Samsung Galaxy S10: así funciona su lector de huellas en pantalla ultrasónico

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La serie Samsung Galaxy S10 es pionera dentro del catálogo de la compañía por llevar el lector de huellas dactilares bajo el cristal de la pantalla. Pero más allá de eso, los Galaxy S10 y S10+ también son los primeros del mercado en hacer uso de la tecnología ultrasónica para hacer realidad este sistema de seguridad basado en biometría, lo cual sobre el papel debería traducirse en una mayor velocidad, precisión y fiabilidad. Pero, ¿es realmente así?

En un tuit reciente del reconocido leaker y analista chino Ice Universe, donde plasmaba el funcionamiento del lector de huellas ultrasónico de los nuevos Galaxy S10 mediante un vídeo, este indicaba que muchos de los que ya han podido probar el último modelo de Samsung y su lector en pantalla estarían usando el sistema de desbloqueo de manera equivocada, pues a diferencia de los móviles con lector de huellas óptico, no es necesario mantener el dedo sobre la pantalla para desbloquearlo.

Para comprobarlo, nosotros mismos hemos querido poner a prueba el funcionamiento del lector ultrasónico en pantalla del nuevo Samsung Galaxy S10, además de comparar el sensor con el de otros modelos con lector bajo la pantalla como el OnePlus 6T.

Todo lo que debes saber sobre el lector de huellas en pantalla del Samsung Galaxy S10

Samsung Galaxy S10, lector de huellas en pantalla

Tal y como indica la propia compañía, la pantalla Dynamic AMOLED del Samsung Galaxy S10 –y del S10 Plus– es la primera del mundo en incorporar un lector de huellas ultrasónico, capaz de leer e identificar las formas únicas de la huella del usuario. Esto ha llevado a los últimos modelos de la compañía a ser los primeros en contar con la certificación FIDO Alliance Biometric Component

La Alianza FIDO anuncia que los teléfonos inteligentes Samsung Galaxy S10 y S10 + son los primeros productos que cuentan con la certificación del nuevo Programa de Certificación de Componentes Biométricos de FIDO. Esta certificación valida que el nuevo sistema de reconocimiento de huellas dactilares en pantalla cumple con los estándares de la industria para la verificación del usuario y la detección de ataques.

Este mayor nivel de seguridad se debe a la propia tecnología ultrasónica del sistema de biometría. Mientras que los sensores ópticos como los que incluyen el OnePlus 6T, el Huawei Mate 20 Pro o el Xiaomi Mi 9 solo son capaces de obtener una imagen bidimensional de la huella dactilar del usuario –que posteriormente se identifica haciendo uso de diversos algoritmos encargados de analizar los patrones–, la tecnología ultrasónica se basa, como bien sugiere su nombre, en ultrasonidos emitidos en forma de pulsos que son transmitidos desde el sensor a través de la pantalla.

Cuando los pulsos de ultrasonidos atraviesan la pantalla –a través de los pequeños orificios existentes en los paneles OLED–, una parte de ellos son absorbidos y el resto rebotan de nuevo hacia el sensor, regresando así con la información sobre los patrones únicos de la huella del usuario, de la que se genera una imagen tridimensional mucho más certera que en el caso de un lector óptico –que, por cierto, está limitado por la resolución del propio sensor, al igual que sucedería con una cámara de fotos–, que posteriormente se compara con la huella almacenada para permitir, o no, el desbloqueo del dispositivo o la autenticación en aplicaciones.

Sensor de huellas óptico en pantalla

Así funciona el lector de huellas del Galaxy S10

La teoría está clara. Sobre el papel, un lector de huellas dactilares ultrasónico debería ser superior en casi todos los aspectos a uno óptico –incluyendo el precio, de ahí que no haya más modelos con esta tecnología–. Para ver si la superioridad es tan clara como Samsung y la FIDO Alliance aseguran, hemos puesto a prueba el sensor del décimo teléfono de la serie Galaxy S.

Galaxy S10+ vs OnePlus 6T

Como bien sugería el propio Ice Universe en su tuit, el lector de huellas parece ser más veloz y preciso cuando se realiza una ligera pulsación sobre el hueco de la pantalla habilitado para el lector de huellas, en lugar de dejar el dedo posado sobre el panel. De este modo, el proceso de desbloqueo es más veloz que al utilizar un lector óptico en pantalla como el del OnePlus.

Galaxy S10+ vs OnePlus 6T, prueba de desbloqueo con las manos mojadas

Donde desafortunadamente no vemos diferencias es a la hora de realizar pruebas bajo situaciones “complejas” para el sensor como intentar desbloquear la pantalla con el dedo mojado. En este caso, ninguno de los dos dispositivos ha sido capaz de reconocer la huella en la mayoría de intentos.

Otra curiosidad –y virtud– del lector de huellas del Galaxy S10, es que Samsung tiene la capacidad de enviar parches y mejoras de seguridad dedicadas únicamente a mejorar el funcionamiento del sensor, tal y como hemos podido comprobar durante nuestras pruebas. En el caso del resto de modelos, las mejoras deberán estar incluidas en actualizaciones del propio sistema operativo.

Actualizacion del lector de huellas del Galaxy S10

En definitiva, está claro que la tecnología ultrasónica aplicada a los sensores de huellas en pantalla es un claro avance en términos de velocidad, por fin a la altura de la de los mejores sensores “físicos” de toda la vida como los de los anteriores Galaxy S9, OnePlus 6 o Huawei Mate 20 –no pro–, entre muchos otros, y sobre el papel debería aportar mejoras a nivel de seguridad dado que es prácticamente imposible “engañar” al lector con una imagen bidimensional de la huella del usuario, a diferencia de lo que sucede con los sensores ópticos.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Lector de huellas dactilares, Samsung Galaxy S10, Samsung Galaxy S10+
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs