He estado jugando a Fortnite en iOS y esto es lo que puedes esperar en Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Fornite iOS

La llegada de PUBG Mobile a Android fue toda una locura, pero más locura será el lanzamiento de Fortnite. El rival más colorido e importante de PlayerUnkown’s Battleground se ha configurado como uno de los juegos más rentables en iOS, habiendo generado más de 50 millones de dólares desde su lanzamiento. No sabemos la fecha en la que este conocido juego llegará a Android, pero sí podemos ir abriendo apetito con un ligero análisis del juego para iPhone. Lo he estado probando, y estas son mis primeras impresiones.

El juego, como ya te podrás imaginar, es de descarga gratuita en la App Store. Ocupa una buena cantidad de almacenamiento (3,79 GB para ser exactos) y gasta batería que da gusto. Antes de empezar el análisis me gustaría exponer que no creo que sea un juego que se pueda jugar en todos los smartphones Android, sino que tener un gama alta será requisito indispensable para que la experiencia sea óptima. Finalmente, decir que he estado jugando una buena cantidad de horas y que lo he hecho en un iPhone 8 Plus.

Todo lo que vas a leer es mi opinión personal.

Primeras impresiones de Fornite

Creo que, si estás aquí, no necesitas que te explique cómo funciona, cómo se juega y cuál es el objetivo de Fornite, ¿no? Por si hay algún despistado en la sala, a modo de resumen, se puede decir que Fortnite es un juego del tipo Battle Royale en el que debes sobrevivir a 99 contrincantes en un mapa cuya extensión roza lo absurdo. La principal diferencia con PUBG es la temática, y es que si en PUBG se busca una experiencia más “cercana a la realidad” –en términos de personajes y localizaciones–, en Fornite el estilo es más cartoon, más colorido y más animado. Para gustos, los colores. A título personal, prefiero el segundo.

Un punto importante, y que amas u odias, es que Fornite tiene soporte para cross-play. Dicho de otra forma, cuando juegas a Fortnite en el iPhone puedes estar jugando contra usuarios de PC y PS4 al mismo tiempo. Esto marca en gran medida la experiencia de juego, pero ya llegaremos a ello. Vayamos por partes.

Un mapa inmenso, un pico y muchas posibilidades

Capturas de pantalla Fornite (5)

El mapa de Fortnite es inmenso, enorme, gigantesco, como quieras llamarlo. Te encontrarás con las mismas localizaciones que ya conocerás, como Pisos Picados, Polvorín Polvoriento, Pueblo Pomodoro, Acres Anárquicos, etc. En realidad es absurdo hablar del mapa porque es exactamente el mismo que el de las otras plataformas. Hay quien dirá que “el mapa de PUBG también es enorme”, y no le faltará razón, pero hay diferencias.

El escenario de Fornite te invita a interactuar con él. ¿Cómo? Usando el pico. Gracias a esta herramienta puedes conseguir recursos (madera, ladrillo y metal) con los que podrás levantar construcciones que pueden servirte para atacar o defenderte.

PUBG tiene un problema, y es que la falta de interacción con los alrededores hace que, si no vas muy a saco, el juego se convierta en un simulador de paseos. En Fortnite eso no pasa. Si tienes que andar de un punto a otro puedes ir interactuando con los árboles, piedras o vehículos y lootear recursos que te vendrán bien en tus próximos asaltos. En ese sentido, al menos a mí, Fornite se me hace menos pesado que PUBG.

Un rendimiento exquisito sin rastro de lag

Me ha gustado mucho cómo están construidos los escenarios, su diseño, su colorido y su temática. Es cierto que la calidad gráfica en la versión para iOS no la puedes comparar con la versión de PC, PS4 o Xbox, pero he de decir que Fornite para móviles está muy bien hecho y da gusto jugarlo. Tanto el avatar, como la interfaz, el mapa y las animaciones se mueven de forma fluida. Las transiciones son suaves, no como en PUBG, que se notaban toscas (el apuntado es el mejor ejemplo), y las caídas de frames brillan por su ausencia. El vídeo de arriba ha sido capturado en el iPhone, y muestra cómo todo se mueve a pedir de boca.

En lo que a conexión se refiere, no he notado ningún tirón ni lag. Siempre he jugado con unos 50 ms de ping –conectado al WiFi, eso sí– y las partidas se han desarrollado sin problema. El matchmaking más largo que he tenido que esperar no llegó a los 15 segundos. Donde a lo mejor puedes notar un pequeño tironcito, muy, muy somero, es cuando hay muchos jugadores disparándose en un mismo sitio. Como esta situación no suele ocurrir a menudo pues no hay mayor problema.

Con PUBG me pasaba mucho, jugando también en iPhone, que disparaba a los rivales y las balas no llegaban, o de repente desaparecían y estaban 20 metros más adelante. En Fornite no me ha pasado ni una sola vez. Como te digo, el juego es fluido en todos los sentidos. Chapó.

Fortnite saca pecho en conexión y rendimiento, y me gustaría señalar que no me he encontrado ni un solo hacker.

Los controles son nefastos, como es normal

Capturas de pantalla Fornite (16)

Uno de los aspectos que menos me gustaron de PUBG fueron los controles, y en Fornite me ocurre exactamente lo mismo. Si bien es cierto que las interacciones como abrir la puerta, recoger loot e interactuar con las armas e inventario están mejor resueltas que en PUBG, me sigue pareciendo complicado manejarse con soltura. Con el pulgar izquierdo te moverás (a través de un joystick virtual), mientras que con el derecho dispararás/usarás el pico, saltarás, te agacharás, moverás la mira al apuntar, etc.

Cada una de estas acciones tiene un botón asignado en la zona derecha de la pantalla, lo que hace que, en momentos de tensión, acabes apuntando cuando lo que querías era mover la cámara, o saltando cuando querías agacharte. Es cierto que las acciones como recoger el loot se hacen pulsando en la pantalla, y que las puertas se abren automáticamente, pero para mí sigue siendo complicado. Sigo pensando que los juegos tan complejos no están pensados para móviles, aunque nos empeñemos en que sí.

Eso no quiere decir que no puedas jugar y construir, pero prepárate para echarle horas, y horas, y horas de juego hasta que consigas hacerlo en condiciones.

Fornite, además, tiene otro punto importante, que es la construcción. Construir en ordenador y consola ya es complicado y requiere de cierto arte, así que no te quiero ni contar cómo es en móviles. No he sido capaz de hacer una construcción a derechas porque, de nuevo, los controles son pequeños y están condensados en una pantalla también pequeña. La fluidez con la que puedes alternar entre modo construcción y modo ataque en PC no puedes ni soñarla en móviles, porque la propia interfaz, la propia naturaleza del medio que estás usando, no te lo permite. Y ahí está el gran problema.

No ganarás nunca porque siempre tendrás desventaja

No hay móvil gamer, ni optimización del sistema operativo, ni pantalla 2K, ni conexión WiFi de alta velocidad que pueda ayudarte a hacerle sombra a los jugadores de PC y consola. Por un lado tenemos la pantalla. Tu pantalla es más pequeña, por lo que el nivel de detalle es menor, por lo que lo que tú ves dista mucho de lo que un usuario de PC ve. Si hay un enemigo asomado a un bordillo, él, en ordenador o consola, te verá perfectamente, pero tú no verás nada más allá que un par de píxeles negros por encima del bordillo. Morirás, tenlo por seguro.

Capturas de pantalla Fornite (27)

Tampoco puedes comparar los controles. La facilidad con la que se juega en PC, la precisión que ofrece un ratón y un teclado, con todas sus teclas y configuraciones, no tiene parangón con la pantalla de tu móvil, en la que los gestos se reducen a pulsar y deslizar. Siempre jugarás con desventaja. En una situación en la que todo dependa de la habilidad del jugador, el que use un PC siempre ganará porque los controles son más sencillos e intuitivos, y eso es frustrante.

Hablo desde la experiencia. Me quedé en la posición 10 de una partida porque mi enemigo podía saltar y dispararme a la vez, mientras que yo me tuve que conformar con quedarme estático en el suelo e intentar disparar desde la cadera. Es como tener un coche sin ruedas y querer ganarle una carrera a un Ferrari.

Fornite es un sacacuartos de cuidado (si te dejas)

Capturas de pantalla Fornite (14)

Como decía al principio, Fornite es un juego gratuito para todas las plataformas habidas y por haber, pero los 50 millones que ha generado en iOS desde su lanzamiento han tenido que llegar de algún sitio, ¿verdad? La respuesta son los micropagos. Fornite es como el Counter-Strike: puedes jugarlo perfectamente sin tener armas de colorines, ni avatares exclusivos ni elementos cosméticos extraños, pero todo cambia cuando ves que la gente contra la que juegas sí los lleva. En Fortnite podrás gastar todo el dinero que quieras en estas tonterías que sustentan la industria de los videojuegos actual.

La moneda del juego se llama PaVos, y se consigue conectándote todos los días, haciendo misiones, subiendo de nivel o pagando. Puedes hacerte con un lote de mil PaVos por 10,99 euros o un pack de 10.000 (más 3.500 extra) por 109,99 euros. Para que te hagas una idea, la última skin que han metido cuesta 2.000 paVos, y el último diseño de ala delta 900. ¿Puedes jugar sin ellos y pasártelo igual de bien? Por supuesto que sí. ¿Puedes gastarte todo el dinero que quieras y más en disfrazar a tu personaje? También.

En conclusión, ¿merecerá la pena Fornite en Android?

Capturas de pantalla Fornite (21)

Más o menos esto es lo que te puedes esperar de Fornite en Android. Es un juego bastante entretenido, te lo dice alguien que no es demasiado fan del género, y que promete horas y horas de diversión, sobre todo si juegas con amigos. En mi iPhone 8 Plus funciona estupendamente, pero tendremos que esperar a ver cómo es el rendimiento en las diferentes gamas de smartphones Android (sobre todo porque no he visto la opción para bajarle la resolución y la calidad al juego).

Creo que su principal debilidad es su principal aliciente: el cross-play. Por un lado es fantástico porque si juegas en PC, PS4 o Xbox podrás jugar con tu cuenta en Android/iOS, pero por otro lado es frustrante saber que siempre juegas en desventaja. Los controles no son los mismos y la calidad no es la misma, tenlo presente siempre que vayas a jugar.

Por lo demás, me ha parecido un juego original, bien planteado y ejecutado que tengo muchas ganas de ver en Android. con PUBG me pasó que, tras jugar para escribir el análisis, no quise volver a repetir. Con Fortnite me pasa lo contrario. Es un juego que te invita a volver, que es entretenido y que me ha gustado. Me gustaría ver una opción para jugar solo contra gente que esté jugando en plataformas móviles, algo que no me extrañaría ver con el tiempo.

En resumen, ¿merecerá la pena? Sí. ¿Te enganchará? Si te gustaba PUBG, Fortnite creo que te gustará más. ¿Funcionará bien en Android? Sí, pero en la gama alta. ¿Móvil, ordenador o consola? Ordenador, sin dudarlo. ¿Puedes jugarlo sin gastar ni un duro? Sí, desde luego. ¿Gasta mucha batería? Un 15% en una hora de juego aproximadamente. ¿Calienta el teléfono? Sí, bastante. ¿Llegará pronto a Android? Nadie lo sabe.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Juegos Android, Juegos Android de disparos, Opinión, Shooters
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs