Android 8.0 Oreo, análisis a fondo y opinión: ¿merecen la pena las nuevas características?

Android 8.0 Oreo, análisis a fondo y opinión: ¿merecen la pena las nuevas características?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Android 8.0 Oreo

Cuando Andy Rubin, Chris White, Rich Miner y Nick Sears se embarcaron en el desarrollo de Android por primera vez, no tenían ni la más remota idea de la relevancia que cobraría su software unos cuantos años después en la industria telefónica mundial. Tras veinticinco versiones, Android 8.0 llegaba el pasado mes de agosto, celebrando que el sistema operativo alcanzaba los 2.000 millones de usuarios activos alrededor del planeta –contando solo smartphones y tablets–.

Dave Burke, vicepresidente de ingeniería del sistema operativo de Google, aseguraba en el pasado Google I/O que la vigesimosexta versión de Android, bautizada Oreo gracias a una colaboración con Nabisco, estaba destinada a continuar perfeccionando los pilares básicos del software, como la gestión de las notificaciones y del consumo de energía, además de centrarse en luchar contra los fantasmas de la fragmentación que lo persiguen desde prácticamente sus inicios, mediante la modularización del propio sistema operativo.

Casi dos meses después de la presentación oficial de la ya mencionada versión, y su posterior liberación a algunos de los teléfonos y dispositivos inteligentes de Google, llega el momento de analizar a fondo todas las novedades, mejoras y cambios –para bien y para mal–, que llegan junto a Android 8, y que pronto cada vez más usuarios podrán disfrutar en sus propios terminales.

Todos los cambios de Android 8.0 Oreo

Project Treble: el mayor avance contra la fragmentación de la historia de Android

Desde hace años, Google libra su particular batalla contra lafragmentación de Android. A partir de 2011, la compañía anunciaba la “Android Update Alliance”, una colaboración con ciertos fabricantes que prometían actualizaciones frecuentes y durante un extenso período de tiempo para algunos de sus terminales. Sin embargo, la idea acabó siendo una buena intención por parte de Google, a la que las marcas hicieron caso omiso. Esto llevó a la gran G a, en 2016, crear un ranking en el que se destacaban aquellas firmas que ofrecían el mejor soporte a sus usuarios, a la vez que se le daba un tirón de orejas en público a las peores.

Hablar de Android 8.0 Oreo y de fragmentación nos lleva a hablar irremediablemente de Project Treble. Este sistema, introducido por Google antes, incluso, de la llegada de Oreo, llega para modularizar el sistema operativo, separando los drivers y el resto de código relacionado con el hardware de los dispositivos, del propio Android. Así, se consigue que las actualizaciones de cara a los fabricantes sean más sencillas, rápidas y asequibles de desarrollar y liberar.

Project Treble

Antes de la implementación de Project Treble, cada vez que Google lanzaba una versión nueva de Android, lograr su ejecución en un dispositivo específico implicaba tres pasos principales:

  • Primero, los fabricantes de procesadores como Qualcomm, MediaTek o la división Exynos de Samsung trabajan sobre la actualización y lo hacen compatible con su hardwre.

  • Por otro lado, las propias marcas modifican a su gusto la actualización, personalizándola con su propia capa y agregando funciones especiales al sistema.

  • Finalmente, los operadores prueban la nueva versión, la certifican para sus redes y la envían a los usuarios. Como es lógico, esto no se aplica en los dispositivos libres.

¿Dónde actúa Project Treble? Justo en el primer paso de los tres anteriores. Ya que esperar a que los fabricantes de procesadores “compatibilicen” la actualización con su hardware específico lleva demasiado tiempo, Treble añade una nueva interfaz estandarizada entre el hardware y el sistema operativo, que permite a fabricantes de SoC y de dispositivos trabajar sobre la actualización en paralelo. Este sistema, eso sí, debe ser adoptado por los fabricantes, y a día de hoy solo la familia Pixel de Google al completo es compatible con Project Treble.

La prueba más reciente del potencial de este sistema la tenemos en los Pixel 2 y Pixel 2 XL de Google. La unión de esta tecnología con la ampliación en el soporte del kernel LTS de Linux, ha permitido a Google extender el período de soporte de sus dos nuevos terminales, siendo los primeros Android del mercado en contar con actualizaciones del sistema aseguradas durante tres años, hasta Android R, la versión que será lanzada en el año 2020.

Soporte para Kotlin: el desarrollo de apps sube de nivel

Kotlin en Android

El soporte para el lenguaje de programación Kotlin era una de las novedades más esperadas por los desarrolladores de apps para Android. Gracias a este lenguaje, las apps serán más estables y será posible arreglar los posibles fallos y errores de funcionamiento más fácilmente.

A partir de la versión 3.0 del IDE Android Studio, los desarrolladores disfrutarán del plugin necesario para comenzar a desarrollar aplicaciones haciendo uso de este lenguaje. En la web oficial de Kotlin, se proporciona una guía con los pasos a seguir para comenzar a trabajar con él en Android Studio 3.0.

Descarga de actualizaciones en “streaming”: se acabaron los problemas de espacio

Hasta ahora, cada vez que un fabricante liberaba una nueva actualización del sistema, esta era descargada en la memoria interna del teléfono para posteriormente ser instalada mediante recovery. Aunque el tamaño del paquete depende de qué tipo de actualización sea, algunos usuarios podrían tener problemas de memoria, sobre todo en la época de los 8 y 16 GB.

En Oreo, Google ha implementado una nueva forma mediante la cual, los datos necesarios para instalar una actualización llegarán desde el servidor directamente a la partición del sistema del dispositivo, escritos bloque por bloque. De esta forma, en lugar de necesitar 1 GB, o incluso más, de espacio libre en la memoria interna, Google evitará almacenar datos casi por completo, necesitando solo una cantidad alrededor de 100 KB para alguinos metadatos referentes a la nueva versión.

Por otra parte, en caso de estar conectados a una red inestable, será posible pausar la descarga de la actualización OTA directamente desde el panel de notificaciones, para continuar más tarde.

Optimización de la batería mejorada: no más “wakelocks”

Batería en Oreo

En Android 6.0 Marshmallow se introdujo uno de los cambios más importantes a nivel de consumo de energía, DOZE. Gracias a esta herramienta, se reducía el acceso a Internet y la sincronización de las apps en segundo plano, además de filtrar las notificaciones descartando las de baja prioridad para no despertar al dispositivo frecuentemente.

Con el paso del tiempo, y tras la llegada de Nougat, se perfeccionó este sistema. Ahora, en Oreo, Google tiene la intención de acabar con los “wakelocks” o procesos mediante los cuales el dispositivo se mantiene despierto cuando una aplicación se ejecuta en segundo plano. Para ello, el sistema operativo restringe los servicios y actividades de la app cuando están ejecutándose de fondo.

Nueva gestión de notificaciones: perfeccionando lo mejor de Android

La gestión de las notificaciones de Android siempre ha sido uno de los puntos fuertes del sistema operativo. Con cada actualización, se continúa perfeccionando este aspecto, y en Oreo las notificaciones llegan a su punto álgido gracias a nuevas y útiles herramientas.

Nuevo sistema de ordenación y canales de notificaciones

Nueva organización en notificaciones de Android

El cambio más importante en cuanto a notificaciones es la nueva forma de ordenarlas. Automáticamente, el sistema organizará los avisos recibidos dependiendo de su importancia.

  • En la parte más alta aparecen las notificaciones “en camino”, por ejemplo, la navegación mediante Maps, la reproducción de música o las llamadas en curso.

  • Justo debajo las notificaciones se dividen en dos categorías. En primer lugar, los avisos “de persona a persona”, como mensajes de texto o avisos de redes sociales, y en la parte inferior a estos avisos, las notificaciones “generales”, como correos electrónicos o eventos posteriores.

  • Finalmente, Google nombra a la última categoría como “by the way”. Este tipo de notificaciones muestran información relevante, pero que no es prioritaria para el usuario.

Los usuarios, además, serán capaces de modificar la importancia de las notificaciones de cada aplicación de forma específica dependiendo del tipo de aviso, gracias a los canales de notificaciones.

Posponer notificaciones

Posponer notificaciones en Android Oreo

Era una de las herramientas más pedidas por los usuarios, y al fin ha sido introducida en Android. Aquellos que utilicéis el gestor de correo Inbox de Google, sabéis que una de sus funciones más útiles es la posibilidad de posponer los correos recibidos para que vuelvan a aparecer más adelante.

Ahora, todas las notificaciones de Android ofrecen la posibilidad de ser pospuestas, simplemente deslizando hacia la parte derecha y pulsando sobre el pequeño icono de reloj que aparecerá. De este modo, el aviso volverá a aparecer después de quince minutos, media hora, una hora o dos horas. Personalmente, me gustaría que Google ofreciese la oportunidad de posponer notificaciones durante más tiempo –un día o una semana, por ejemplo–, algo que podría resultar útil dependiendo del tipo de aviso.

Notificaciones multimedia coloridas

Android Oreo musica notificaciones

Uno de los cambios visuales más destacables que incorpora la nueva actualización son las renovadas notificaciones de reproducción multimedia. Cada vez que una canción esté sonando, la apariencia de la notificación interactiva adaptará los colores de acento y de fondo automáticamente a los tonos que protagonizan la carátula de la canción o el disco. Una novedad muy vistosa y agradable a la vista, aunque dependiendo de los colores puede llegar a ser inconsistente con el resto de la interfaz.

Notification Dots y Notification Badges

Android Oreo Iconos

Pero la cosa no acaba ahí, ya que las notificaciones en Android 8 reciben nuevas funcionalidades relacionadas con su apariencia. La primera de ellas es la introducción de las “notification badges”, que permiten ver las notificaciones directamente desde el icono, mediante un pequeño círculo de su mismo color, además de poder observar el contenido de la notificación en el acceso rápido de la app en cuestión mediante una pulsación larga sobre el propio icono.

Otras mejoras visuales

Las novedades en cuanto a notificaciones no acaban ahí. Google también se preocupa de que la experiencia a la hora de visualizar notificaciones sea agradable a la vista del usuario. Por eso, veremos nuevas animaciones muy sutiles con los iconos de las aplicaciones, que van apareciendo cada vez que se vayan desplegando los diferentes avisos del panel.

Por otra parte, el modo “Ambient Display” que, lamentablemente, no todos los fabricantes deciden adoptar en sus capas de personalización, también ha sufrido un lavado de cara. Esta característica, introducida en AOSP a partir de Marshmallow y encargada de activar la pantalla sobre un fondo negro cada vez que recibimos una nueva notificación, ahora no muestra la misma interfaz que la pantalla de bloqueo, sino una propia con un reloj de menor tamaño y las notificaciones más grandes, acompañadas del color predominante de la app para una identificación más sencilla.

Nueva interfaz en la app de ajustes: menos colores, más limpieza

Settings en Android Oreo

La aplicación de ajustes ha sido rediseñada por completo en esta nueva versión. Atrás quedan los tonos grises que presidían la barra superior y los azules de los iconos Google ha decidido optar por un fondo completamente blanco para el panel de ajustes, con iconos de color gris y nuevos márgenes que dan una mayor sensación de limpieza.

Además, el número de ítems del panel se ha reducido considerablemente, pasando de veintiséis a solamente trece secciones diferentes. Sin embargo, esto no obligará a los usuarios a adaptarse al nuevo formato, ya que las secciones que han sido retiradas de la pantalla de inicio del panel de ajustes, pasan a estar en categorías más generales con el fin de no causar confusiones.

Modo Picture in Picture: la multitarea en una nueva dimensión

El modo “Picture in Picture” o pantalla en pantalla es una de esas herramientas que no sabes que necesitas hasta que las pruebas. Gracias a ella, es posible visualizar el contenido de una aplicación en una pequeña ventana flotante, aunque salgamos de la propia aplicación o abramos otras.

Por ahora, solamente es posible aprovecharse de “Picture in Picture” en Android Oreo en algunas apps, como Google Maps –probablemente la manera más útil de sacarle partido–, Google Chrome a la hora de ver vídeos y Google Duo para videollamadas. YouTube también es compatible con esta característica, aunque desafortunadamente solo puede ser utilizada por aquellos miembros de YouTube Red, el servicio de suscripción de pago de la plataforma de streaming.

Habilitar el modo Picture in Picture es tan sencillo como, una vez dentro de la aplicación compatible, pulsar sobre el botón home para ir a la pantalla de inicio. Así, la ventana flotante aparecerá por defecto en la parte inferior derecha, y seremos capaces de moverla por la pantalla o regresar a la vista a pantalla completa.

Nuevos emojis: adiós a los “blobs”

Emojis en Android Oreo

Todos echaremos de menos los blobs. Con Android 8.0, los más de 2.000 emojis incluidos en el sistema han sido rediseñados al completo, dejando atrás la apariencia anterior, para así adoptar unas líneas más afines a las marcadas por otras plataformas.

Sin embargo, este no es el cambio más importante relacionado con los emojis que llega junto a Oreo. En la Librería de Soporte 26 correspondiente a Android 8, se introduce una característica bajo el nombre “EmojiCompat”. Gracias a ella, los desarrolladores de apps –sobre todo de teclados virtuales– podrán llevar nuevos emojis a antiguas versiones del sistema.

Por otra parte, los usuarios de Android ya no tendremos que esperar a recibir nuevas actualizaciones para poder disfrutar de los últimos emojis. Gracias al mismo nuevo recurso que permitirá a los desarrolladores añadir fuentes personalizadas a sus aplicaciones, Google podrá llevar nuevos emojis a Android con una simple actualización de los servicios de Google Play, sin necesidad de actualizar el sistema al completo.

Selección de texto inteligente: la inteligencia artificial cobra sentido en Android

Una de las mejoras que hará uso de la inteligencia artificial en Android 8.0 será la selección de texto inteligente. Gracias a esta tecnología, el sistema es capaz de identificar, mediante un doble toque en la pantalla, el texto completo que el usuario pretende copiar, además de reconocer de qué tipo de texto se trata y ofrecer accesos directos a aplicaciones como Maps en caso de que se trate de una dirección, o la app de teléfono si se trata de un número al que el usuario podría querer llamar.

Autorrelleno de texto nativo: olvídate de recordar contraseñas

Similar a lo que podemos encontrar en otras plataformas o aplicaciones, Android Oreo cuenta con una herramienta de autorrelleno de texto nativo, compatible con las apps instaladas en el dispositivo gracias a la nueva API a nivel de sistema.

La API autofill se encargará de rellenar los campos de texto por nosotros, con información como nombres de usuario o cuentas de correo, contraseñas o direcciones. Desde los ajustes de “Idiomas e introducción de texto”, seremos capaces de elegir qué servicios y aplicaciones pueden hacer uso de esta herramienta.

Adaptive Icons: igualdad en la pantalla de inicio, por fin

Los “Adaptive Icons” llegan junto a Android 8.0 para permitir a los desarrolladores crear un mismo icono para sus apps, que podrá ser adaptado a diferentes formatos. Además, será posible introducir nuevas animaciones y efectos basadas en físicas.

Uno de los objetivos de estos iconos adaptativos es mantener cierta consistencia en la interfaz. Así, las pantallas de inicio de los smartphones y tablet Android dejarían de ser el caos que son ahora, con iconos de todas las formas y tamaños diferentes, para poder adaptarse a un mismo formato y ofrecer igualdad entre todos ellos.

Otras mejoras menores

Nuevos gestos sobre el lector de huellas

Lector de huellas del Pixel 2

Los gestos sobre el lector de huellas fueron introducidos en Android 7.1 Nougat tras el lanzamiento de los Pixel, y ahora Google tiene la intención de mejorar este sistema con nuevas posibilidades. A partir de ahora, los ajustes de accesibilidad del sistema operativo serán compatibles con los gestos sobre el lector, lo cual permitirá a los desarrolladores aprovechar esta funcionalidad para introducir gestos en sus apps.

Conexión Wi-Fi automática

En esta nueva versión, la conexión Wi-Fi se activará o desactivará automáticamente cuando el terminal se encuentre en una zona de confianza. De esta forma, se pretende ahorrar batería y datos móviles, gracias a que el sistema sabrá cuándo conectarse a una red Wi-Fi sin necesidad de interacción por parte del usuario.

Nuevo “easter egg”

android octopus

Desde la versión 2.3 Gingerbread de Android, Google acostumbra a introducir un huevo de pascua en cada una de las versiones del sistema operativo, escondidos de cara al usuario.

En esta versión, aunque se mantiene el minijuego “Neko Cat” en el que alimentar y coleccionar gatos virtuales que aparecerán en la barra de notificaciones, existe otro “easter egg” accesible desde los ajustes, con un pulpo –ya que Oreo es la versión 8 y un el mencionado animal tiene ocho tentáculos– que se aprovecha del nuevo motor de animaciones basadas en físicas introducido en esta versión, del que los fabricantes de juegos y apps ya pueden sacar partido en sus creaciones.

Las primeras pistas de un motor de temas

Fue una de las novedades más sonadas antes, incluso, de que Oreo estuviera entre nosotros. Todo parece apuntar a que Android, tarde o temprano, estrenará un motor de temas nativo que ofrecerá a los usuarios la posibilidad de cambiar el estilo de la interfaz a su antojo.

Este supuesto motor de temas hace uso del sistema Overlay Manager Service creado por Sony, y algunos desarrolladores externos ya han sido capaces de aprovecharse del framework introducido en Oreo para instalar nuevos temas.

Conclusiones: ¿Qué aporta Oreo a Android?

android 8.0 oreo

Después de varios días probando a fondo la última versión del sistema operativo de Google, mi primera sensación es que Oreo es una de esas actualizaciones que, como KitKat o Marshmallow en sus respectivos momentos, en lugar de llegar cargadas de cientos de novedades diferentes, se centran en continuar mejorando la experiencia de usuario con el sistema.

Sin embargo, en esta ocasión es aún mejor, ya que Google por fin pone sobre la mesa una solución a nivel de software, que puede ayudar, y mucho, a progresar en la lucha contra la fragmentación del sistema operativo.

Más allá de esto, mejoras como una mayor optimización de la energía gracias a la restricción de procesos de fondo, una gestión de las notificaciones más completa y pequeños añadidos a la interfaz y el funcionamiento del sistema, como el autorrelleno o la selección de texto inteligentes, llegan con el objetivo de hacer de Android una plataforma móvil cada vez más completa y equilibrada en todos los aspectos. Algo que, al fin y al cabo, es lo que busca la mayoría de usuarios de a pie.

Ahora, como cada año, solo falta esperar a que los diferentes fabricantes se decidan a actualizar sus dispositivos cuanto antes. Algunos como OnePlus, Nokia, Sony, Essential o Huawei ya se han puesto manos a la obra. Del resto, por ahora, no existen noticias sobre cuándo ofrecerán a sus usuarios la posibilidad de disfrutar de todas las novedades que hemos comentado en este análisis.

¿Tienes Telegram instalado? Recibe el mejor artículo de cada día en nuestro canal.

Archivado en Actualizaciones Android, Análisis, Android 8.0 Oreo, Opinión, Sistemas operativos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs