Cómo detectar aplicaciones falsas en Google Play Store

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Apps de pago

Hace años ya que Google libra una guerra abierta contra las aplicaciones de mala calidad que se reproducen como hongos en Play Store, ya hemos visto por ejemplo como el gigante californiano penalizaba este tipo de apps en las búsquedas, aunque realmente es cierto que a Google aún le queda mucho por hacer con las ‘fake apps’ que campan a sus anchas por su tienda de aplicaciones.

Hace nada más de un millón de usuarios instalaba una versión falsa de WhatsApp, y eso no es más que la punta del iceberg de un mal que asola la plataforma Android casi desde sus inicios, un mayúsculo problema que ha intentado ser atajado por todos los medios, pero que continúa empeorando con el paso del tiempo.

Las aplicaciones falsas no se han ido de Google Play Store y todavía suponen un peligro constante para los usuarios que bucean en la búsqueda de nuevas apps, aunque eso sí, hemos de reconocer que efectivamente no todas estas aplicaciones falsas se pueden considerar malware ni son dañinas, pues una buena parte de ellas son totalmente inofensivas para el usuario y tan sólo generan ingresos a través de publicidad aprovechándose del nombre de otra app o de búsquedas virales.

Malware Android

¿Que cómo puede hacerte daño una app móvil? Pues de muchas formas, realmente y es que instalar una aplicación maliciosa puede provocar que roben tus datos, fotos o contraseñas, también puede hacerte perder dinero al enviar esta app SMS a servicios premium, o incluso puede que pierdas los datos o el acceso a tu dispositivo porque dicha app lo bloquee o dañe la memoria.

Sea como fuere no os alarméis todavía, y es que tal y como nos cuenta AddictiveTips lo primero que debéis saber para evitar riesgos es cuales son los tres tipos principales de aplicaciones falsas que puedes encontrarte, qué hace cada una de ellas y a qué te expones si la instalas. Repasemos…

Android descargar apps

1. Copias descaradas de apps o servicios populares

Mencionábamos a WhatsApp al principio del artículo, y es que las aplicaciones y los servicios más populares son también las más propensas a sufrir copias descaradas que se publican como reales en Google Play Store.

Las copias buscan ser lo más fieles posible, y a menudo son muy difíciles de identificar si nos guiamos sólo por el número de descargas y no nos fijamos en los detalles, pues para muestra el botón de la mencionada aplicación falsa de WhatsApp, que había sido instalada por más de un millón de usuarios. No te fíes demasiado de ese número de descargas, o no al menos sólo de él…

En este tipo de aplicaciones generalmente no hay mayor malicia que la generar ingresos con publicidad engañando al usuario, que creerá estar usando el servicio original cuando realmente está usando una burda imitación. El funcionamiento puede ser parecido o no, incluso a veces ni siquiera funcionará, pero el nombre del desarrollador, la UI y la apariencia, así como los iconos y la información de la app seguramente será un calco de la original.

Todo tipo de apps populares pueden en un momento dado recibir copias, así que atentos, porque ya se han visto apps falsas de este tipo suplantando a VLC, a WhatsApp, a Telegram, a las apps de Office, etcétera…

Flappy Bird

2. Falsificaciones sin paliativos

Seguramente el mayor ejemplo de falsificaciones de este tipo, a veces también entendido como “clones” de una app, haya sido Flappy Bird, y es que el fenómeno de descargas vivido en 2014 y la posterior desaparición del juego motivaron a los desarrolladores a lanzar infinidad de versiones y reinterpretaciones diferentes de este videojuego, la mayoría de dudosa calidad.

Cualquier aplicación popular estará en el ojo de los falsificadores, ya sea para imitar al máximo una app o para directamente clonarla en una flagrante falsificación que no hace falta ni esconder, que no quiere engañar sino posicionarse aprovechando el nombre de otros, y que lo que termina haciendo es confundir a muchos usuarios que acaban por instalarla creyendo que también es una app original.

Un ejemplo claro lo encontraréis al buscar “Angry Birds” en Google Play Store, contad cuantas apps de Rovio aparecen y cuantas copias de otros desarrolladores las siguen. A veces incluso encontraréis aplicaciones que se parecen en el nombre pero que son tan sólo una colección de fondos de pantalla, y otras veces se tratará de un juego similar pero en que todo parecido con el original es pura coincidencia.

Al menos en este caso nadie quiere engañarnos imitando al milímetro y lo cierto es que son fácilmente identificables: el nombre del desarrollador no corresponde, tampoco las imágenes de la app y el resto de la información. Además, la mayoría suelen también ser inofensivas y buscan beneficios con publicidad, aunque alguna habrá que incluya código malicioso por el medio.

Google penaliza a las apps con mal rendimiento en Google Play

3. Aplicaciones de código abierto modificadas y re-compiladas

Tampoco se salvan las apps Open Source, y es que mucha gente saca partido de los desarrollos de código abierto que publican muchos programadores en Internet, ofreciendo el código a todo aquel que quiera modificar la aplicación a su gusto y compilarla de nuevo para utilizarla personalizada.

No es difícil coger el código de una app, modificarlo para añadir publicidad y empaquetarla de nuevo para publicar más tarde en Google Play Store, modificando tan sólo lo justo en descripciones y material gráfico para que parezca una nueva app que compite con la original. Una aplicación que no tenía anuncios de repente los tiene, y los beneficios se los lleva el listillo que la ha re-compilado.

Puede parecerlo, pero no penséis que se trata de una práctica ilegal pues no lo es realmente. Si alguien ha creado una aplicación de código abierto y cede el código sin condicionantes, cualquier puede usarlo de la forma que prefiera.

En mi opinión, este es el caso más peligroso y el más complicado de detectar, y es que el acceso al código permitirá añadir cualquier sentencia maliciosa prácticamente indetectable manteniendo interfaz y el resto de la aplicación intacta, algo que podría llevar a equívocos a una cantidad brutal de usuarios que se encontrarían con su seguridad comprometida.

apps

¿Cómo evitar una aplicación falsa en Google Play Store?

Pues bien, el principal consejo suele ser siempre el mismo: utiliza la lógica. Nunca debes olvidar que el mayor antivirus eres tú mismo y no una aplicación, así que fíjate muy bien en lo que instalas desde cualquier tienda de apps o fuera de ella.

Normalmente la búsqueda de aplicaciones con los motores de Google filtra mejor los resultados eliminando aplicaciones falsas o con malas valoraciones, así que lo ideal es que intentes siempre buscar aplicaciones desde los canales oficiales de Google Play Store, ya sea en web o desde la aplicación del smartphone.

Si dudas, lo ideal es que busques el sitio web oficial de la compañía que ha desarrollado la aplicación en cuestión, ya sea una empresa o un desarrollador independiente. Normalmente este sitio web está enlazado en Google Play Store en la sección des datos de la app, y allí podrás verificar también iconos, material gráfico, descripciones, versión o peso en megabytes de cualquier aplicación.

Una buena piedra de fuego son también las opiniones de la gente, y es que seguro que alguien ha picado antes que tú a la hora de instalar una ‘fake app’. Lee algunas descripciones, si la aplicación es falsa lo lógico es que entre las valoraciones más destacadas encuentres lo que buscas en forma de malas críticas y bajas puntuaciones.

Los mencionados datos de la aplicación deben ser revisados con lupa, pues las imitaciones intentarán que se parezca todo al mílímetro, por ejemplo el nombre del desarrollador, pero necesitarán introducir un espacio, un guión, un punto o algo parecido. Fíjate bien en los detalles para no cometer errores.

Ahora que ya estáis preparados, os toca el turno de salir al ruedo a buscar aplicaciones, pero recordad que si encontráis una app falsa podéis reportarla a Google para su eliminación, de hecho no debéis dudar nunca en hacerlo, así como dejar un comentario para avisar al resto de usuarios hasta que Google la elimine. ¿Habéis instalado alguna vez alguna aplicaciones falsificada? ¿Tenía malware? Contadnos vuestras experiencias que eso nos enriquecerá a todos…

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Aplicaciones Android, Google Play, Sistemas operativos, Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs