Ni personalización ni bloatware, este sería el futuro de Android si yo fuese Google

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Android P foto

Desde hace unos años y hasta ahora hemos visto y comprobado que Google sabe lo que hace con Android. El lanzamiento de la primera Developer Preview de Android P nos demostró que Android, cuando es Android y no “otra cosa rara”, funciona a las mil maravillas. Es estable, funcional y fluido, que es lo mínimo que se le puede pedir a un sistema operativo móvil. La última beta, presentada en el Google I/O 2018, sigue la buena senda que marcó su antecesora, y eso debería darnos que pensar.

Desde los inicios de Android, allá por el 2007, hemos ido evolucionando, mejorando el hardware, los materiales de construcción, la cámara y el rendimiento en general, pero hoy, 11 años después, se sigue cometiendo el que, a mi juicio, es un error capital: dejar que las marcas hagan con Android lo que les de la gana. Como sabes, cada firma coge Android, lo modifica, le mete colorines, luces, apps propias, funciones extras “que revolucionarán la forma en la que interactúas con tu móvil” y que jamás se usan… Funcionalidades superfluas que, en última instancia, acaban lastrando la experiencia de usuario.

En este artículo querría plantear cómo me gustaría que fuese Android en un futuro. Vaya por delante que lo que vas a leer es mi opinión personal y que no representa la de Andro4all. De la misma forma que yo voy a opinar, te invito a que tú también lo hagas en los comentarios de más abajo. Dicho esto, empecemos.

El problema de la personalización

Batería inteligente en Android P DP2

Sé que posiblemente me lluevan los palos por decir esto, pero creo que el rumbo de Android debería ir en la línea de lo que Apple hace con iOS. Me explico. ¿Cuál es la principal ventaja que un iPhone tiene sobre un smartphone Android? Las actualizaciones. Cuando Apple saca una actualización, todos los iPhone la reciben y listo, sin mayor complicación. Pueden ir mejor o peor, pero recibir la reciben. Fuera fanboyismos, esta es una realidad irrefutable. Las actualizaciones funcionan mejor en iOS, y no hay ningún problema en reconocerlo.

En Android también es exactamente igual, siempre y cuando tengas un Google Pixel, que viene a ser el ‘iPhone con Android’. Merece la pena gastarse 900 euros en un Pixel porque sabes que tendrás soporte oficial por parte de Google, que todo te llegará al momento y que disfrutarás de Android en su máximo esplendor. Hasta aquí creo que todos estaremos más o menos de acuerdo. ¿Cuál es el problema? Que Android lo usa todo el mundo, y cada marca lo modifica para adaptarlo a sus dispositivos y sus líneas de diseño, traducidas a nivel de usuario como capas de personalización.

De esa forma, cuando Google saque Android P oficial, los Google Pixel lo recibirán en el instante y tu móvil de mil euros, lleno de colorines y funciones extra que no usas, lo hará en un plazo de entre 6 y 12 meses (con suerte). ¿Por qué? Porque las marcas tienen que coger todas esas funciones extras y luces de colores, adaptarlas a todos y cada uno de los móviles que tienen en el mercado, y desplegar la actualización. A esto le tienes que sumar el filtro de las operadoras, que son para darles de comer a parte.

Imagina esto multiplicado por las 1.300 marcas y los 24.000 modelos de smartphones distintos que existen en el mercado. Una locura.

Cuando los colorines acaban empeorando el rendimiento

samsung-touchwiz-galaxy-s6-touchwiz

¿Qué genera toda esta personalización innecesaria? Problemas de rendimiento. La experiencia de Android Puro es exquisita, y si lees esto desde un Android One, un Pixel, un OnePlus o cualquier móvil que use Android Stock o casi stock lo sabrás. Lo que no es normal es que uses un tope de gama actual y sigas notando pequeños tirones al abrir el cajón de aplicaciones o navegar por el menú, como tampoco es normal que los gama alta tarden 8, 9 o 10 meses en recibir actualizaciones porque la firma tiene que adaptar la capa de personalización y todas las funciones accesorias.

Te invito a que pongas un Google Pixel 2 XL al lado de cualquier móvil sobre la faz de la Tierra y juzgues por ti mismo. ¿Por qué va mejor? Porque no es lo mismo mover Android Puro que mover toda la capa de personalización. No es lo mismo tener 4 GB de RAM bien gestionados, con las apps justas y necesarias hechas por Google, que tener 400 apps que no sirven para nada corriendo en segundo plano porque las marcas consideran que “mejoran la experiencia de usuario”.

En ese aspecto, Apple nos saca una clara ventaja. Te pone las apps justas y necesarias para que el iPhone funcione y luego tú, como usuario, eliges qué quieres descargar y tener. Eres tú el que decide, no una empresa. La diferencia es más que evidente. Android, a mis ojos, debería ser exactamente así.

¿La solución? AOSP para todos y bloatware para nadie

Batería Android P

En mi mundo utópico, todos los móviles, fuesen de la marca que fuesen, tendrían Android Stock. Digo más, no personalizar el sistema operativo sería requisito indispensable para poder usar Android. ¿Eres una marca y quieres añadirle al móvil un optimizador de memoria, una barra de notificaciones nueva e iconos propios? ¡Suerte desarrollando tu propio sistema operativo! Así de sencillo. Android es Android Puro. Lo que tú quieres hacer es otra cosa, es una interpretación de Android que no tiene por qué funcionar igual de bien. A las pruebas me remito.

El factor diferencial de los móviles estaría en el diseño exterior, en el nivel estético y en las especificaciones, pero, por dentro, todos Android Puro. Google sacaría su nueva versión del sistema operativo y las marcas solo tendrían que hacerle un par de modificaciones. Nada estético, nada superficial, simplemente adaptar lo que Google ha hecho a los componentes del dispositivo. Y listo.

¿Quieres añadir tu launcher, tus apps, tus funciones extra ‘superinteresantes’? Pues las subes a Google Play y las anuncias, como hace todo el mundo. ¿Crees que tu launcher es mejor el Pixel Launcher o que Nova Launcher? ¡Súbelo a la tienda de apps y compite contra ellos! Pero no obligues al usuario a tenerlo instalado en su smartphone. Si tú, como empresa, consideras que tus apps ofrecen un valor añadido “imprescindible y revolucionario”, ¿por qué me lo metes todo con calzador en el sistema para que no pueda desinstalarlo? Si tan bueno es, no te preocupes, que ya iré yo a buscarlo.

¿Por qué obligar al usuario a tener algo que no quiere o usa en su móvil?

¿Qué se conseguiría con esto? Por un lado, eliminar el estigma de que Android va mal. Porque Android no va mal, lo que va mal es lo que las empresas hacen con Android. Por otro lado, deshacerse de una vez por todas de la fragmentación, o al menos reducirla en gran medida. En tercer lugar, paliar los efectos de la obsolescencia programada. Finalmente, y en cuarto lugar, hacer que la experiencia de usuario Android sea mucho mejor y más satisfactoria.

El futuro de Android

Barra navegación Android P

El futuro de Android, al menos para mí, pasa por darle un mayor protagonismo a Google y a Android Puro, y dejar las capas de personalización como algo completamente accesorio y opcional. Android P funciona a las mil maravillas, Android One y Android Go funcionan perfectamente, y casi todos los móviles que usan Android Stock funcionan que da gusto verlos. ¿Cómo es posible que un móvil de 200 euros sea más fluido que uno de mil y tenga versiones de Android más avanzadas? La respuesta es que Google está muy, muy presente en el desarrollo.

¿Por qué las marcas que lanzan terminales de gama media están empezando a optar por Android One? Porque funciona. Google obliga a las empresas participantes en este programa a respetar Android y a que todo lo propietario que instalen se pueda eliminar. ¿Para cuando esto en la gama alta? Esa es la respuesta que marcará, a mi juicio, el futuro del sistema operativo móvil más utilizado en el mundo.

*Las marcas deben pasar un control de Google para poder usar Android como sistema operativo. Es lo que se conoce como certificación.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Android Stock, AOSP, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs