“Parecía que sí” o 6 modas de Android que no pasarán a la historia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Innovar, siempre innovar, la máxima de los fabricantes en Android. Otras alternativas de la competencia prefieren esperar a que ciertas tecnologías maduren, para asegurarse no dar pasos en falso, sin embargo, en nuestro mundillo esto no es posible. Los fabricantes se cuentan por cientos, y el que no innova no vende, algo que les pone en riesgo de forma constante.

Hoy, hablamos de X modas que o bien han llegado para quedarse o bien se fueron, todas con un mismo punto común: la falta de sentido y practicidad, desde nuestro punto de vista.

Si vas a hacer algo mal, no lo hagas

La modularidad

Tanto Motorola como LG hicieron una fuerte apuesta por la modularidad en sus dispositivos. Terminales de más de 500 euros que requieren de accesorios de otros 200 o 300 euros para funcionar mejor, ¿qué podría salir mal? Incluso Google parecía interesada en este concepto, proponiendo Project Ara como una gran idea que no se llegó a realizar nunca.

Como era de esperar, los experimentos con los que sí se atrevieron no dieron sus frutos, y los terminales modulares han quedado relegados a un experimento del que nadie quiso formar parte.

Las pantallas dobles

“Cuánto más mejor”, así que metamos dos pantallas en un solo teléfono. Mal. El Axon M de ZTE fue el ejemplo de lo que no debió haber sido, un terminal con incongruencias en el diseño, dos paneles de dudosa calidad unidos entre sí, sin optimización alguna para con los contenidos a mostrar en los mismos, y con serias dudas sobre para qué necesita un usuario algo así.

Un experimento de 800 dólares que no ha parecido tener mucho éxito, y que no creemos que se vuelva a repetir de esta forma -ya veremos cómo lo hace Samsung con su terminal plegable-.

Los animojis “no Apple”

Apple aprovechó las bondades de su escaneo 3D para crear los animojis, una divertida propuesta que es capaz de analizar nuestros patrones de movimiento para trasladarlos a figuras en tiempo real o incluso crear la nuestra. Samsung y Xiaomi no tardaron en copiar esta funcionalidad, con resultados… dudosos.

En Android, actualmente, no contamos con un sistema de reconocimiento facial tan avanzado como el de Apple, por lo que es sencillamente imposible lograr que el patrón de movimiento y realismo sea similar al que encontramos en los iPhone. Además, cuando algo se copia con una tecnología inferior, se nota.

Introducir cámaras como si no hubiese un mañana

El Google Pixel 2 ha demostrado ser la mejor alternativa en cámara durante los años 2017 y 2018, siendo mejor en varias situaciones que el iPhone XS, un terminal de 1.200 euros recién presentado. Lejos de intentar mejorar los algoritmos de procesado o implementar chips secundarios como el Visual Core, algunos fabricantes han optado por añadir más y más cámaras, de nuevo bajo el dogma cuanto más, mejor. Otros, han seguido apostando por la doble cámara, ofreciendo resultados muy por debajo de lo que encontramos en alternativas top 1. Tener más cámaras no es algo malo, esto es algo a recalcar. Sin embargo, si no cuidas el procesado de la imagen, de poco sirve tener 3, 4, o 100 sensores.

Al contrario de lo que muchos piensan, esto no es lo que permite ofrecer mejores resultados, ya que móviles como el P20 Pro logran su modo noche gracias al trabajo de la NPU, no del tercer sensor. El futuro de la fotografía en el smartphone pasa por mejoras en el HDR y el procesado -véase el trabajo de Apple este año con el Smart HDR-, no por introducir más y más cámaras.

La muerte del jack de auriculares

El jack de auriculares está a punto de ser oficialmente eliminado de los smartphones. Incluso la gama media está empezando a prescindir de él, siendo este, sin duda, una de las modas más dolorosas y sinsentido del mercado móvil. Terminales como el Samsung Galaxy Note 9 demuestran que se puede introducir la última tecnología en un teléfono manteniendo el jack de auriculares, por lo que no terminamos de entender el porqué de su eliminación en otros OEMs.

El sonido mediante el adaptador USB Tipo C, por más DAC que se incluya en dicho dongle, no llega a la calidad que ofrece conectar directamente el jack a su conexión, amén de obligarnos a utilizar adaptadores específicos para cada teléfono.

Móviles ultra delgados

Durante algún tiempo, los fabricantes se empeñaron en hacer los móviles cada vez más delgados. Esto implicaba un aumento en fragilidad y un detrimento de la batería, ya que no era posible introducir grandes amperajes en cuerpos tan delgados. Por suerte, esto dejó de estar de moda hace bastante tiempo, y es que los usuarios prefieren la autonomía ante todo.

Modas que podrían sumarse al notch, a la de mantener las capas de personalización en lugar de tender a un Android más limpio, o la de copiar el diseño del iPhone X al pie de la letra.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Opinión, Smartphones modulares, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs