De gamer a adicto, cómo saber si estás enganchado a los videojuegos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Como saber si eres adicto a los videojuegos

Seguramente hayas escuchador recientemente que la Organización Mundial de la Salud (OMS) iba a reconocer la adicción a los videojuegos como un trastorno mental grave en 2018. Cuando escuchamos este tipo de noticias todos nos imaginamos al típico chico de 14-15 años enganchado al Call Of Duty en la PS4, pero lo cierto es que no tiene por qué ser así. En Android también tenemos videojuegos, y no podemos negar que hay personas que están realmente enganchadas al Clash Royale –por decir uno–.

Todavía queda por definir de forma clara y concisa qué se entiende por “adicción a los videojuegos”, algo que se cerrará con la publicación de la Clasificación Internacional de Enfermedades. Sin embargo, desde la OMS advierten que hay ciertos factores o condiciones que pueden generar este trastorno por videojuegos. Estas son las listadas a continuación.

Condiciones que pueden generar la aparición de la adicción a los videojuegos

Adicción a juegos Android

  1. Falta de control sobre el juego: se puede apreciar cuando una persona no es capaz de poner límites al tiempo que invierte jugando a videojuegos y cuando no controla su conducta con respecto a ellos. También pueden aparecer cambios de humor repentinos y constantes, irritabilidad e incluso síndrome de abstinencia.
  2. Prioridad del juego sobre necesidades vitales: un adicto a los videojuegos prioriza estos por encima de otros quehaceres como ir al trabajo o la escuela, se preocupa en exceso cuando no está jugando, empieza a abandonar su higiene personal, deja de comer o duerme menos para poder jugar más. Esto no quiere decir que porque un sábado juegues 8 horas a videojuegos seas una adicto, ya que este comportamiento debe darse durante “al menos 12 meses”.
  3. Continuación o escalada de la conducta pese a las consecuencias: los adictos pueden sufrir problemas físicos, como los clásicos dolores de espalda o cuello, e incluso psicológicos como la depresión. Sin embargo, a pesar de estas consecuencias, no pueden dejar de jugar y pensar en el juego.

Es cierto que todavía quedan algunos aspectos por pulir y que la decisión de incluir el trastorno por videojuegos no ha estado exenta de polémica, pero sea como sea, es una realidad que vuelve a quedar patente la necesidad de educar a la población en el uso correcto de la tecnología. La innovación y el progreso nos ayudan a mejorar como sociedad, pero de nada sirve tener todas las herramientas del mundo si no sabemos utilizarlas. La tecnología puede hacer mucho bien, pero también mucho mal, no lo olvidemos.

Fuente: Portaltic

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Juegos Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs