Casi diez años después, Android aún no tiene un tema oscuro nativo, ¿por qué?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tema claro y oscuro en Android 8.1

Con el auge de la tecnología OLED en el sector telefónico, no es raro ver cómo cada vez más desarrolladores apuestan por temas oscuros o totalmente negros en sus aplicaciones, o fabricantes que adaptan partes de su interfaz —véase, el “notch”— para hacerlas invisibles beneficiándose de las capacidades de esta tecnología de pantalla basada en diodos orgánicos, capaces de apagar aquellos píxeles encargados de reflejar el color negro.

Pero a pesar de eso, y aunque otras plataformas ya se hayan sumado a la tendencia de incorporar algún tipo de tema oscuro de forma nativa, ¿por qué Android, la plataforma madre en términos de personalización, aún no cuenta con esta opción por defecto? Lo cierto es que los propios ingenieros que forman el equipo de desarrollo de Android lo han explicado en varias ocasiones, aunque los usuarios hayan hecho caso omiso.

Que Android no tenga un tema oscuro nativo tiene su explicación

Con Android 8.0, a los entusiastas de Android se les abrió una puerta hacia la personalización profunda en Android, gracias a la inclusión de soporte para RRO, un sistema desarrollado por Sony e implementado en AOSP, que permitiría instalar temas personalizados sin necesidad de permisos de superusuario. Más tarde, con Android 8.1 aparecían las primeras pistas sobre un tema oscuro nativo, que se activaba si el fondo de pantalla era lo suficientemente oscuro. Este tema, sin embargo, distaba de ser lo que los usuarios pedían, ya que solo cambiaba el color de algún que otro componente de la interfaz.

Pero con Android P, todo cambiaba de nuevo. Google decidió eliminar de un plumazo el soporte para temas personalizados sin root, acabando así con la compatibilidad de una de las plataformas de personalización más populares como lo es Substratum. Esto, deja a los usuarios sin la posibilidad de recurrir a temas de terceros, y anclados a la apariencia excesivamente blanca y clara de Android P, aunque con el tema automático basado en el fondo de pantalla incluido en 8.1.

Y lo cierto es que no es la primera vez que el equipo detrás de Android experimenta con sistemas de este tipo, sino que ha sido una entrada recurrente en la lista de cosas por hacer de Google con el paso de los años. Tras la llegada de Android 7 Nougat, los ingenieros de Android realizaron una ronda de preguntas y respuestas, en la que decenas de usuarios preguntaban por qué el tema oscuro a nivel de sistema que se había introducido en las primeras versiones para desarrolladores, fue eliminado en la edición final. La respuesta del equipo fue la siguiente:

El tema oscuro era una modificación de ‘Material’ que cambiaría automáticamente entre variantes claras y oscuras en función de la configuración del modo nocturno de UiModeManager. Lo cual fue increíble, y sé que a mucha gente le gustó ver un tema oscuro en la app de Ajustes.

Sin embargo, tanto en Android M como en N, la característica del tema oscuro tuvo que ser revertida debido a problemas del ecosistema. Tan simple como: tratamos de hacerlo, la implementación del tema oscuro significó hacer el doble de trabajo de diseño y el doble de verificación para que que el estilo visual se implementara correctamente […] No era aceptable dejar una función que funcionara a medias en la plataforma, donde se esperaría que los desarrolladores la respaldaran. Así que tuve que matar personalmente la función dos veces, y finalmente ha sido para el beneficio de la plataforma.

Y exactamente un año más tarde, cuando Google lanzaba Android O de forma oficial, el mismo equipo de desarrolladores volvía a la carga, para aclarar las dudas de los usuarios. Por supuesto, el tema oscuro en Android volvía a ser protagonista de decenas de preguntas:

Es posible que recuerdes un tema oscuro que hizo apariciones breves en versiones anteriores.Dado que ya teníamos un tema Material oscuro, no teníamos que preocuparnos por las API para describir las propiedades temáticas; sin embargo, no pudimos convertir todas las aplicaciones existentes (por ejemplo, Calendario, Fotos, otras aplicaciones integradas y centrales, incluso la app de Ajustes fueron un desafío) para admitir el tema Material oscuro y verificar que fuera compatible correctamente.

En definitiva, lo que podemos extraer de estas respuestas es que añadir un tema oscuro nativo en Android causaría graves problemas de consistencia a nivel de interfaz en todo el sistema operativo, además de sumar aún más trabajo a los desarrolladores. Puede que en el futuro, quizá con Android P, Google sea capaz de dar con la solución e implementar por fin una de las características más solicitadas por los usuarios en los más de ocho años de historia del sistema. O puede que no.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Android 9.0 Pie, Temas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs