Qué le pedimos a Google para 2019

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Google, hardware

2018 ha sido el año en el que Google al fin ha alcanzado el punto de madurez que buscaba desde su entrada por todo lo alto en el mercado de hardware en 2016. Dejando atrás la colaboración con marcas como HTC o LG para pasar a delegar la fabricación de sus teléfonos Pixel en una empresa especializada en este tema como Foxconn –la misma que fabrica los iPhone, entre otros–, y aumentando cada vez más su catálogo de hardware, la compañía con sede en Mountain View se convierte en un jugador cada vez más importante en el mercado, poco a poco ganando terreno a las grandes marcas.

Pero, ¿qué hará Google en 2019 para seguir creciendo? Salvo por la llegada prácticamente confirmada de una nueva familia de teléfonos Pixel de gama media y precio contenido, no sabemos qué está preparando la compañía madre de Android.

Lo que sí sabemos, en cambio, es lo que nos gustaría ver salir de la división de hardware de Google, liderada por Mark Osterloh y compañía. Hoy, repasamos nuestra lista de deseos para las marcas Pixel, Home y demás familias made by Google en 2019.

5 cosas que nos gustaría ver en la división de hardware de Google en 2019

Made by Google 2018

El diseño único de los Pixel… pero mejor

Google Pixel 3

Google ha sabido crear una filosofía de diseño propia que abarca la totalidad de su catálogo de hardware, y que ha logrado embaucar a más de uno por el uso de materiales poco vistos en el mundillo tecnológico, combinado con colores llamativos y, de nuevo, no muy comunes dentro de este segmento.

Diseño del hardware de Google

No hay duda de que los apasionados de la familia Pixel quieren –queremos– seguir viendo cómo evoluciona esta filosofía de diseño con las nuevas generaciones de los dispositivos firmados por la gran G, pero es innegable que la compañía aún tiene mucho trabajo por hacer en este sentido.

Los Pixel 3 y Pixel 3 XL, si bien suponen un importante paso hacia adelante en términos de calidad de construcción y buen diseño, siguen lejos de sus principales competidores, que ya adoptan rasgos como los frontales “todo pantalla” y muescas de tamaño reducido, o el uso de materiales más resistentes como el acero inoxidable o la cerámica.

Es por ello que, de los Pixel 4 de 2019, esperamos un diseño que, pese a seguir el estilo propio de la familia de hardware made by Google, por primera vez pueda llegar a marcar tendencia y no se limite a inspirarse en las tendencias con las que otros modelos populares ya alcanzaron el éxito.

Una nueva edición de los Pixel Buds. Ahora sin cables

Pixel Earbuds Tipo C

En 2017, junto a los Pixel 2, aparecían en escena los que supuestamente serían los mejores acompañantes de estos teléfonos: los auriculares Pixel Buds. Sobre el papel, eran un gran producto que incluso podría llegar a plantar cara a los famosísimos AirPods de Apple, pero la realidad fue otra muy distinta.

Desde entonces, Google parece haberse olvidado de este accesorio casi por completo, y de hecho muchas de sus funciones exclusivas como la traducción en tiempo real han terminado por llegar a auriculares mucho más baratos como los Pixel Type C Earbuds.

Esto podría cambiar durante 2019, y de hecho así lo deseamos. Ming Chi Kuo, uno de los más famosos analistas tecnológicos y encargado de desvelar con antelación algunos de los nuevos productos de Apple en el pasado, confirmaba un tiempo atrás que Google era una de las compañías trabajando en su propia alternativa a los AirPods de Apple. Si bien no se conoce demasiado aún al respecto de estos auriculares, esperemos que esta vez sí sean la alternativa al producto de Apple que todos esperamos a nivel de versatilidad y de calidad de audio, con el valor añadido que supone la integración de Google Assistant. Y por favor, sin cables.

El primer smartwatch de Google, por fin

Smartwatch Wear OS

¿Qué pasó con el Google Pixel Watch? El mismísimo Evan Blass aseguraba a mediados de 2018 que en octubre del mismo año conoceríamos por fin el primer reloj inteligente fabricado por la compañía madre de Android, y nosotros mismos llegamos a fantasear con lo que podría ofrecer este dispositivo. Pero llegó el evento de hardware de Google del mes de octubre, y no escuchamos ni una sola palabra sobre el Pixel Watch.

Dado que lo más probable es que Google decidiera cancelar el lanzamiento del reloj varios meses antes del evento, no es descabellado pensar que la compañía hubiera decidido esperar hasta tener un producto más completo, y capaz de competir con el rey del sector: el Apple Watch.

El problema en este caso, es que el trabajo de Google es doble. No solo está obligada a crear un reloj a la altura de las expectativas, algo difícil a nivel de hardware teniendo en cuenta que, salvo sorpresa, tendría que utilizar el procesador Snapdragon Wear 3100, cuyas primeras pruebas han demostrado no suponer un salto suficiente con respecto al anterior modelo –¿de veras alguien esperaba algo más de un chip de 28 nanómetros basado en el Snapdragon 400 en pleno 2018?–. También debe centrar sus esfuerzos en hacer de Wear OS una plataforma verdaderamente útil y sin los problemas de los que está plagada a día de hoy.

En definitiva, aunque nos gustaría, y mucho, ver un reloj de Google capaz de acabar de una vez por todas con la hegemonía del Apple Watch, es probable que este sea uno de los retos más difíciles a los que Google se tendrá que enfrentar tarde o temprano. No sabemos si será en 2019, pero deseamos que la compañía ya esté manos a la obra.

Unos Pixel de precio reducido sin problemas de disponibilidad

Google Pixel Lite

Las filtraciones ya lo han dejado bastante claro: en no demasiado tiempo, conoceremos una nueva familia de teléfonos Pixel de precio reducido, los Pixel 3 Lite y Pixel 3 Lite XL. Sus especificaciones y detalles técnicos hace tiempo que dejaron de ser un misterio, y sobre el papel el proyecto no pinta nada mal.

Pero la llegada de los Pixel 3 Lite nos genera dudas relacionadas con la disponibilidad de los teléfonos. Ya en abril de 2018, una filtración desvelaba los planes de Google de lanzar teléfonos Pixel de gama media y corte asequible, destinados a competir con los modelos estrella de marcas como OnePlus o Xiaomi. Y es aquí donde aparece el problema: según los primeros rumores, estos teléfonos verían la luz únicamente en “mercados sensibles a los precios”, tales como India o ciertas partes de Latinoamérica.

¿Significa esto que los Pixel 3 Lite no llegarán a España, Estados Unidos y demás regiones donde los Pixel originales sí se venden? Puede que no, pero es bastante probable que así sea, y que muchas de las personas que no quieren –o no pueden– gastarse los más de 800 euros que cuesta un Pixel 3 “normal”, tampoco puedan acceder a los modelos que, irónicamente, están orientados a acercar la familia Pixel a un mayor público.

Por tanto, dado que ya sabemos qué nos van a ofrecer los Pixel 3 Lite, y más o menos se ha confirmado que su precio rondará los 400 o 500 euros al cambio –en mi opinión, nada mal teniendo en cuenta sus especificaciones, pero sobre todo que ofrecerán la misma experiencia fotográfica que los Pixel 3 y XL originales–, lo único que esperamos es que esta nueva serie de teléfonos no tenga los problemas de disponibilidad que desde octubre de 2016 han perseguido a la gama Pixel, y que todo aquel que así lo desee, pueda acceder a la experiencia Pixel a un precio más reducido de lo habitual.

El salto a los 6 GB de RAM

Google podría estar planeando eliminar el desbloqueo por voz de Android

Los Google Pixel 2 XL y 3 siguen siendo dos de los smartphones más rápidos y fluidos que jamás haya probado, pero mucho me temo que 2019 es el año en el que Google debería dar el salto de una vez por todas a los 6 GB de RAM en sus smartphones. Por mucho que marcas como Lenovo, OnePlus u OPPO nos intenten hacer creer que los 8, 10 o incluso 12 GB de RAM tienen sentido en un smartphone, la realidad es que no ha sido hasta 2018 cuando nos hemos dado cuenta de que los 4 GB pueden quedarse algo cortos en situaciones puntuales, y que el salto a los 6 GB es todo lo que necesitamos para que Android pueda moverse con la suficiente holgura durante, al menos, tres o cuatro años más.

Por tanto, 2019 debería ser el año en que Google deje de intentar paliar la falta de memoria de sus Pixel a través de actualizaciones de software, y se atreva a ofrecer un par de GB más en sus dos modelos de la serie Pixel. No necesitamos más, pero tampoco deberíamos conformarnos con menos.

Desde su gran inmersión en el sector del hardware, Google ha avanzado a pasos agigantados en el objetivo de convertirse en una marca de referencia capaz de atraer a público de todo tipo y llegar a luchar en la misma liga que Apple, Samsung o Huawei. Siendo una de las empresas más importantes del planeta, una parte del trabajo ya estaba hecha, pero eso no quita que todas y cada una de las divisiones que forman la compañía no tengan que esforzarse al máximo para llegar al número uno. 2019 será otra oportunidad para la marca para demostrar su valía, y nosotros esperamos ansiosos por ver cuál es la estrategia con la que intentarán lograr su objetivo.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Google Pixel, Google Pixel 4, Google Pixel 4 XL, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs