Cómo instalar una actualización OTA manualmente en Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pixel 2 XL

Si tienes un Google Nexus o Pixel, probablemente uno de los principales motivos por los que te hiciste con él fuese el hecho de poder recibir las nuevas versiones del sistema en cuanto son presentadas por Google. Al fin y al cabo, este es uno de los grandes atractivos de los teléfonos made by Google.

Sin embargo, si llevas un tiempo con uno de estos terminales, sabrás que las actualizaciones no llegan a tu móvil desde el primer minuto que son liberadas, sino que se hace de forma escalonada para evitar sobrecargar los servidores, y por tanto la OTA puede tardar unos cuantos días en aterrizar, dependiendo del tipo de despliegue que la gran G esté llevando a cabo.

Afortunadamente, cada vez que una nueva actualización o parche de seguridad es liberada, Google cuelga las imágenes de seguridad, así como los archivos ZIP flasheables de las propias actualizaciones OTA. En este artículo vamos a mostrarte los pasos a seguir para instalar una de estas actualizaciones, y así poder probar las últimas novedades de Android desde el momento que son presentadas.

Instalando una OTA en un Google Pixel o Nexus

Android 8.1 Oreo en un Nexus

Antes de nada, ¿qué diferencia hay entre una imagen de fábrica y una OTA?

Al acceder a la página web para desarrolladores de Android, disponemos de dos secciones diferentes que nos permiten descargar actualizaciones completas para los terminales más recientes de la compañía del buscador. Una de ellas recoge las imágenes de fábrica, y otra las OTA’s completas, pero, ¿qué diferencia hay?.

Las imágenes de fábrica, como bien indica su nombre, son paquetes de actualización que restauran el estado del terminal como si acabase de salir de la fábrica –más o menos–, con la versión del sistema operativo correspondiente. Por ejemplo, si tu móvil tiene Android 7.1 Nougat, e instalas la imagen de fábrica de Android 8.0 Oreo, perderás todos los datos almacenados en el dispositivo durante el proceso de instalación de la nueva versión

Android 8.0 Oreo

Por otro lado, las OTA’s completas permiten saltar de una versión a otra sin necesidad de restablecer los datos de fábrica. Instalar una de estas actualizaciones equivale a la instalación que se realiza cuando nos salta la notificación de actualización en el móvil, solo que en este caso se realiza de forma manual, y no a través del aire como de costumbre.

Pasos para instalar una OTA

Una vez hemos aprendido lo básico sobre las actualizaciones de Android, llega el momento de instalar una OTA en nuestro dispositivo. Antes de comenzar, conviene asegurarse de que cumplimos uno de los requisitos esenciales, como lo es tener instalados los drivers de nuestro dispositivo –normalmente se instalan automáticamente al conectar el móvil al ordenador por primera vez– en un ordenador, así como los drivers ADB. Hecho esto, podemos continuar:

  • Lo primero de todo será descargar el paquete de la OTA correspondiente a tu dispositivo. Todas ellas están disponibles en la web para desarrolladores de Android, categorizadas según el dispositivo al que pertenecen, la fecha y la versión en la que están basadas.

  • Conecta tu dispositivo al ordenador con la depuración USB habilitada y, a través de una ventana de comandos, ejecuta la instrucción “adb devices”. Si aparece el número de serie del terminal, todo está correcto para continuar.

  • Apaga el teléfono y arranca en modo bootloader de forma manual –normalmente, manteniendo los botones Power y Volumen menos mientras se enciende–, o a través del comando “adb reboot bootloader”.
  • Ahora hay que acceder al modo recovery: para ello, baja a través de las teclas de volumen del dispositivo hasta estar encima de “Recovery mode”, y accede mediante el botón Power.
  • El dispositivo se reiniciará, aunque arrancará en una pantalla que muestra la imagen de Andy junto a un signo de precaución de color rojo. Habrá que mantener presionados los botones de encendido y, alrededor de un segundo más tarde, el de subir el volumen, para poder entrar en el recovery del sistema.
  • Navegando a través de las teclas de volumen, debemos posicionarnos encima de la opción “Apply update from ADB”, y acceder a través del botón de encendido. Ahora podemos proceder a la instalación de la OTA desde la ventana de comandos.
  • En el ordenador, dentro de la ventana de comandos y con el dispositivo aún conectado mediante USB, habrá que usar el comando adb sideload [ARCHIVO OTA].zip, siendo [ARCHIVO OTA] la ruta del archivo de actualización descargado. Si todo está correcto, veremos cómo comienza el proceso de instalación.
  • Una vez finalizado, el dispositivo se reiniciará de forma automática, arrancando en la nueva versión del sistema que acabamos de instalar.

A pesar de que este tutorial está orientado a los terminales Pixel y Nexus de Google, los pasos a seguir son prácticamente calcados en los dispositivos de todos los fabricantes. Sin embargo, no todos ellos ofrecen los paquetes de actualización OTA para instalarlos de forma manual.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Actualizaciones Android, Android 8.0 Oreo, Android 8.1 Oreo, Google Nexus, Google Pixel, Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs