Sony sigue perdiendo dinero con los teléfonos, pero sus números invitan al optimismo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sony

Parece que a Sony ya le esperan tras la nube negra, y es que la firma japonesa ha conseguido recuperarse de una forma muy meritoria tras unos años de incertidumbre, donde incluso llegó a rumorearse la venta de su división Sony Mobile, la encargada de la fabricación de sus teléfonos inteligentes Xperia y heredera de la joint-venture rota con Ericsson a base de talonario en 2011.

Las positivas cifras las ha hecho públicas la propia Sony, que en el tercer trimestre de 2017 ha presentado resultados muy halagüeños sobre todo de cara a un final de año que apunta a mejorar todavía más unas ventas que ascendieron a los 15.691 millones de euros. Esto supone un incremento superior al 22 por ciento respecto a 2016, con un beneficio neto de 995,6 millones de euros que supera de forma impresionante los 36 millones de euros del pasado ejercicio.

No le tembló el pulso a Kazuo Hirai al deshacerse de secciones que consideraba “ruinosas” como la de sus famosos ordenadores VAIO, un movimiento que en su día supuso un enorme shock en el mercado, y el tiempo le ha dado la razón al Consejero Delegado del gigante japonés, que rubrica su recuperación cimentando su éxito en los pilares de la nueva Sony: videojuegos, componentes y smartphones.

Sony Xperia XA1 y XA1 Ultra novedades

Números en verde en todas sus divisiones…

El mercado de videojuegos es probablemente el más importante en la actualidad para Sony, con una PlayStation que mueve cifras astronómicas y que goza de una salud de hierro. No en vano, se vendieron más de 4,2 millones de PS4 en el último trimestre, y los beneficios se sitúan en unos 416 millones de euros habiendo crecido también las ventas en contenidos y servicios, no sólo el hardware.

Otro mercado clave para Sony es el de los componentes, donde sus sensores de imagen Exmor RS dominan el mercado de smartphones de cabo a rabo. Hoy en día, Sony es proveedora de prácticamente todos los fabricantes, colocando sus módulos fotográficos incluso en los mejores teléfonos de Samsung y otros gigantes de la industria.

Sin embargo, es en los teléfonos Xperia donde los sensores fotográficos de Sony menos lucen, pues curiosamente los japoneses nunca han conseguido consigue sacarle el máximo partido a un hardware que todos reconocen como puntero en el mercado.

Imagen de propaganda del sensor Exmor RS

… con los Xperia como lastre

En este caso, Sony ganó más de 375 millones en su división de semiconductores, dejando la parte más gris a los mencionados smartphones Xperia, que no consiguen levantar cabeza en un mercado cada vez más complicado donde Sony empezó con buen pie pero donde a los japoneses les falta un puntito más.

Seguramente habrá motivos para todos los gustos, aunque quizás el principal sea el inmovilismo de la firma a la hora de rediseñar su gama de teléfonos, que no se han adaptado a las demandas de un mercado que ha pedido a gritos la optimización frontal de los Xperia en los últimos dos años.

Sony Mobile es la única división del gigante japonés que registra pérdidas, y aún en números rojos se puede hablar sin embargo de optimismo, pues la brecha se ha limitado a 18,9 millones de euros y está a punto de caramelo la importante campaña navideña y la llegada de la nueva generación a principios de 2018.

Esperemos que al fin la gama Xperia reciba un lavado de cara en condiciones y nos sorprenda en el Mobile World Congress 2018, será la mejor noticia para la propia Sony, así que paciencia.

Más información | Sony

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Datos financieros, Mercado, Sony
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs