4 marcas que aún no se han sumado a la moda de las pantallas sin marcos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nokia 6, frontal

Si hubo una tendencia que realmente marcó el panorama telefónico en 2017, sin duda fueron las pantallas ‘sin marcos’. La mayoría de fabricantes decidieron reducir todo lo posible los márgenes que rodeaban las pantallas de sus terminales, con el objetivo de introducir paneles más grandes en cuerpos más compactos.

Pero aún en pleno 2018 existen firmas que, por algún motivo, han decidido no sumarse a este hábito, y sus teléfonos estrella aún presumen de marcos bien pronunciados, que no dejan hueco a pantallas con formatos de 18:9 ni esquinas redondeadas. Hoy, vemos cuáles son las 4 más importantes que, por ahora, no se han sumado a esta moda en auge.

Las marcas que aún confían en los marcos de pantalla

Nokia

Nokia 5, pantalla

Aunque parece que su primer terminal con esta peculiaridad está a punto de hacer acto de presencia, lo cierto es que los actuales smartphones de Nokia no destacan precisamente por sus reducidos marcos.

La firma regresaba al sector telefónico a principios de 2017, y desde el principio se ha centrado en ofrecer la mejor experiencia posible a nivel de software, más que en crear diseños llamativos.

Sin embargo, como decíamos, el Nokia 9 está a punto de irrumpir en el mercado, y todo apunta a que será el primero de la firma en reducir sus márgenes. Así que pronto nos tocará eliminar a Nokia de esta lista.

Motorola

Moto Z2 Play

He de reconocer que me sorprende ver cómo Motorola, una firma que, si bien pocas veces ha estado a la cabeza en cuanto a innovación, tampoco queda muy por detrás de otros fabricantes, aún no se ha sumado a la tendencia de reducir los marcos.

Y aunque todo apunta a que lo hará muy pronto con los nuevos Moto que están por llegar en 2018, aunque es posible que algún que otro seguidor de la compañía quede desencantado con la decisión de Motorola de copiar el famoso notch del iPhone X en su nuevo Moto X5, uno de los primeros de la californiana en contar con márgenes reducidos.

Blackberry

BlackBerry Motion frontal y trasera

Del mismo modo que Nokia se centra en ofrecer la mejor experiencia posible en cuanto a software se refiere, BlackBerry hace lo propio en términos de seguridad. Quizá sea ese el motivo por el que la canadiense, que ahora pertenece a TCL, no ha reparado en crear teléfonos más compactos con pantallas más grandes.

Aún así, si hay algo que no se le puede reprochar a los smartphones de BlackBerry es la originalidad en sus diseños. Teléfonos como el PRIV, KEYone o, recientemente, el Motion, cuentan con aspectos físicos únicos, que los hacen destacar del resto de rectángulos negros que inundan el mercado telefónico en la actualidad.

Sony

Llegamos a la última, la que más ha dado que hablar por su decisión de ceñirse a unas líneas de diseño que apenas han cambiado desde que debutaron en 2013 con el Xperia Z original. Sony es una de las marcas que, como Nokia, tiene en mente dar un giro al diseño de sus teléfonos, reduciendo el tamaño de los marcos, pero que a día de hoy aún no se ha sumado a la fiesta.

Y no será por oportunidades. La japonesa, que acostumbra a lanzar varios teléfonos de alta gama a lo largo de un mismo año, se ha mantenido fiel a la filosofía OmniBalance, que se caracteriza por cuerpos rectos con esquinas bien marcadas, y marcos de pantalla que, nos guste o no, distan de ser ultrarreducidos.

¿Con marcos o sin marcos?

Xiaomi Mi Mix

Aunque las pantallas sin marcos han aportado ventajas a los smartphones, más a nivel de diseño que de funcionalidad, es innegable que este formato también ha implicado una serie de desventajas, sobre todo en los primeros teléfonos que se subieron al carro, lo cual nos hace pensar que, quizá, los fabricantes han comenzado a construir la casa por el tejado.

Por ejemplo, debido al estrechamiento de los marcos, algunas marcas se vieron obligadas a llevar el lector de huellas a posiciones imposibles –o a eliminarlo, directamente–, a restar espacio de la propia pantalla a través de muescas que recogen los sensores frontales, o a obligar a los usuarios a darle la vuelta al móvil para poder hacerse selfies, ya que solo quedaba espacio para la cámara frontal en el borde inferior de la pantalla.

Eso por no hablar de los molestos “toques fantasma” sobre la pantalla, o las dificultades a la hora de introducir sistemas de audio en la parte frontal, como sucedió con el Mi MIX de Xiaomi, y se solucionó en la segunda generación a base de incorporar unos marcos de pantalla algo más acentuados que pudieran albergar un hueco para el altavoz frontal.

Afortunadamente, la tecnología avanza, y ya encontramos lectores de huellas que pasan a ubicarse bajo la propia pantalla, o sensores que hacen lo propio sin necesidad de un espacio negro que nos roba algunos de nuestros preciados píxeles. Sin embargo, es posible que en pleno 2016, cuando los primeros smartphones “sin marcos” comenzaron a ver la luz, ni la industria ni los usuarios estuvieran preparados para tal formato. Puede, incluso, que las cuatro marcas comentadas antes, sean las que hayan tomado la decisión correcta al esperar hasta 2018 para sumarse a esta moda –si es que lo acaban haciendo–.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en BlackBerry, Lenovo, Motorola, Recopilaciones y comparativas Android, Smartphones Android, Sony
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs