Nokia, Samsung, LG y Sony, cuatro formas de entender la gama alta

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Trono Android

Un día de Mobile World Congress 2018 y prácticamente tenemos ya todo el pescado vendido. Los smartphones Android de gama alta que íbamos a ver en Barcelona ya los hemos visto, algunos en un entretenido día 0 cargado de novedades, así que es momento de analizar qué nos ofrecen los gigantes de la industria para convencernos de que toca cambiar de teléfono este año.

Un 2018 que parecía de transición en el mercado de smartphones, con muy poco movimiento e innovaciones justas, y es que la tecnología no ha avanzado lo suficiente para ver novedades demasiado importantes en un mercado que ya rozaba la excelencia en 2017; pero que sin embargo nos ha traído un Mobile World Congress de lo más interesante, con cuatro firmas encargadas de animar las primeras semanas del año cada una con una forma de entender la gama alta.

Hablamos cómo no de Nokia, Samsung, LG y Sony, los cuatro fabricantes que han ido a la feria a Barcelona con nuevos dispositivos de gama alta, y con la sorpresa de que al fin, las estrategias de todos ellos son muy dispares para atacar cada uno con sus armas e intentar diferenciarse. Veamos si lo han conseguido…

Difoosion Mobile World Congress 2018

Continuidad a lo que funciona… ¡Samsung lo tenía muy fácil!

El gigante coreano se guardaba para sí el plato más fuerte de la feria, y es que todas las miradas estaban obviamente puestas en el UNPACKED 2018 y en los nuevos Galaxy S9 y S9+, que al fin son una realidad al margen ya de filtraciones y que han venido al catálogo Android para volver a reinar.

Obviamente muchos secundarán el destacado que hemos elegido para esta sección de Samsung, y es que cogiendo la base de un exitoso Galaxy S8 nada puede salir mal a la hora de mejorarlo… Y sin embargo, Samsung lo tenía muy fácil y también muy difícil, porque para ellos se quedaba la patata caliente de coger a la estrella de la plataforma Android y volver a mejorar lo que ya parecía casi inmejorable.

Prueba superada para la firma coreana, que sin retocar demasiado el diseño y la plataforma de hardware de sus smartphones más punteros, ha conseguido aún así elevar el nivel tocando los detalles, donde suele estar lo interesante, donde más necesarios eran esos mínimos retoques.

Para empezar, el lector de huellas dactilares no se ha muerto, sino que se ha recolocado en una posición centrada y más lógica, tampoco se ha perdido el audio-jack, y la implementación de una solución de doble altavoz estéreo firmada por AKG no hace más que subir la puntuación de un smartphone llamado a ser la referencia del mercado este año 2018.

Además, Samsung no se ha olvidado de mejorar el reconocimiento facial integrando el lector de iris y un software capaz de reconocer hasta 100 puntos de nuestra fisionomía, trayendo de paso a los Galaxy a los AR emojis como daño colateral.

Las cámaras fotográficas también han mejorado sobremanera, con sensores de apertura variable y doble cámara en el modelo más grande, aunque en el hardware llama más la atención el nuevo chipset Samsung Exynos 9810 con mejoras de rendimiento específicas para la inteligencia artificial y el deep learning.

Un buque insignia por dentro y por fuera, que ha conseguido introducir en un diseño aclamado a la mejor lista de hardware disponible en el mercado, sumando además mucho valor añadido en forma de software como Samsung DeX y su modo de escritorio, Samsung Pay, Samsung Knox, Gear VR, ARCore, Daydream, y muchos más servicios compatibles.

Eso sí, la política de Samsung se mantiene y el Galaxy S9 ha superado a su antecesor también en precio, esta vez ligeramente, subiendo hasta los 849 y 949 euros respectivamente los modelos pequeño y grande del nuevo buque insignia coreano. Para Samsung, lo mejor hay que pagarlo…

Samsung Galaxy S9+

Adiós OmniBalance, hola Ambient Flow

Para Sony se presentaba también un Mobile World Congress muy importante, y es que la firma japonesa llegaba a Barcelona con la necesidad de renovar sus ya rentabilizadas líneas OmniBalance. Una necesidad convertida casi en obligación por los tiempos, a Sony ya le esperábamos hace mucho tiempo en la nueva gama alta, pero con paciencia el gigante nipón se guardaba sus novedades hasta la primera mañana de feria, ya con las puertas de la Fira de Barcelona abiertas, obviando el habitualmente cargado domingo previo.

La nueva gama alta de Sony ya está aquí, y viene en dos sabores diferenciados por su tamaño para mantener a lo de Minato como el único que fabricante que sigue apostando por gama alta en tamaño contenido, y es que el nuevo Xperia XZ2 Compact lo comparte todo con el Xperia XZ2 a excepción de pantalla y batería.

Vamos, que Sony apuesta por innovar en diseño siendo fiel a su estrategia habitual, minimizando por fin los marcos frontales de su gama alta y adoptando a los paneles estirados en formato 18:9, pero sin renunciar al modelo compacto con idéntica plataforma de hardware.

Los dos nuevos Xperia XZ2 son dos terminales muy interesantes, con un diseño mucho más actual y líneas menos rectas buscando mejorar la ergonomía, que sin embargo nos dejan sensaciones encontradas en algunos detalles. Parece que Sony se guarda algo bajo la manga de cara al segundo trimestre, y si no es así, cabe decir que de Sony esperábamos quizás mucho más.

La reducción de marcos no llega al nivel de la competencia a pesar de eliminar el cómodo lector dactilar lateral, y tampoco vemos sistemas de doble cámara que permitan jugar con zoom ópticos de dos aumentos o efectos de desenfoque, aunque obviamente Sony mantiene todo su arsenal multimedia que sin duda continúa siendo lo mejor de su ecosistema.

En cuanto a hardware, especificaciones de altos vuelos ensombrecidas por una pantalla que tanto en 5 como en 5,7 pulgadas se queda en la resolución FullHD+ 1.080p, con toda la competencia en matrices QHD+ 1.440p. Curioso que en Sony no haya término medio, o 4K 2.160p o bajamos directamente a FHD 1.080p.

Al menos Sony sí apuesta por contener un poquito más esos costes, dejando a sus nuevos smartphones de altas pretensiones en los 799 y 599 euros respectivamente cuando se lancen el próximo mes de abril. Precios sin duda atractivos teniendo en cuentas sus posibilidades.

Sony Xperia XZ2, launcher

Nokia quiere, puede , y ahora tendrá ayuda…

Lo de Nokia tiene mérito, lo tenía todo para convertirse en la estrella del MWC 2018 y el fabricante europeo ha cumplido con creces, sin arrugarse. Nos lo avisaba su consejero delegado en los días previos a la feria y nosotros mismos habíamos subido el listón de las expectativas, a veces tan traicioneras, pero es que finalmente los finlandeses sí han enseñado cosas increíbles.

Cuatro smartphones, ninguno un buque insignia, que todavía nos hará esperar, pero es que no hace falta pisar demasiado fuerte hacerlo bien, ni mucho menos para que todo el mundo alabe tu trabajo. La nueva Nokia by HMD es un fabricante sin complejos, que tiene las cosas claras, y que además se atreve a abanderar el cambio.

Antes de la feria se advertía un smartphone muy básico, incluso por debajo de los 100 euros, para el programa Android GO, y otro de corte medio y compensado para entrar de lleno en el más atractivo programa Android One, que ofrece la posibilidad de instalar Android pure Google con soporte directo de actualizaciones por parte de los chicos del buscador, y sin necesidad de personalizaciones banales.

Pues bien, Nokia no sólo ha entrado en Android GO y Android One, sino que además lo ha hecho como partner de Google y socio estratégico, algo que las dos compañías han denominado leading participant y que significa que todos los dispositivos de Nokia dispondrán de Android One con la experiencia más pura de Android y las actualizaciones antes que nadie.

Adiós fragmentación, de un plumazo y sin anestesia… Sólo ha hecho falta un acuerdo, una firma, y el fabricante nórdico es ya el primero que muestra a los demás el camino del fin de una lacra, esa que sobrevive a los orígenes de Android y que hace que a día de hoy entre Android Lollipop y Android Marshmallow, versiones de hace cuatro y tres años respectivamente, cuenten con casi un 60% de cuota de distribución entre los dispositivos Android activados.

Además, el Nokia 8 Sirocco recupera una denominación mítica de la marca para colarse como el primer smartphone de gama alta en instalar Android One, y no sólo eso, pues aunque se queda con el Snapdragon 835 del año pasado, sí monta un panel curvado sobre una obra de arte fabricada alrededor de un chasis de acero inoxidable con cristales Gorilla Glass 5 a su alrededor.

Nokia es la mejor noticia sin duda del MWC 2018, y anuncia que su acuerdo con Google sólo les va a traer cosas buenas, así que viendo lo que es capaz de hacer HMD con 749 euros qué podría hacer con casi 1.000, o mejor todavía, ¿qué podrían hacer Nokia y Google con un Pixel de 2018 entre manos?

No sólo eso, y es que en su afán de recuperar a los clásicos, esta feria ha servido como rampa de re-lanzamiento del Nokia 8110, el mítico smartphone de Matrix, que se pone al día con servicios de Google, redes sociales como Facebook y soporte para WhatsApp, todo ello con su tapa deslizante y su teclado alfa-numérico.

Nokia 8 Sirocco, frontal

LG va a esperar tiempos mejores, con un mejor LG V30

Para los coreanos de LG soplaban vientos de cambio en 2018, y es que tras abandonar a su suerte el diseño que tenían avanzado para un nuevo LG G7 el fabricante compatriota de Samsung anunció que se bajaban del barco, que no era momento de seguir la corriente de las iteraciones anuales y que a partir de ya lanzarían nuevos teléfonos de gama alta cuando el mercado lo requiriese.

Una estrategia que LG ha debido explicar y que, realmente, sí es explicable y se explica fácilmente con una pregunta: ¿Quién quiere hoy en día un nuevo smartphone cada año?. Puede que LG tenga razón y que este G7 no fuera lo suficientemente bueno, la tecnología no ha avanzado lo suficiente para una iteración completa y Samsung lo ha demostrado renovando y no revolucionando a sus Galaxy S.

LG V30s ThinQ

En esta tesitura LG se coloca como el único fabricante que quiere abandonar las renovaciones estacionales, sólo porque las fechas lo requieran, y el LG G7 esperará tiempo mejores tras ver cómo mejoraba el LG V30 para ponerse al día y permitirse competir con la nueva gama alta de 2018.

Casi por sorpresa, con perfil muy bajo y sin hacer ruido, el nuevo LG V30S ya es una realidad y vitamina a un dispositivo interesante, que había bajado de precios hasta un nivel muy aceptable y que con estas pequeñas mejoras renovará su lucha a la espera de un sucesor que diferencie mucho más a la gama alta de LG.

LG V30s Blue

En Andro4all | Mobile World Congress 2018, día 0: todas las novedades Imagen de cabecera | NaturalNerdiy

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en LG V30s, MWC 2018, Nokia, Nokia 8 Sirocco, Samsung Galaxy S9, Sony Xperia XZ2
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs