Este es el cambio más importante que han sufrido los smartphones Android en 5 años

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Moto g5s launcher

Cómo han cambiado las cosas en cuestión de unos cuantos años, ¿verdad? ¡Si parece que fue ayer cuando los teléfonos tenían tapa! El sector de la telefonía móvil ha evolucionado muchísimo en cuestión de muy pocos años, consiguiendo cosas que hasta el día de hoy nos parecían imposibles. ¿Hacer fotos profesionales con un smartphone? ¿Dispositivos con tres cámaras? ¿Inteligencia Artificial? ¿Realidad virtual y aumentada? ¿Rendimiento superior al de muchos ordenadores? Todo ello parecía algo de ciencia ficción, aunque ha resultado ser más real de lo que pensábamos.

Lanzo una pregunta al aire al lector que esté navegando entre estas líneas: ¿Cuál crees que ha sido el cambio más importante de los últimos cinco años en el sector de los smartphones Android? Cada persona tendrá su opinión, y hay quien dirá que la cámara, el procesador, el almacenamiento, la batería o la resolución de la pantalla. Yo, por mi parte, creo que eso se queda en un plano secundario. En mi humilde opinión, el cambio más reseñable que ha habido en el que campo de los móviles Android es que la gama media, por fin, vale la pena.

La gama media por fin se puede usar sin miedo

moto g5s multitarea

Creo que el punto de partida, el momento en el que la gama media se hizo viable, fue en noviembre de 2013. ¿Por qué esa fecha tan concreta? Porque fue cuando Motorola lanzó el primer Motorola Moto G. Fue uno de los primeros gama media que daba gusto usar. Aun con ciertas limitaciones, el Moto G original era un dispositivo que funcionaba a las mil maravillas y cuyo rendimiento quedó más que certificado por parte de sus poseedores. Fue lanzado al mercado con Jelly Bean y llegó hasta Lollipop (la segunda hornada llegaría hasta Marhsmallow).

Creo que fue en este momento cuando Motorola demostró que la gama media tenía muchísimo potencial. Los smartphones en el rango de los 250-400 euros se convirtieron en un nicho del que todas las empresas querían sacar tajada, y así fue. Rara es la empresa que a día de hoy, en pleno 2018, no tiene un terminal en la gama media que, con sus más y sus menos, funciona de forma decente para el usuario estándar, que no quiere grandes alardes de potencia y que hace un uso básico del terminal.

Con esto no quiero decir que hasta el Motorola Moto G no hubiese dispositivos de gama media, porque haberla la había, pero de aquella manera. No queremos señalar a ninguna firma en concreto, pero posiblemente se te vengan a la cabeza algunos modelos de 2011 y 2012 cuya compra era sinónimo de tirar el dinero a la basura. Me atrevería a decir que hasta el Moto G, las dos opciones del consumidor eran o gama alta Android o iPhone. Los gama media de antaño iban mal, hay que decirlo, y de ahí el estigma de que “Android va mal” que todavía arrastramos –aunque sea falso–.

Una gama media con rendimiento envidiable

mi-a1-vs-redmi-5-plus-xiaomi-3

Después del Moto G, muchas marcas se intentaron establecer como referentes en la gama media, algunas con más éxito que otras. A título personal, creo que habría que destacar a Xiaomi, Huawei, BQ, Sony y, posteriormente, Nokia. Sin embargo, creo que el salto más evidente se ha dado recientemente con el lanzamiento de Android One por parte de Google. Android One es, a mis ojos, uno de los mejores programas de la Gran G, que permite llevar la mejor experiencia de Android Puro a la gama media. Esto es sinónimo de rendimiento y calidad, que se lo digan al Xiaomi Mi A1.

Creo que tardaron mucho tiempo en verlo, pero las marcas por fin han entrado en razón y han “descubierto” que no todo el mundo está dispuesto a gastarse 800, 900 o mil euros en un móvil, y que es posible hacer dispositivos mucho más asequibles sin que eso signifique que estos vayan mal. ¿Tu poder adquisitivo es mayor? Pues adelante, compra el tope de gama y disfrútalo. ¿Tu bolsillo es algo más reducido? Pues sin problema, un dispositivo de 200-300 euros te ofrecerá todo lo que le pidas y más.

¿4 GB de RAM un móvil de 200 euros? Eso era inimaginable hace unos años.

La gama media se ha vuelto tan interesante, tan potente, tan viable, que ha desplazado por completo a la gama baja. Esta ya no es necesaria, porque por lo que costaba un gama baja hace unos años ahora te puedes comprar un dispositivo con 3 o 4 GB de RAM, procesador Snapdragon 6XX, buena cámara, buena pantalla y buen rendimiento. Es este, querido lector, el que, para mí, es el mayor cambio que han sufrido los smartphones Android en los últimos años. Por fin, tras mucho tiempo, la gama media vale la pena.

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Gama media Android, Opinión, Smartphones Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs