La carga inalámbrica, a fondo: qué es, cómo funciona, y móviles compatibles

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Carga inalámbrica

Aún sin llegar a cuajar y convertirse en un estándar capaz de abarcar todos los móviles del mercado, la carga inalámbrica en smartphones lleva varios años entre nosotros, y cada vez son más –por suerte– las marcas que deciden sumarse a la tendencia de añadir esta tecnología a sus dispositivos. Al fin y al cabo, si el objetivo es llegar a un futuro totalmente “sin cables”, adoptar la carga inalámbrica es algo que la mayoría, sino todos los fabricantes de smartphones deberían llevar a cabo tarde o temprano.

Al contrario de lo que sucede con la carga rápida, de la que ya hablamos a fondo en su momento y que hoy por hoy se encuentra en un panorama excesivamente fragmentado, la gran mayoría de fabricantes de smartphones que ya han adoptado carga rápida, lo han hecho a través del estándar Qi, lo cual ayuda a que los usuarios puedan utilizar accesorios universales sean cual sea su dispositivo, siempre y cuando se compatible con carga rápida. Esto, a su vez, hace que comprender el funcionamiento de la tecnología, así como los accesorios que funcionan y los que no, y sobre todo los móviles que son compatibles, sea mucho más fácil de entender.

Carga inalámbrica en móviles: toda la información

Qué es y cómo funciona la carga inalámbrica

Carga inalámbrica

Varias compañías llevan años intentando lograr que los dispositivos tengan la capacidad de cargar “a distancia”, sin necesidad de posar el teléfono sobre una base para poder realizar la carga. Pero dado que a día de hoy este tipo de sistemas aún están lejos de ver la luz, en esta guía nos centramos en la tecnología de carga inalámbrica por contacto; la que realmente funciona, y está incluida en la totalidad de los móviles con carga inalámbrica del mercado.

Como comentaba antes, la gran mayoría de los fabricantes de smartphones han apostado por la tecnología Qi –pronunciado “chi”– de carga inalámbrica. Este sistema fue desarrollado por la organización Wireless Power Consortium, y se basa en un sistema de trasmisión de electricidad por inducción electromagnética, que funciona en distancias de hasta 40 milímetros.

Teniendo esto en cuenta, es fácil deducir que para poder llevar a cabo la carga de manera inalámbrica se necesitan dos dispositivos distintos: una base conectada a una fuente de energía, y un dispositivo receptor que deberá ser compatible con la tecnología Qi. En el caso de los smartphones, el cargador es la base o estación de carga, y el teléfono es el dispositivo receptor de electricidad.

Samsung con carga inalambrica

Tanto en la base de carga como en el dispositivo receptor encontraremos una bobina –transmisora en el cargador y receptora en el smartphone–, y al entrar en contacto crean un campo magnético por el cual se induce la corriente alterna para llevar a cabo la carga del dispositivo –para conocer más información al respecto, es recomendable aprender los conceptos de la Ley de Faraday–.

Dado que las dos bobinas deben estar alineadas para que la carga se lleve a cabo correctamente, es común ver cómo en algunas bases de carga se utilizan guías gráficas –textos o recuadros que indican dónde posar el teléfono–, para evitar que un desalineamiento cause problemas durante el proceso de carga. Sin embargo, algunos fabricantes de cargadores inalámbricos optan por crear sus accesorios bajo un sistema conocido como inducción de posicionamiento libre, que se basa en el uso de diversas bobinas ubicadas en diferentes puntos del interior de la base de carga para crear un campo electromagnético que albergue una mayor superficie, y así evitar cualquier posible desalineamiento.

Esquema de funcionamiento de la carga inalambrica

Por lo general, la transferencia de energía que se lleva a cabo durante un proceso de carga inalámbrica Qi en móviles es de entre 0 y 5W. Sin embargo, el sistema también puede ampliar su potencia hasta los 120W cuando el dispositivo receptor requiere de un mayor flujo de energía ..por ejemplo, un ordenador portátil–. Aún así, en el mercado podemos encontrar cargadores inalámbricos que ofrecen una mayor potencia, pero dada la ineficiencia de este tipo de tecnologías –y aún así Qi es un estándar mucho más eficiente que otros–, la pérdida de energía que sucede durante el proceso de carga es mayor que si se realiza por cable, y por eso normalmente las cargas inalámbricas nunca se realizan a la máxima potencia que ofrece el cargador.

Esta pérdida de energía también causa que el proceso de carga a través de tecnología Qi genere más calor que los sistemas cableados, siendo este uno de los principales motivos por los que marcas como OnePlus se negan aún a introducir carga inalámbrica en sus teléfonos.

Samsung Galaxy Note9, trasera azul

Otra de las peculiaridades –que en realidad no lo es tanto– de la mayoría de sistemas de carga inalámbrica, es que requieren que las dos superficies de la base de carga y el dispositivo receptor de energía que entran en contacto, estén fabricadas de un material no metálico, dado que el metal actuaría como conductor, y la energía emitida por la bobina de la base de carga sería inducida al cuerpo metálico del teléfono, generando así más calor de lo normal y bloqueando por completo el proceso de carga. De ahí que la gran mayoría de smartphones compatibles con carga inalámbrica estén fabricados de vidrio o plástico.

¿Qué dispositivos son compatibles con carga rápida Qi?

Google Nexus 4

El Wireless Power Consortium está formado por diferentes compañías tecnológicas, es común ver que algunas de las empresas participantes son, además, las que ya han adoptado la carga inalámbrica Qi en sus teléfonos. La primera en hacerlo fue Nokia, con su Lumia 920 lanzado en 2012. Justo después llegó el icónico Google Nexus 4 fabricado por LG, que con su llamativa trasera de cristal se convertía en el primer móvil Android compatible con carga inalámbrica. Más adelante, marcas como Samsung se sumaron a esta tendencia, e incluso comenzaron a crear sus propios cargadores inalámbricos propios basados en el estándar Qi.

Hoy por hoy, son varios los teléfonos que incorporan carga inalámbrica de forma nativa. A continuación seleccionamos algunos de los más populares que se pueden comprar actualmente:

Samsung Galaxy S9 y Note9

Samsung Galaxy S9

Comprar Samsung Galaxy S9
Samsung Galaxy Note9

Google Pixel 3

Google Pixel 3 XL trasera blanca

Comprar Google Pixel 3

Nokia 8 Sirocco

Nokia 8 Sirocco

Comprar Nokia 8 Sirocco

Xiaomi Mi MIX 2S

mi mix 2s

Comprar Xiaomi Mi MIX 2S

Huawei Mate 20 Pro

Comprar Huawei Mate 20 Pro

Sony Xperia XZ3

Comprar Sony Xperia XZ3

LG G7 ThinQ

Comprar LG G7 ThinQ

Los mejores cargadores inalámbricos que se pueden comprar

Cargador inalambrico Xiaomi

En cuanto a cargadores, en el mercado existen infinidad de modelos distintos que servirán para cargar cualquier dispositivo Android compatible con carga inalámbrica Qi. En su momento ya os trajimos un recopilatorio con algunos de los más baratos que se pueden encontrar en el mercado, y estos son los mejores que se pueden comprar a día de hoy:

Cargador inalámbrico Xiaomi Qi

Cargador inalámbrico Xiaomi

Comprar cargador inalámbrico Xiaomi Qi

UGREEN Cargador Inalámbrico Rápido

UGREEN cargador

Comprar UGREEN Cargador inalámbrico rápido

Samsung Wireless Charger Standing

Cargador inalambrigo galaxy s8

Comprar Samsung Wireless Charger Standing

Cargador Inalámbrico Rápido de 10W

Cargador inalambrico rapido de 10W

Comprar cargador inalámbrico rápido

¡Síguenos en Telegram para enterarte de lo más destacado del día y de las mejores ofertas Android!

Archivado en Carga inalámbrica, Recopilaciones y comparativas Android, Smartphones Android, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs