¿Y si el Google Pixel 3 estuviera fabricado en plástico?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Y si el Google Pixel 3 estuviera fabricado en plástico?

La tarde del día de hoy ha estado protagonizada por el Google Pixel 3 XL y la enorme filtración que nos ha permitido ver el teléfono con todo lujo de detalles. Al parecer, como bien explican en 9to5Google, un lote con varias docenas de terminales se perdió hace varias semanas, lo cual un comerciante del mercado negro ucraniano ha aprovechado para vender todas las unidades posibles a un precio de 2.000 dólares. Algunos bloggers y entusiastas han decidido hacerse con el dispositivo, y así han aparecido todas y cada una de las filtraciones de estas últimas semanas.

Pero de entre toda esta historia surrealista, puede que se nos haya escapado un pequeño detalle sobre el nuevo teléfono de Google, que el propio usuario que ha filtrado las fotografías del teléfono ha sugerido en su perfil de Twitter: ¿volveremos a la era de los móviles de plástico junto al Pixel 3?

Ni aluminio ni cristal, ¿ha vuelto el Pixel 3 de Google al pástico?

¿Y si el Google Pixel 3 estuviera fabricado en plástico?

En primer lugar, hay que tener en mente que el nuevo Google Pixel 3, así como la versión XL, son compatibles con carga inalámbrica Qi tal y como ya se ha demostrado a través de vídeos y extractos del firmware de los teléfonos. Esto implica que, debido a las limitaciones de la carga por inducción, Google se ha visto obligada a prescindir del chasis de aluminio que usó para los anteriores Pixel y Pixel 2.

Pero las sospechas vienen cuando vemos que el mismo usuario de Twitter que ha compartido las fotografías del Pixel 3 XL, y que al parecer lleva varios días usando el terminal, ha reiterado no una, ni dos, sino tres veces que, efectivamente, el Google Pixel 3 XL estaría construído en plástico, y únicamente la “ventana” que aloja la cámara trasera y el flash LED sería una pieza de vidrio. También ha aprovechado para señalar que el modelo de gran tamaño, pese a su pantalla de 6,7 pulgadas es “muy ligero”.

En otro twit, el usuario incluso asegura ser capaz de percibir el hueco que existe entre el panel de vidrio y la “tapa” de plástico del teléfono. Este, sin embargo, es uno de los datos que más llama la atención, pues en las imágenes el hueco es inapreciable, y toda la parte trasera parece ser un único panel con dos texturas distintas.

No obstante, pensar en un smartphone de gama alta de finales de 2018, cuyo precio probablemente se acerque a los 1.000 euros si es que no los supera y que esté fabricado en un material no considerado “premium” como el plástico –aunque lo cierto es que no hay nada de malo en este material, sino todo lo contrario— es difícil de creer, más aún cuando el vidrio –otro material que permitiría la carga Qi– está tan de moda dentro del segmento de la gama más alta este año.

Sea como sea, también es posible que al mencionado usuario le haya fallado su instinto, y debido a la textura mate del panel trasero del terminal este haya confundido el cristal con plástico. Me temo que nos toca esperar un poco más hasta salir de dudas.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Google Pixel 3, Google Pixel 3 XL
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs