¿Realmente es tan fácil engañar al escáner de iris del Samsung Galaxy S8?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Durante estos últimos días, varios medios se han hecho eco de la noticia que afirma que unos supuestos hackers que habrían logrado saltarse la protección mediante el escáner de iris del Samsung Galaxy S8, que analizábamos a fondo hace unos días, utilizando una simple foto del usuario del terminal y una lentilla.

La noticia ha corrido como la pólvora por las redes, y lo cierto es que no es para menos. Solamente unas semanas después del lanzamiento del terminal, el sistema de reconocimiento facial del Galaxy S8 quedaba en entredicho debido a que otro grupo de hackers lograron engañarlo mediante una simple fotografía del usuario, y ahora, el lector de iris habría demostrado que la alta seguridad que promete, no lo es tanto. Pero, ¿realmente es así?

¿Es posible engañar al lector de iris del Galaxy S8 con una foto y una lentilla?

Este grupo de hackers alemanes del “Chaos Computer Club”, habría demosotrado recientemente que el lector de iris que el terminal incorpora en su parte frontal carece del nivel de seguridad necesario para mantener a salvo la información almacenada en el terminal. En el vídeo sobre estas líneas, se observa cómo, mediante una fotografía del usuario en cuestión, y una lentilla, sería posible saltarse esta verificación mediante el sistema biométrico con el que cuenta el último terminal de Samsung.

De esta forma, podríamos concluir que sí, el escáner de iris del Galaxy S8 puede ser comprometido mediante una de las muchas fotos de los usuarios que, probablemente, abundan en sus redes sociales, y una lentilla con el fin de simular la curvatura del globo ocular. Sin embargo, los propios miembros del “Chaos Computer Club” afirman que para poder realizar este proceso, la foto de la víctima debe ser tomada a una distancia máxima de 3 metros, utilizando el modo nocturno o infrarrojo de una cámara de fotos digital y posteriormente imprimiendo la imagen con una impresora láser para obtener la calidad necesaria. Así pues, aunque es posible saltarse este método de seguridad, deben darse varias coincidencias para que el posible atacante pueda lograrlo.

Puede que el escáner de iris no sea el sistema biométrico más seguro del Samsung Galaxy S8, pero lo cierto es que el lector de huellas que muchos utilizamos en nuestros smartphones tampoco lo es, como ya se ha demostrado en otras ocasiones. Al fin y al cabo, este tipo de tecnologías no son más que una forma de desbloquear o bloquear el terminal de una forma más cómoda y rápida, a la vez que se aporta un nivel extra de seguridad. Sin embargo, una contraseña o PIN realmente difícil de descifrar es la mejor manera de mantener a salvo nuestro smartphone.

¿Qué método de seguridad utilizas en tu smartphone?

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Escáner de iris, Samsung Galaxy S8, Samsung Galaxy S8+
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs