La característica que el Google Pixel 3 no tiene y que todos sus rivales directos sí

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Los Google Pixel 3 y 3 XL ya han sido presentados, dejando claras las intenciones de Google para con el software, su principal punto fuerte. A nivel técnico los Google Pixel no son -y nunca han sido- la apuesta más llamativa y vanguardista, algo que se ha suplido gracias a las actualizaciones, cámara y optimización de los terminales.

No obstante este año a Google se le ha quedado cierta característica en el tintero, algo que prácticamente no se entiende y que teniendo en cuenta las tamañas dimensiones de su notch, era prácticamente obligatorio.

Ausencia de reconocimiento facial en pleno 2018, el error de Google

Irónicamente, Android fue un sistema operativo móvil pionero en incluir un sistema de reconocimiento facial. Smart Lock llegaba de la mano de Android Lollipop 5.0, aunque de la peor forma posible. Un método de desbloqueo que la propia compañía con sede en Mountain View anunciaba como inseguro, y que quedaba relegado al apartado más oculto dentro de los ajustes avanzados de seguridad en nuestro terminal. Algo que está pero que no debes activar, pareció ser la filosofía de Google.

Con la llegada del iPhone X el desbloqueo facial pasó a ser algo prácticamente obligatorio en la gama alta, de un día para otro, por lo que los fabricantes Android tuvieron que mover ficha. La solución pasó por tomar la base de Smart Lock y hacer las modificaciones pertinentes, obteniendo así métodos de reconocimiento facial veloces, aunque poco seguros -OnePlus, Huawei, Xiaomi…-

A pesar de no ser la mejor solución, el reconocimiento facial en Android ha pasado por la modificación de Smart Lock. Los fabricantes han logrado hacerlo funcionar de forma rápida e intuitiva, creando así métodos de desbloqueo poco seguros, pero que le dan sentido a una función marginal de Android.

Independientemente del salto entre tecnologías que hay entre Smart Lock y el Face ID de Apple, el reconocimiento facial es una característica de la gama alta bastante importante, y su ausencia en el Google Pixel 3 es algo llamativo.

Como siempre, podremos activar el Smart Lock nativo, aunque el funcionamiento del mismo es lento y poco eficiente. Google ha perdido la oportunidad de mejorar su propia tecnología de reconocimiento facial, y esto nos dice mucho sobre el futuro de Android con este tema.

El futuro de Android no pasa por el desbloqueo facial

La principal diferencia entre el reconocimiento facial en iOS vs en Android es la integración del mismo con el sistema operativo. Actualmente la base de esto en Android viene de la mano de Smart Lock, una función como ya hemos dicho, marginal. Al ser así, es lógico que no haya APIs dedicadas ni integración con apps de terceros. Así, quedamos con el lector de huella como único sensor biométrico compatible con apps de terceros, y sin previsión de cambio a corto plazo.

Te recomendamos | Google Pixel 3 y Pixel 3 XL vs Google Pixel 2 y Pixel 2 XL, ¿qué ha cambiado?

En Android, para comprar una app es necesario que utilices el lector de huellas en tu terminal, tras el aviso que te da el terminal para hacerlo. En iOS, al darle a comprar la app automáticamente reconoce nuestro rostro y lo hace. En tecnología, la diferencia entre hacer las cosas en un paso respecto a hacerlo en dos es algo que afecta y mucho a la experiencia de usuario.

En iOS, las aplicaciones nativas como la tienda, sistemas de pago y aplicaciones de terceros de todo tipo permiten utilizar el Face ID como método de autenticación, algo que permite el log in en la app de una forma mucho más rápida e intuitiva. Cada vez más, los desarrolladores abren la puerta al Face ID.

Un notch que debería albergar más tecnología

Viendo el desmesurado tamaño del notch con el que cuenta el Pixel 3 XL, cabe preguntarse si la tecnología de su interior lo justifica, a lo que debemos responder con una negativa. El notch del Pixel solo incluye un pequeño altavoz que apenas ocupa espacio y dos cámaras delanteras, nada de sensores infrarrojos, iluminadores del rostro, proyectores de puntos…

Terminales de Samsung como los Galaxy de última generación cuentan con sistemas de reconocimiento facial más avanzados -aunque lejos de ser perfectos y de acercarse siquiera a los propuestos por Apple-, sin necesitar de notch o de aumento en los biseles superiores. Prueba fehaciente de que se puede implantar sin menor problema este tipo de tecnologías sin perjudicar el diseño.

Los rumores apuntaban a un posible reconocimiento facial mejorado -visto está que solo hace falta modificar ligeramente Smart Lock para hacerlo usable- que no ha llegado y que se echará en falta. Es cierto que los Google Pixel 3 y 3 XL cuentan con lectores de huellas rápidos y accesibles, aunque en terminales de 850 y 950 euros se pide cuanto sea posible, como es lógico.

El escenario en Android queda así con tecnologías de reconocimiento facial propias de los fabricantes, sin una base sólida para el mismo, y sin una previsión de futuro en la que esta identificación biométrica se integra con el sistema.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Google, Google Pixel 3, Google Pixel 3 XL
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs