Qué es el 4K HDR y cómo se aplica a la grabación de vídeo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Note8 y Mate 10, dos de los mejores móviles de 2017

Hace un par semanas, Qualcomm reveló su nueva apuesta por los procesadores de gama alta, el Snapdragon 845. Dicho procesador es el sucesor directo del 835, una plataforma que ha funcionado de forma excelente en los terminales en los que se ha incorporado y que se ha hecho extremadamente popular, hasta el punto de que resultaba raro encontrarse un gama alta sin dicho procesador.

Por si no lo sabías, cuando se habla de “procesador” en Android no solo se hace referencia al procesador como tal, sino a toda la plataforma en su conjunto, en la que se incluyen los procesadores y sus sistemas, como la CPU, la GPU, ISP y DSP, el módem de red y WiFi, etc. Esta plataforma es la que se encarga de ofrecer soporte a todas las nuevas funciones que los fabricantes quieran implementar. Por ejemplo: si un fabricante quiere introducir una cámara de doble lente de 300 megapíxeles pero la plataforma –el “procesador– no la soporta, no podrá hacerlo.

Con la llegada del nuevo procesador de Qualcomm no solo vienen mejoras de rendimiento como ya te puedes imaginar, sino que accedemos a una nueva generación de fotografía y vídeo móvil. El nuevo Snapdragon 845 permitirá a los gama alta de 2018 capturar vídeo en 4K y HDR a 60 frames por segundo, además de cámara lenta a 720p y 40 FPS o 1080p a 240 fps. Todo ello acompañado de una más amplia gama de colores y profundidad de color de 10 bits para 64 veces más tonos de color que antes.

¿Pero qué significa que una cámara pueda grabar vídeo en 4K HDR? ¿Cómo se aplica esto a la fotografía móvil? Eso es lo que vamos a descubrir en este artículo, porque no, el HDR de las cámaras de fotos o de los videojuegos no es el mismo que el HDR aplicado al vídeo.

¿Cómo funciona el HDR?

Empecemos por lo más básico sin explayarnos demasiado. HDR hace referencia a High Dinamic Range, y es una técnica fotográfica que se lleva usando desde 1850 –sí, en serio– que, grosso modo, consiste en tomar varias fotografías de una misma escena con diferentes exposiciones y luego combinarlas para crear una imagen perfectamente iluminada que muestre todos los detalles tanto del fondo como del primer plano.

Imagina que tomas una foto de un paisaje. Tú, como fotógrafo, debes saber que es “imposible” conseguir que toda la escena salga bien expuesta, porque si el paisaje sale iluminado posiblemente el cielo salga quemado –es decir, sobrexpuesto–, o si el cielo sale perfectamente iluminado el paisaje saldrá oscuro –es decir, subexpuesto–. El HDR lucha contra eso, y lo que hace es tomar varias fotos con diferentes valores de exposición (EV), sobrexponiendo y subexponiendo las diferentes zonas para conseguir que, al combinar todas las imágenes tomadas, la escena esté iluminada en su totalidad.

Todo esto, claro está, lleva implícito una complejidad matemática absurda que no es objeto de este artículo. Simplemente quédate con la idea de que es una técnica para combinar fotos con diferentes exposiciones. Eso es, exactamente, lo que tu cámara hace cuando activas el modo HDR. Las fotos de arriba ilustran a lo que me refiero. Ya sabes cómo funciona el HDR, ahora aprenderás cómo se aplica en vídeo.

¿Qué significa grabar vídeo en HDR?

Pues más o menos funciona parecido, pero no exactamente igual. Aquí se utilizan dos cámaras que apuntan al mismo sitio pero están configuradas de forma distinta. Una de ellas está subexpuesta, mientras que la otra está sobreexpuesta, o lo que es lo mismo, una graba un vídeo oscuro y la otra lo graba muy iluminado. Posteriormente eso se combina, creando una escena perfectamente expuesta con indiferencia de las condiciones de luz.

¿Eso qué significa? Que salvo que Qualcomm se haya inventado otra cosa, para poder grabar vídeo en 4K HDR se necesitarán dos lentes. Eso, o que el procesamiento de imagen sea tan rápido y potente que la cámara sea capaz de capturar con una sola lente diferentes exposiciones al mismo tiempo y de forma alterna –un frame iluminado, otro oscuro, otro iluminado, y así– y procesarlas en vivo, cosa que, sinceramente, dudo. El vídeo 4K lleva implícito tener dos unidades de procesado de imágenes distintas que se alimenten de una misma imagen, y no parece que eso sea posible sin tener dos lentes.

El vídeo que tenéis bajo el subtítulo de este apartado es un vídeo Soviet Montage Productions, creado con dos cámaras Canon EOS 5D Mark II –dos bestias pardas, hablando mal y pronto–. Puedes comprobar por ti mismo el resultado. ¡Ahora ya sabes cómo funcionará el HDR en vídeo! Con esta información sobre la mesa, podemos saber más o menos qué podemos esperar de los dispositivos de 2018, porque puede que tengamos un antes y un después en el ámbito de la fotografía móvil.

Fuente: Tubular Insights

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Edición de vídeo, HDR, Resolución 4K, Trucos Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs