño minimalista y elegante que la mayoría de nosotros buscamos en un smartphone a día de hoy. Sea como sea, y aunque parezca increíble, el FlipOut llegó a venderse bastante bien.

HTC ChaCha

HTC ChaCha

¿Qué pasa si mezclas un HTC Wildfire con una Blackberry? HTC debió hacerse esta misma pregunta allá por el año 2011, cuando decidió aliarse con Facebook y posteriormente presentar el ChaCha –o ChaChaCha, dependiendo del mercado–.

El ChaCha era un terminal destinado a los usuarios más sociales, que tenía una pantalla de 2,6 pulgadas y un teclado físico que ocupaba la mitad inferior del frontal. Si bien es cierto que el terminal contaba con algunas partes de su cuerpo fabricado en aluminio, la mezcla de colores blanco y plateado, un chasis doblado por la mitad para, supuestamente, mejorar la ergonomía a la hora de escribir, y el botón azul de Facebook ubicado en la parte inferior, marcaron el antítesis del buen gusto al que HTC nos tiene acostumbrados.

LG Optimus VU y Optimus VU

Aspecto físico del LG Optimus Vu II

Cuando Samsung presentó el Galaxy Note, fueron muchos los fabricantes que decidieron apostar por los terminales de gran pantalla, con más o menos éxito. Sin embargo, LG aprovechó la situación para presentar el Optimus VU, un gigante –en su momento– con pantalla de 5 pulgadas y un formato casi cuadrado cuyas esquinas se clavarían en tus manos cuando menos te esperabas, y que bien podría servir de guía para el resto de fabricantes a la hora de desarrollar un smartphone lo menos ergonómico posible. Por supuesto, LG presentó una segunda generación más grante, más cuadrada, y más fea.

Samsung Galaxy S4 Zoom

Samsung Galaxy S4 Zoom

A Samsung le gusta eso de acoplar cosas en la parte trasera de sus smartphones. Unos años más tarde de presentar el Galaxy Beam, la coreana aprovechó su exitoso Galaxy S4 para presentar una variante con zoom óptico de 10 aumentos, el Galaxy S4 Zoom.

De nuevo, la idea era muy buena, y lo cierto es que la cámara del dispositivo era capaz de ofrecer unos resultados bastante decentes. Sin embargo, Samsung decidió crear este terminal única y exclusivamente para hacer fotos, lo cual acabó traduciéndose en un diseño nefasto a favor de una experienacia fotográfica agradable.

El terminal, en su parte frontal, era un calco exacto del Galaxy S4 original. El problema venía cuando lo dábamos la vuelta y nos encontrábamos con un monstruo de color blanco de más de 1 centímetro y medio de grosor con una joroba que hacía casi imposible la idea de transportar el teléfono en el bolsillo.

Con el paso del tiempo, el apartado del diseño ha cobrado una gran importancia de cara a los usuarios a la hora de elegir su próximo móvil. Claro que, mucha culpa de ello la tienen los fabricantes, pues a día de hoy podemos encontrar terminales espectaculares, con materiales de fabricación “premium” y diseños sobrios y elegantes que nos hacen olvidar los tiempos donde los plásticos y materiales de mala calidad eran los principales protagonistas del sector.

¿Cuál es, para ti, el smartphone más feo de la historia de Android?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion