El fin del roaming en la Unión Europea ha llegado, pero no es oro todo lo que reluce

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tal y como lo lees, el fin del roaming en la Unión Europea por fin ha llegado tras dos años desde que se votara su eliminación en el Parlamento Europeo. Algo de lo que te hablamos hace poco, y que tiene bastantes ventajas para la gente que viaja por la Unión Europea, que ya no tendrá que pagar un sobrecoste por acceder a la conexión de datos y a la red móvil.

Todo un avance que, por otra parte también tiene sus desventajas, ya que, en este caso, no es oro todo lo que reluce.

Ya no hay roaming en la Unión Europea, ¿a cambio de que?

Ya te hablamos del fin del roaming, o itinerancia de datos, hace unos meses. Su fin en la Unión Europea implica que, cuando viajes por países que formen parte de la misma, no tendrás que pagar de más por acceder a la red móvil ni por usar tus datos, que era lo que venía pasando hasta ahora.

Sin embargo, los operadores móviles te pueden exigir un pago por usar sus servicios en otro país que no sea el tuyo. Pago que, con la nueva regulación, no podrá ser superior de 7,70 euros por cada giga. Y este, se irá reduciendo hasta llegar a los 2,50 euros por giga en 2022. Pero, como te vamos a contar, el fin del roaming no es de color de rosas, ya que conlleva consecuencias negativas para los usuarios, aunque no precisamente relacionadas con el roaming.

Roaming Unión Europea

Y es que, en la votación que hubo en 2015 para acabar con el roaming, también se votaba la regulación de la neutralidad de la red. ¿Que qué es la neutralidad de la red? Bien, pues la neutralidad de la red implica que los proveedores a los que les compras el acceso a internet, deben tratar por igual todo el tráfico, sin ningún tipo de discriminación o trato de favor.

Esto significa que, a tu proveedor de internet le tiene que dar igual que veas una película en Netflix, un vídeo en YouTube o que, simplemente, estés leyendo las noticias. Tiene que tratar todo el tráfico que generas de la misma manera.

Netflix

Con la nueva normativa que entra en vigor, se autoriza a que los proveedores ofrezcan “condiciones especiales”, es decir, que te ofrezcan pagar más para darte una calidad superior, necesaria para acceder a ciertos servicios, “siempre que esto no repercuta en la calidad general”.

Por tanto, pese a la alegría del fin del roaming en la Unión Europea, los usuarios vamos a tener que soportar una neutralidad parcial en la red, es decir, que las compañías proveedoras de internet puedan, a partir de ahora, tener mucha más libertad de regular el tráfico a su antojo, lo cual, podría repercutir en un sobrecoste para ciertos usuarios, y un trato desigual para el resto.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en internet, Roaming, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion