Los micropagos, la gallina de los huevos de oro de los juegos Android

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Seguramente te hayas dado cuenta de que los videojuegos para Android –y demás plataformas, en mayor o menor medida– han dejado de lado el modelo de pago único por un modelo mucho más rentable a largo plazo: el freemium. El que más y el que menos ha jugado a un juego de Supercell, como Clash of Clans o Clash Royale, y sabe qué es Fortnite. ¿Qué tienen en común todos estos videojuegos? Que aunque son gratuitos generan una enorme cantidad de beneficios gracias a los micropagos. Jugar es gratis, pero si quieres destacar, toca pagar por contenido, ya sea cosmético o no.

Es una tendencia que ha venido para quedarse, por el simple motivo de que funciona. Ejemplo de ello es Fortnite, que en su escaso tiempo de vida ha conseguido generar 300 millones de dólares mensuales. Presta especial atención a esto. Estamos hablando de un juego 100% gratuito al que se podría jugar sin mayor complicación sin pagar un duro. ¿De dónde viene esta ingente cantidad de dinero, entonces? De bailes y skins. Suena absurdo, o al menos yo lo veo así, pero es una realidad. La gente paga porque su personaje lleve una indumentaria distinta al jugador casual con el fin de… ¿destacar en el juego y presumir delante del resto de jugadores? Vete a saber. El caso es que el rendimiento de esta estrategia está más que demostrado.

¿Por qué funcionan los micropagos? Por varios motivos. El primero es porque genera competición y, por tanto, adicción. Al fin y al cabo, el contenido de las loot boxes y demás sistemas de microtransacciones es completamente aleatorio, así que si quieres una skin legendaria tendrás que pagar por ella y esperar a que te toque –si es que llega a tocarte–. El segundo es por el factor social. Si tuviera que decir un jugador referente de Fortnite creo que sería Lolito Fernández. Este youtuber mueve masas, miles y miles de personas ven sus vídeos y quieren ser cómo él. Si él tiene una skin, el fan la quiere para decirle a sus amigos “¡Tengo la skin de Lolito!” y presumir.

¿Aporta algo tener una skin diferente en el transcurso del juego? No, pero la gente la quiere porque puede presumir de ella.

Eso en lo que al consumidor se refiere. Luego tenemos a la empresa desarrolladora, y sigamos con el ejemplo de Fortnite. El juego de Epic Games suma ya más de 40 millones de descargas. Ponle que el juego costase 20 euros y no tuviese micropagos. De haber vendido la misma cantidad, cosa que dudo que hubiese pasado, la firma habría generado ya 800 millones de euros en compras. Punto. Es dinero, sin duda, pero hasta ahí. En la medida en que nadie más compre el juego, el dinero dejará de entrar. Con los micropagos eliminas ese problema de raíz (recuerda, Fortnite genera más de 300 millones de euros al mes).

Los micropagos permiten alargar la vida útil del juego ad infinitum. Se puede añadir más contenido cosmético, nuevas skins, nuevos bailes, nuevos gestos… La máquina de hacer dinero seguirá funcionando hasta que el juego pase de moda, momento para el que entonces se habrá generado mucho más dinero que el que se habría generado vendiendo copias a 20 euros. Ponle que la fiebre de Fortnite durase un año. 300 millones de dólares por 12 meses son 3.600 millones de dólares, 4,5 veces más de lo que la firma habría ganado vendiendo copias a 20 euros. Es un ejemplo, no te lo tomes al pie de la letra, pero ilustra la idea que te quiero transmitir.

Un juego con micropagos es un juego al que vuelves, y si vuelves, gastas más.

Ha llegado un punto en el que el mercado de los videojuegos se ha sometido a las microtransacciones, en lugar de favorecer la calidad por encima de todas las cosas (con lo que no quiero decir que los estudios no deban ganar dinero, en absoluto). Ejemplo de ello es PUBG, que sigue en fase de pruebas mientras no deja de añadir contenido a las cajas de botín, o Dragon Age, que tiene modo online por el simple hecho de que en Mass Effect 3 los micropagos generaron tanto dinero que desde EA quisieron repetir la jugada. El dinero por encima de todas las cosas.

En la fábula de la gallina de los huevos de oro, el granjero que encuentra el huevo dorado decide matarla porque, seguramente, tenga más huevos en su interior y pueda venderlos para ganar más, con la sorpresa de que no hay nada. Su moraleja es que la avaricia rompe el saco, y esto es, precisamente, lo que estamos viendo en los juegos para móviles. Ya da igual que el juego sea mejor o peor, el jugador estará dispuesto a pagar por no tener que esperar a recuperar energía, por tener una skin nueva o por un baile para su avatar. Esto es lo mismo que tirar dinero a la basura, porque cuando el juego pase de moda, todo ese dinero que has invertido, mucho más que el que habrías gastado si hubieses comprado el juego de una única vez, no valdrá absolutamente nada.

Desde mi punto de vista, estamos en ese momento en el que tenemos a la gallina cogida por el cuello dispuestos a matarla. Estamos llegando a un punto en que vale más tener un personaje molón que un juego con una historia, calidad y soporte que merezcan la pena. De nosotros, como jugadores y consumidores, depende no pasar por el aro. Tenemos que realizar un consumo responsable y consciente, siendo realistas y teniendo presente que estamos alimentando a una industria que, salvando a los desarrolladores indies, mira por su propio ombligo más que por la comunidad de jugadores.

Seguir pagando por microtransacciones es sinónimo de decirle a las compañías que su modelo nos gusta, y su labor es darnos lo que queremos. ¿Prefieres un juego de calidad, que merezca cada uno de los 20 euros que vale, o prefieres un juego malo cuyo único fin sea que pases por caja para comprar paVos? De ti depende, aunque puede que cuando queramos echar mano a un juego en condiciones, tengamos que desempolvar nuestra vieja Game Boy para jugar al Pokémon Amarillo. No matemos a la gallina, no dejemos que la avaricia rompa el saco.

Fuentes: WayPoint, Sensor Tower

¡No olvides seguirnos en Instagram para conocer los mejores trucos y apps para tu móvil y en Telegram para recibir el mejor artículo del día!

Archivado en Juegos Android, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs