Las 5 cosas que le pido al Google Pixel 3

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Trasera del Google Pixel 2 XL en color negro

Poco a poco nos vamos acercando al mes de octubre, en el que por tercer año consecutivo, cierta compañía de Mountain View dará rienda suelta a su división de hardware para presentar una nueva familia de dispositivos made by Google. De esta nueva generación de cacharros creados por la gran G se espera una segunda edición de los auriculares Pixel Buds, los primeros relojes Pixel Watch y, por supuesto, la tercera generación de los teléfonos Pixel.

Y precisamente de los smartphones hablaremos hoy. Con los Pixel 2 y Pixel 2 XL, Google al fin se ha consolidado como un fabricante de teléfonos digno de tener en cuenta, con terminales que se sitúan en lo más alto del podio de la telefonía móvil —pese a que sus ventas no digan lo mismo–, y es innegable que los nuevos dispositivos se han convertido en los más esperados del año por los entusiastas del sistema operativo del androide verde.

Por eso, como usuario de un Pixel 2 XL desde el día 1, habiendo convivido junto a sus pocos defectos y muchas virtudes, hoy quiero arrojar una serie de ideas a la lista de deseos de los Pixel 3, con algunas –pero no todas– las novedades que me gustaría ver en la tercera generación de teléfonos made by Google una vez sean presentados en octubre.

Mi lista de deseos para los próximos Pixel 3

diseño-pixel-2-4

Dos dispositivos sin tantas discrepancias de diseño

¿Alguien se acuerda del Pixel 2 de 5 pulgadas? Es curioso ver cómo un teléfono que estaba destinado a cumplir los deseos de los amantes de los móviles compactos, ha quedado prácticamente en el olvido –ni siquiera aparece en la portada de la Google Store— debido, entre otras cosas, a las enormes diferencias a nivel estético con el modelo de mayor tamaño.

Con la primera generación de los Pixel, Google lanzaba dos dispositivos exactamente iguales, cuya única diferencia visual la encontrábamos en el tamaño. Esto cambió de forma alarmante en la segunda edición, cuando vimos que los Pixel 2 y Pixel 2 XL parecían teléfonos totalmente diferentes –quizá tuviera algo que ver la elección de marcas distintas para fabricarlos–.

Google Pixel 2 y Pixel 2 XL

Y es que los enormes marcos de pantalla del Pixel 2 no son la única diferencia con respecto al modelo de mayor tamaño. La posición de la cámara trasera y el flash es diferente, y hasta la sutil curvatura que une la pantalla con el chasis de aluminio en el Pixel 2 XL, se convierte en un borde de aluminio biselado mucho menos agradable al tacto en el modelo reducido. Al fin y al cabo, son estas pequeñas discrepancias las que empujan al Pixel 2 a un escalón por debajo del modelo de 6 pulgadas, cuando el objetivo de Google debería ser crear dos terminales equiparables, y dejar las posiciones inferiores para dispositivos de menor categoría, como el supuesto Pixel asequible que podría ver la luz en verano de este año.

Continuidad en la estética

Google Pixel 2 XL

Una de mis mayores preocupaciones con los Pixel 3, es que Google decida desechar por completo el estilo característico de sus terminales, para sumarse a las tendencias del mercado y crear un Pixel 3 con cuerpo de cristal y un notch en la pantalla. Puede que ni los Pixel 1 ni los Pixel 2 tuvieran el mejor diseño del mercado, pero es innegable que eran dispositivos totalmente reconocibles, más aún gracias a las variantes de color especiales como el modelo “Really Blue” de la primera generación, o el Pixel 2 XL “Black and White” con su botón de color naranja.

Por eso, bajo mi punto de vista Google debería ceñirse a las líneas en las que ha estado trabajando durante los dos últimos años, y seguir perfeccionando este estilo hasta hacerlo totalmente único, logrando así que sus terminales se desmarquen por completo del resto de clones que hoy en día inundan la industria telefónica. Y por favor, que no tenga notch.

Carga inalámbrica

Google Pixel XL2 destacada

Puede que este punto esté algo reñido con el anterior. Al fin y al cabo, si Google decide mantener las líneas de diseño de las dos primeras generaciones, no lo tendrá fácil para incorporar carga inalámbrica debido al chasis de aluminio, que impide la carga a través de inducción.

Sin embargo, podría aprovecharse la ventana de vidrio de la parte trasera, usada para mejorar la recepción de señal inalámbrica y acoger la cámara, y ser ampliada para cubrir toda la mitad del panel trasero, habilitando así la carga inalámbrica. Tampoco veo descabellado que Google pudiera optar por combinar el vidrio de la parte superior, con un chasis plástico que permita la carga a través de una base. O bien, la opción más obvia: optar por un cuerpo fabricado completamente en vidrio, que a pesar de ser menos resistente que el aluminio cubierto de plástico de los Pixel 2, sería idóneo para incorporar tecnología Qi.

Sea como sea, Google debería encontrar la forma de incorporar esta tecnología en sus Pixel 3, sobre todo después de que Apple se subiera al carro, y de la llegada de cada vez más dispositivos compatibles con el estándar Qi. Tampoco diría que no a una base de carga inalámbrica diseñada por Google para combinar con los nuevos teléfonos.

Seguir haciendo de las cámaras el principal atractivo

Google Pixel 2, información y trucos sobre su cámara

Si con una sola cámara los Pixel 2 han sido capaz de mantener el liderazgo en cuanto a fotografía móvil hasta estas alturas de 2018, no quiero imaginar lo que Google será capaz de hacer con dos sensores traseros en sus Pixel 3 apoyándose en los sistemas de fotografía computacional propios de la compañía.

De hecho, ni siquiera veo necesario que los Pixel 3 incorporen un sensor secundario teniendo en cuenta lo que se ha logrado con la generación actual. Aún así, la inclusión de la API Dual Camera en Android P nos da algunas pistas sobre lo que se avecina a la familia Pixel.

No tengo ni idea de cuál será la estrategia de Google a nivel fotográfico con sus próximos terminales. Lo único que espero que la principal baza de los Pixel 3 siga siendo la fotografía, combinando hardware y software para acabar creando, un año más, el teléfono con la mejor cámara del mercado, y que en caso de incorporar un segundo sensor trasero, este aporte realmente útil a nuestra experiencia como usuarios.

Aún más detalles de los que hacen únicos a los Pixel

Now Playing en Pixel 2 XL

Por último, solo espero que la nueva generación de dispositivos Pixel siga estando inundada de los pequeños detalles que hacen especiales a los teléfonos de Google. Con los Pixel 2 debutaron opciones como Now Playing, las pegatinas en realidad aumentada, Active Edge y muchos otros pequeños detalles que, si bien en muchas ocasiones olvidas que están ahí, cada vez que los necesitas recuerdas por qué decidiste comprarte un Pixel.

Estas son 5 de las cosas que me gustaría ver en los próximos Google Pixel 3, que deberían ver la luz a principios del mes de octubre. Ahora, como siempre, queremos saber tu opinión:

¿Qué esperas tú de los Pixel 3?

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Google, Google Pixel 3, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs