Cómo calibrar la batería de tu móvil Android, paso a paso

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bateria en Android

Con el paso de los años se ha hablado largo y tendido sobre las baterías de los smartphones, pero aún a día de hoy existen dudas sobre cuáles son las mejores formas de realizar cargas y descargas, qué causas afectan o no a su degradación, y cuáles de las recomendaciones más comunes realmente ayudan a ahorrar energía o cuáles de ellas son mitos. Por suerte, poco a poco vamos sacando en claro cada vez más información relacionada con la fuente de energía que da vida a nuestros terminales, y que algunos se empeñan en cuidar más que al propio dispositivo.

Uno de los procedimientos avanzados más comunes, del que probablemente más de uno de vosotros haya oído hablar en algún momento, es la calibración de la batería. Pero, ¿es realmente este necesario este proceso? Y si es así, ¿cuáles son los pasos a seguir para calibrar la batería del móvil? En esta guía, nuestra intención es acabar con todas las dudas al respecto del tema, y que de esa forma desaparezcan los mitos que existen sobre si calibrar las baterías es necesario, o si incluso puede llegar a ser contraproducente y dañino.

Para qué sirve calibrar la batería y cada cuánto hay que hacerlo

Componentes de un movil

Prácticamente la totalidad de teléfonos móviles lanzados al mercado en las últimas dos décadas incorporan en su interior baterías de iones de litio. Sin embargo, fue en el año 1.990 cuando esta tecnología fue desarrollada totalmente –aunque atravesaría distintos cambios y evoluciones con el paso de los años–, y comenzó a utilizarse en dispositivos orientados al ámbito comercial.

En el caso de los smartphones, pese a ser baterías basadas en esta misma tecnología, expertos en la materiacomo The Battery University consideran que estos dispositivos integran “baterías inteligentes”, que de algún modo son capaces de comunicarse con el propio dispositivo, y en última instancia con el usuario a través de este.

El problema, es que al diseñar las fuentes de energía, los ingenieros asumen –erróneamente– que las baterías mantendrán un funcionamiento óptimo durante toda su vida útil. Esto, desafortunadamente, no es así, y de hecho la degradación de las baterías es un proceso imposible de evitar, y en la mayoría de casos irreversible.

Batería en Android

La degradación y el paso del tiempo no solo afectan a la propia autonomía de la batería, sino que también puede llegar a perjudicar a la precisión con la que se mide el nivel restante. Esto causa un problema muy común en los smartphones modernos, que es que el sistema operativo indique un nivel de batería restante erróneo, que puede acabar traduciéndose en otros problemas más graves como que el móvil se apague cuando aún queda un 20% de batería.

Lo que realmente sucede en este último caso, es que el nivel de batería real no corresponde con el que indica el sistema operativo, dado que el paso del tiempo ha ido acentuando el margen de error hasta el punto que el software no obtiene una medida precisa por parte de la batería. Esto, en parte, es culpa del usuario dado que por lo general, las “baterías inteligentes” se calibran de manera autónoma a través de ciclos de carga y descarga completos y puntuales, pero muchos usuarios rara vez llevan a cabo este proceso –probablemente porque entre las muchas afirmaciones en torno a las baterías está la que dice que descargar la batería por completo puede dañarla–. Es precisamente en esos casos, cuando entra en juego la necesidad de calibrar las baterías manualmente.

Ahora bien, ¿qué pasa si no se realiza la calibración de manera periódica? Si bien el funcionamiento de la propia batería no debería verse afectado –al menos, no de manera directa– ni es algo que vaya a poner en peligro la integridad de las celdas, los expertos aseguran que una batería mal calibrada significará que las lecturas realizadas por el sistema operativo serán cada vez menos precisas, y por tanto menos fiables.

Teniendo esto en cuenta, la siguiente pregunta que se nos viene a la mente es cada cuánto deberíamos calibrar la batería del móvil. Recurriendo de nuevo a The Battery University, una frecuencia de un proceso de calibración cada 3 meses de uso o cada 40 ciclos de carga parciales puede ser una buena recomendación.

Cómo calibrar la batería de tu móvil Android

Bateria

Ahora sí, llega el momento de calibrar la batería del móvil. Aunque en Google Play existen apps destinadas a realizar este proceso de manera automática, realmente llevar a cabo la calibración es mucho más sencillo de lo que parece, y no se necesitan ayudas externas ni herramientas específicas. Para calibrar la batería de un móvil, ya sea Android o basado en cualquier otra plataforma, solamente hay que seguir estos pasos:

  1. Agota la batería de tu smartphone hasta que aparezca el aviso de “Batería Baja” –según The Battery University, no es necesario agotar la batería hasta que el móvil se apague–.

  2. Recarga la batería por completo.

Eso es todo. Nada de dejar el móvil apagado y sin batería durante varias horas, ni conectado al cargador una vez llega al 100% durante otras tantas, ni ninguno de los otros mitos relacionados con el proceso de calibración de batería que desde hace años inundan la red. Realizando estos dos sencillos pasos una vez cada varios meses, deberíamos acabar con la principal consecuencia de una batería descalibrada, que no es otra cosa que lecturas erróneas del nivel de energía restante por parte del sistema operativo.

Si lo que buscabas es lograr extender la autonomía del móvil al máximo, como si volviera a ser nuevo, me temo que lo que necesitas es luchar contra la degradación natural. Y ante ese problema, no hay una solución tan sencilla.

Otros consejos para cuidar tu batería

Batería inteligente en Android P DP2

Y pese a que la degradación sea un proceso imposible de evitar, sí existen recomendaciones que pueden servir para cuidar la batería del móvil y ralentizar este proceso. Algunos de los procedimientos más recomendables, y que todos deberíamos llevar a cabo, son los siguientes:

  • Evita las temperaturas extremas: sobre todo el calor. Las baterías de ion-litio son sensibles tanto a la temperatura como a los cambios bruscos de esta. Lo mejor es mantener la batería –y por tanto, el móvil– en una temperatura en torno a los 15 grados siempre que se pueda.

  • No hagas descargas completas: como decía antes, descargar la batería por completo puede afectar negativamente a su rendimiento. Por lo general, lo mejor es mantener el nivel de batería siempre entre el 30 y el 80%.

  • No te preocupes por la primera carga: en cuanto recibas tu móvil y lo saques de la caja, disfruta de él. Cuando llegue el momento de cargarlo, enchúfalo sin preocuparte sobre si es mejor agotar la batería por completo o dejarlo cargando durante varias horas. Este es un mito heredado de las baterías de níquel, que sí requerían ciertos cuidados durante su primera carga.

  • Utiliza siempre el cargador original: y cuando no sea posible, al menos usa uno compatible y certificado, y bajo ningún concepto uses un cargador de una marca poco fiable.

  • Si no vas a usar el móvil durante un tiempo: en ese caso, lo mejor es mantener el nivel de batería en torno al 40%. No es recomendable cargar la batería por completo antes de dejar el dispositivo sin usarlo durante largos períodos de tiempo.

  • Cargar el móvil durante toda la noche, ¿sí o no?: dejando a un lado el hecho de que es mejor realizar cargas parciales, y no completas, lo cierto es que dejar el móvil conectado a la corriente durante toda la noche no es peligroso. Las baterías inteligentes de ion-litio desactivan el flujo de carga una vez se ha completado.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Consejos para ahorrar batería, Tecnología, Trucos y Tutoriales Android
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs