Así es el Arirang 151, el “smartphone” con Android que usan en Corea del Norte

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Smartphone Corea del Norte

Corea del Norte es uno de los últimos bastiones de nuestro planeta, no es ningún secreto. Cuando se habla de este país hay un choque tremendo entre lo que cuentan y muestran las noticias con las versiones e imágenes oficiales del gobierno norcoreano, puesto que mientras los medios hablan de un país pobre y desolado, las versiones oficiales muestran un país en abundancia donde nada pasa, nada ocurre y en el que todo va como se esperaría en un país moderno.

De una forma u otra, todos sabemos que el gobierno norcoreano sobrevive gracias a la manipulación de la información y la opinión pública, al control de los medios y al hermetismo característico del país. Ese hermetismo está bien presente en los teléfonos móviles, porque sí, tienen teléfonos en Corea del Norte, y precisamente de ellos vamos a hablar en este post. ¿Quieres saber cómo es un móvil de Corea del Norte? Pues sigue leyendo.

El ‘smartphone’ de Corea del Norte, visto con perspectiva

Arirang 151

Christian Budde Christensen, desarrollador de software, ha publicado en su blog de Medium un post muy interesante sobre su reciente visita a Corea del Norte. Afirma que la visita estaba orquestada desde el primer momento y que el gobierno se esmeraba en que pareciese un país maravilloso –aunque no fueron capaces de ocultar ciertos temas como la falta de agua corriente–. Todos esos detalles están mejor explicados en el post. Vayamos al objeto de este post, al móvil en sí. Señoras y señores, con todos ustedes, el Arirang 151.

Este terminal fue lanzado en 2016 y cuenta con cámara, Bluetooth, 3G –sí, 3G, aunque capado y controlado hasta la médula– 4GB de almacenamiento interno y slot para tarjetas microSD. Por supuesto no tiene WiFi, lo que tiene sentido porque, según el autor, no se encontró ni un solo punto de acceso WiFi en toda la visita. No podemos olvidar que si yo, un español, pongo el WiFi de mi móvil y un local se conecta podría acceder a información de todo el mundo.

El sistema operativo es, ojo, una versión “sumamente modificada” de Android 4.4.2, que cuenta con su propia boot animation y temas. Lo más interesante es que el terminal guarda en su interior un vídeo promocional de cinco minutos y 500 MB de peso –ideal para un teléfono de 4 GB de almacenamiento interno– y un buen puñado de apps preinstaladas, en su mayoría juegos como Super Mario, Plantas contra Zombis, cinco versiones de Angry Birds, Cut the Rope, etc.

Además de estas apps, el teléfono también cuenta con un app locker preinstalado de fábrica, que sirve para bloquear aplicaciones y “encriptar” mensajes y contactos. Me extraña mucho que un país que basa su subsistencia en el control de toda la información deje que un ciudadano estándar encripte sus mensajes. Sí es cierto que permite bloquear el acceso a las apps, aunque el autor asegura que parece que su propósito es dar una falsa sensación de seguridad y privacidad.

La gran diferencia y el gran esfuerzo por hacer que Corea del Norte siga siendo hermética

Budde cuenta que, para él, la principal diferencia entre el Arirang 151 y el resto de móviles del mundo es que es casi imposible transferir archivos de un dispositivo a otro. Afirma que fue capaz de establecer conexión con un ordenador vía Bluetooth pero que no pudo transferir con éxito ningún tipo de información. Cuando insertaba la tarjeta SIM de su móvil en el Arirang 151, este simplemente se apagaba, y cuando consiguió conectarlo vía USB pudo pasar cosas del teléfono al ordenador pero, al hacerlo al contrario, los archivos sencillamente desaparecían.

Esto demuestra el interés y el esmero que pone el gobierno coreano en que su ecosistema sea lo más hermético posible, haciendo imposible que un contenido extranjero pueda llegar a manos de un ciudadano de a pie. Es posible que la reciente apertura con respecto a Corea del Sur y China hayan elevado la demanda de smartphones entre la población, algo que el gobierno debe satisfacer, tal y como apunta el autor en Medium.

Sin embargo, con lo que me gustaría quedarme es con la siguiente frase: “Estamos hablado de teléfonos producidos y controlados por un gobierno omnipresente cuya supervivencia depende de saberlo y controlarlo todo. Pero habiéndole dado a estas personas las herramientas y la experiencia para eludir las medidas de seguridad impuestas por el gobierno, es posible que hayan creado un medio que no pueden controlar”.

Por supuesto, no creo que el gobierno coreano forme a sus ciudadanos en ciberseguridad y hacking, pero esta herramienta que es el smartphone, aun básica y hermética, puede ser la llave para que su mundo cambie. Puede que hayan encendido un fuego que no sean capaces de apagar, y puede que eso sea solo cuestió de tiempo.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Corea, Curiosidades, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs