¿Por qué los fabricantes no regalan accesorios al comprar un smartphone?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

samsung-unboxing

El Mobile World Congress nos ha traído más de 20 nuevos smartphones a la plataforma Android, de un buen número de fabricantes distintos además, aunque si nos fijamos lo cierto es que la mayoría de teléfonos de última generación son todos casi idénticos.

Los diseños full view han lastrado la diferenciación, que en la parte de hardware ya estaba bajo mínimos, así que ahora la justificación del precio de un gama alta llega con eso que llamamos “valor añadido”, esa cantidad de mejoras que un fabricante es capaz de añadir a sus smartphones además de lo que ya haría cualquier otro con el mismo hardware.

Hablamos obviamente de las cámaras fotográficas de alta calidad y con lentes de firmas reconocidas, el sonido Hi-Fi cortesía de grandes marcas de la industria, aderezos de software propietario para mejorar la experiencia, y entre otros detalles encontramos también ese sinfín de accesorios que amplían las posibilidades de nuestros teléfonos, y que han conseguido sumar un ecosistema creciente de opciones en los catálogos de todos los fabricantes.

No en vano, se trata normalmente de añadidos de hardware que deberemos comprar a parte y con los que el fabricante hace aún más negocio, así que la idea de las gafas VR, las bases de carga rápida inalámbrica, las pulseras cuatificadoras de actividad, las fundas inteligentes o las power banks, entre otros muchos tipos de accesorios, no podrían ser más interesantes también para las propias marcas.

moto-mods

Los diseños modulares son buena idea, pero cuestan mucho dinero

También era una idea interesante eso de los diseños modulares, y hablamos en pasado no porque este tipo de terminales con posibilidades de expansión mediante módulos se hayan muerto del todo, sino porque el abandono de Project Ara por parte de Google y el fracaso de LG con su gama G5 & Friends nos han demostrado la inmadurez de estos diseños o al menos que se necesitará una vuelta de tuerca antes de su expansión definitiva.

Tan sólo Motorola sigue apostando con sus Moto Mods por este tipo de accesorios, que ofrecen muchas posibilidades muy avanzadas, como cámaras de alta calidad que se adaptan al teléfono, gamepads de ajuste magnético, altavoces inalámbricos, chaquetas de expansión de batería, pantallas acoplables de mayor tamaño, etcétera…

Quizás su mayor problema no sean las capacidades de estos accesorios, sin duda interesantes, sino su alto coste, y es que comprar un smartphone de gama alta ya nos cuesta alrededor de 900 euros, y sumar el precio de estos dispositivos de expansión sumaría otros 100 ó 200 euros más por accesorio a la cuenta final, un coste casi inasumible y que además dependerá en demasía de la retrocompatibilidad con los accesorios de las siguientes iteraciones de la misma gama.

xperia-accesorios

Cada vez llevamos más gadgets… ¡casi obligados!

Sea como fuere, para acotar el problema de los accesorios cabe destacar también la evolución de los smartphones en los últimos ejercicios, y que realmente han sido los fabricantes los que nos han ido obligando a adquirir cada vez más accesorios para acompañar a nuestros flamantes smartphones.

No en vano, este tipo de diseños unibody tan bonitos que manejamos últimamente nos han eliminado de un plumazo la posibilidad de sustituir la batería del dispositivo en caliente, así que en lugar de comprar otra batería de reemplazo y llevarla con nosotros, hemos de cargar con pesadas power banks o baterías externas para ampliar la autonomía del terminal.

Así mismo, las construcciones metálicas y de cristal que acostumbramos a ver últimamente son bonitas pero delicadas, así que han proliferado infinidad de fundas de tipo calcetín, tipo pouch, tipo libro, algunas inteligentes, otras con una zona transparente para las notificaciones, y así con un largo catálogo de protectores, también de pantalla, que sumamos al carro…

Y el último debate con la paulatina eliminación del audio-jack nos traerá antes o después la necesidad de cargar con un adaptador de USB Tipo-C a jack 3,5mm, o llevar en su defecto unos auriculares inalámbricos que de momento cuestan un ojo de la cara.

nubia-z17-lite (18)

¿Y si los teléfonos se vendiesen en packs como las consolas?

Esto nos ha hecho reflexionar en la necesidad de que los propios fabricantes de smartphones sean los que tomen conciencia del asunto, y si nos obligan a cambiar a unos auriculares inalámbricos sean ellos los que asuman parte del coste, regalando los accesorios imprescindibles o al menos vendiendo packs que abaraten el dispositivo.

No en vano, ninguna de los fórmulas es nueva, y de hecho hasta ahora con cada smartphone nos venían “de regalo” cargador y auriculares, cosa que muchos están empezando a eliminar al menos en lo que a los auriculares se refiere. Otros como Sony vendieron en su día bundles con el Sony Xperia Z que incluían la base de carga, unos auriculares de calidad y un par de Smart Tags, y muchos optaron por este pack de importación alemana en lugar del escueto paquete de venta español.

Esta última es la estrategia de márketing más utilizada en el mundo de los videojuegos, y es que no es complicado encontrar packs de las últimas consolas del mercado que incluyen dos mandos y algún videojuego con un precio ligeramente rebajado para hacerlo más atractivo.

Samsung Gear VR

En la industria de los smartphones, ya hemos visto hacerlo a Samsung por ejemplo con algunos de los terminales de muestra que se envían a la prensa en muchos países, como la foto que ilustra el artículo y que está publicada por PhoneArena, donde vemos que al Galaxy Note 8 lo acompañan una tarjeta de memoria de 256 GB y la base de carga inalámbrica. Estos packs, sin embargo, no están a la venta y tan sólo se entregan como demostración del producto.

Por otro lado, cabe comentar que en años anteriores la mayoría de dispositivos estrella de los principales fabricantes se acompañaban de algún regalo en la pre-venta, cosa que al menos en España hemos perdido en favor de financiaciones a coste cero y otro tipo de estrategias de márketing.

Cabe preguntarse pues eso de por qué no empezar a vender los teléfonos en packs como las consolas, que nos permitan elegir accesorios para nuestro smartphone y nos supongan algo de ventaja en costes. Seguro que así los accesorios tendrían también una salida mucho mayor… ¿Qué pensáis vosotros? ¿Os compraríais un pack con un Moto Z y un par de Moto Mods por un módico descuento?

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Mercado, MWC 2018, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs