He jugado al nuevo juego de Harry Potter y me ha hecho pagar a los 15 minutos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Harry Potter Hogwarts Mistery

Como buen fan de la saga Harry Potter, me he llevado una grata sorpresa cuando Google Play me ha avisado de que Hogwarts Mystery ya estaba disponible para su descarga. Ilusionado, he corrido –metafóricamente hablando– a descargarlo y a jugarlo en mi móvil, y me duele en el alma decir que mi decepción ha sido mayúscula. He estado jugando durante una buena cantidad de horas, tomando notas para traer un análisis más en profundidad, pero no quería dejar pasar la oportunidad de contarte mis primeras impresiones.

El juego, enmarcado dentro del género de los RPG, narra la historia de… ti. Debes crear un personaje, personalizarlo, ponerle nombre y completar acciones. Podrías pensar que esto supondría un reto, pero nada más lejos de la realidad. El juego tenía buena pinta al principio: escenarios muy reales, una historia que parece interesante –no haré spoilers más allá de lo estrictamente necesario–, aprender hechizos, pociones y a volar… pero todo cambia cuando te das cuenta de que Harry Potter: Hogwarts Mistery se podría resumir en pulsar de forma repetida en la pantalla. La cosa empieza a torcerse.

Pantalla de personalización del personaje

El juego tiene todas las papeletas para ser lo que comúnmente se conoce como “sacacuartos”. Es una saga famosa, es un juego gratuito y, por supuesto, realizar acciones consume energía. El resto casi que te lo puedes imaginar, ¿verdad?

El juego huele a micropagos desde el momento uno, aunque no pensaba que sería tan pronto.

Pulsa aquí, desliza así y, cuando puedas, paga

Harry Potter Hogwarts Mistery (8)

No vamos a entrar en la historia porque eso lo dejamos para el análisis. Sí te voy a contar que empiezas en el Callejón Diagon, donde haces un pequeño tutorial para que sepas la mecánica del juego (tocar y deslizar), conoces a Rowan, tu mejor amigo, y te haces con tu varita. Luego llegas a Hogwarts, eliges tu casa y te vas a tus primeras clases. La primera es “Encantamientos”, donde aprendes el hechizo Lumos.

Harry Potter Hogwarts Mistery (1)

Debes tocar varias veces los personajes u objetos iluminados en azul

Aquí empieza la hecatombe. Para aprender el encantamiento debes completar acciones, que vienen a ser tocar en diferentes lugares iluminados de la pantalla: “Observar a un compañero” (pulsando cinco veces sobre él), “Reflexionar” (pulsando tres veces sobre ti), cosas así. Cada vez que tocas gastas un punto de energía.

Tienes 24 puntos en total (que aumentan conforme avanzas), aunque si aprender un hechizo o completar una misión te lleva 15 toques, pues apaga y vámonos. Cada punto tarda cuatro minutos en recuperarse, así que en total tardas más de hora y media en recuperarlos todos (tiempo que también aumenta conforme consigues más puntos de energía).

Cada acción da puntos, que a su vez dan estrellas. Cada misión tiene un número de estrellas determinado y, a más estrellas, más energía debes gastar.

Luego vas a pociones, conoces a tu archienemiga, y aprendes a preparar tu primera poción. Esta sale perfecta (cómo no, si lo único que tienes que hacer es pulsar diferentes objetos en la pantalla sin ton ni son), pero esta muchacha te la juega y hace que tu caldero explote. Pierdes puntos de tu casa (Ravenclaw en mi caso) y vuelves a tu sala común. Allí hay una carta esperándote, firmada por Snape, el profesor de pociones, que dice que si quieres recuperar los puntos debes llevarle un bote de babosas de un almacén.

Vas al sitio (que no creas que tienes que buscarlo, es solo pulsar un botón) y te quedas encerrado en una sala donde hay un Lazo del Diablo (una planta asesina que protege la Piedra Filosofal en la primera película). Aquí tienes que hacer diferentes acciones, y vaya, te quedas sin puntos de energía.

Harry Potter Hogwarts Mistery (2)

Ahora tienes dos opciones: esperar 20 minutos a que se te recargue la suficiente para poder avanzar o usar 55 diamantes (yo, en este momento, tenía seis). ¿Cuánto debes pagar por ellos? Pues o tres packs de 25 a 0,99 euros cada uno o un pack de 130 por 4,99 euros. 15 minutos ha tardado el juego en querer cobrarme.

Precio de los micropagos

Tras esperar media hora puedo seguir con la historia. Tras un largo diálogo llegan las clases de vuelo, en las que aprendes a usar la escoba “reflexionando”, “observando” y “pensando” (es decir, tocando en la pantalla). Completas la fase sin mayor dificultad, pero en la siguiente vuelves a tener que pasar por caja o a esperar para avanzar, ya que vuelves a quedarte sin energía. Vamos, que al final pasas más tiempo esperando que jugando.

Harry Potter Hogwarts Mistery (3)

En conclusión

A falta de analizarlo más a fondo, mis primeras impresiones son nefastas. No quiero decir que el juego no tenga que tener micropagos, puesto que los desarrolladores deben ganar dinero de alguna forma, pero me parece que el juego va “a saco”. Los escenarios son geniales, los personajes más conocidos están muy logrados, pero el juego no te ofrece un reto, no es complicado, y está enfocado a que acabes pasando por caja al 100%. Pruébalo y juzga por ti mismo.

Google Play | Harry Potter: Hogwarts Mystery

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Juegos Android, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion