Clean Master: ¿merece la pena en 2018?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ha sido instalada más de 500 millones de veces desde Google Play, tiene más de 43 millones de opiniones de usuarios, y una puntuación media de 4,7 sobre 5. Aun así, es una de las aplicaciones con peor reputación entre la comunidad de usuarios de Android, y me temo que la mayoría de los que estáis leyendo estas líneas preferiríais perder 1 GB de memoria RAM de vuestro móvil antes que tener que usar Clean Master.

Pero, ¿cómo una aplicación con tan mala reputación ha logrado llegar a codearse con lo más top de la tienda? O más curioso aún, ¿cómo ha llegado a venir preinstalada en los teléfonos de Samsung? Hoy damos un repaso a la historia de Clean Master que desde finales de 2012 lleva siendo una de las herramientas más famosas que han existido en Google Play.

Clean Master: la herramienta de limpieza definitiva con más sombras que luces

Han pasado más de cinco años desde el lanzamiento de Clean Master para Android. Desde un principio, la app prometía liberar espacio y memoria de nuestros dispositivos Android, a través de distintos métodos de limpieza con los que vaciar la memoria caché, eliminar archivos residuales, paquetes de aplicaciones inutilizados o historiales de búsquedas.

Solo hicieron falta unos meses hasta que la app, desarrollada por la compañía china KSMobile o Kingsoft Security –que más adelante crearía la división Cheetah Mobile–, se hiciera extremadamente famosa, llegando a estar instalada en millones de smartphones Android de todo el mundo, alcanzando en 2014 la impresionante cifra de 100 millones de usuarios activos cada día. Los problemas llegaron después.

Conforme Android se iba convirtiendo en una plataforma móvil cada vez más popular, y objeto de estudio por miles de usuarios más avanzados y expertos, se descubrió que las aplicaciones del estilo de Clean Mater no solo no sirven para nada, sino que pueden llegar, incluso, a perjudicar al funcionamiento de los dispositivos.

El propio Hiroshi Lockheimer, principal líder de Android y Chrome OS, aseguraba varios años atrás que cerrar aplicaciones en Android carece de sentido, y es mejor dejar que el sistema haga su trabajo. De un plumazo, esta afirmación tiraba por tierra la principal característica de Clean Master o cualquier app de limpieza del estilo, pues pese a que prometen hacer maravillas en nuestros terminales, su funcionamiento se reduce a eliminar el caché de las apps, y cerrar aquellas abiertas en segundo plano para liberar memoria RAM –sin especificar, por supuesto, que volver a arrancar desde cero las apps cerradas consumirá más recursos que mantenerlas en espera–, y todo ello solicitando al usuario una cantidad ingente de permisos que, en la mayoría de casos, no serían necesarios para llevar a cabo el cometido principal de la herramienta.

Aún así, Cheetah Mobile continuaba con su estrategia de hacer creer a los usuarios menos avanzados que su aplicación es el santo grial a la hora de mejorar el rendimiento de los dispositivos Android. En una entrevista ofrecida a los compañeros de AndroidPIT, la compañía detrás de la app ni siquiera fue capaz de explicar de manera específica cómo funciona Clean Master y por qué, según ellos, puede mejorar el rendimiento del sistema hasta en un 80%. Incluso alegaban que su aplicación estaba principalmente destinada a aquellos usuarios que no manejan sus teléfonos móviles con demasiada soltura.

Pero independientemente de la mayor o menor utilidad de Clean Master –al fin y al cabo, siempre habrá alguien que piense que una app puede “enfriar” su teléfono pulsando un botón, por mucho que nos esforcemos en hacerles creer que un completo sinsentido–, lo cierto es que la compañía ha sabido montárselo bien. Durante unos años, la mismísima Samsung, principal referente de Android en el mercado telefónico, usaba la tecnología de Clean Master en la sección de mantenimiento de sus teléfonos, de modo que los usuarios podían recurrir a un sistema de limpieza de aplicaciones a través de los ajustes del sistema de sus terminales, bajo el sello de Clean Master –unos meses atrás, la surcoreana dejó de usar Clean Master para pasarse a 360 Security, aunque ciertamente no veo la mejora por ningún lado–. Así de orgulloso se mostraba Sheng Fu, CEO de Cheetah Mobile, al anunciar su colaboración con Samsung a inicios de 2016:

Las cualidades distintivas de Clean Master la han convertido en la aplicación número 1 en la categoría de herramientas de Google Play en más de 50 países, la mejor opción para cientos de millones de usuarios de Android y ahora un socio valioso para los teléfonos móviles de Samsung. La pasión de Samsung por crear una experiencia simple, segura y perfecta se alinea estrechamente con la nuestra, y esperamos una colaboración a largo plazo mutuamente beneficiosa.

Esta es solo una de las maneras que Cheetah Mobile ha sido capaz de sacar rendimiento económico a su aplicación más exitosas. Pero no la única, ni mucho menos, y es aquí donde aparece el problema principal de Clean Master y el resto de aplicaciones de la compañía: la publicidad alarmista, intensiva y engañosa.

El gran problema con la publicidad

El aspecto más criticado de Clean Master y el catálogo completo de aplicaciones de Cheetah Mobile, es la inclusión de publicidad exageradamente intensiva y, en algunos casos, engañosa de cara a los usuarios. No, tu móvil probablemente no haya aumentado su temperatura a 90 grados por arte de magia, ni se ha quedado sin memoria en los 10 minutos que han pasado desde que abriste por última vez Clean Master. Sin embargo, eso es lo que hará creerte la aplicación en todo momento para darte motivos por los que necesitas tenerla instalada en tu móvil, aunque la realidad sea otra totalmente distinta.

Es totalmente lícito que una compañía quiera obtener rentabilidad de sus aplicaciones con millones de instalaciones, más aún cuando su descarga es totalmente gratuita. El problema es que son sus propios usuarios los que deben pagar un precio aún mayor: tener que soportar un bombardeo constante de anuncios invasivos que en ocasiones se escapan de las fronteras de la aplicación y pasan a aparecer en la pantalla de bloqueo, el panel de notificaciones y otras partes de la interfaz que poco o nada tienen que ver con el funcionamiento de Clean Master.

Y no es que sean anuncios adaptados a los gustos o intereses del usuario, precisamente. Una parte de la publicidad generada por Clean Master intenta mimetizarse entre las funciones de la propia aplicación, para animar al usuario a descargar aún más aplicaciones del estilo como antivirus u otros limpiadores –curiosamente, también desarrollados por Cheetah Mobile–. Por otro lado, se ha descubierto que en más de una ocasión la app introduce anuncios de modo que el usuario esté forzado sí o sí a pulsar sobre ellos incluso de manera accidental.

No sabemos qué futuro le depara a una de las aplicaciones más polémicas de la historia del sistema operativo de Google. Lo que sí está claro, es que mientras haya usuarios dispuestos a instalar la aplicación, dejarse engañar por sus recomendaciones y soportar las decenas de anuncios molestos que aparecen a través de Clean Master cada día, este “optimizador” –¿soy el único que odia esa palabra?– continuará aportando beneficios a Cheetah Mobile, beneficios que se sumarán al ya elevado valor de 1.150 millones de dólares de esta compañía de ética cuestionable, y que serán usados para adquirir nuevas aplicaciones y servicios que, pese a ser creadas con la mejor intención, acabarán siguiendo los mismos pasos de Clean Master.

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Aplicaciones Android, Clean Master, Historia de Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs