Xiaomi no se moja, literalmente, el día en el que Samsung cambió los smartphones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Xiaomi no se moja el día en el que Samsung cambió los smartphones

Con el Mobile World Congress 2019 a tiro de piedra y algunos de los fabricantes preparando todavía su desembarco en Barcelona, a Xiaomi y a Samsung les gustó la idea de adelantarse unos días a toda la industria para pegarle el primer revolcón a la gama alta Android en este nuevo ejercicio, que ahora sí comienza a dar sus primeros pasos ya en serio para animar un mercado aletargado tras un año 2018 de transición.

La comparativa de la gama alta empieza a tomar forma con los dos primeros flagship de 2019, los Xiaomi Mi 9 y Samsung Galaxy S10, que en realidad conforman dos gamas diferenciadas por dos estrategias bien diferenciadas, la de Xiaomi ofreciendo lo mejor al mejor precio –ha roto ya stocks en unas horas de pre-venta– y la de Samsung subiendo el nivel todavía más en el décimo aniversario de sus teléfonos estrella.

Sin embargo, la lectura de las dos presentaciones es bien diferente si reposamos lo que hemos podido ver en una y en la otra, y es que lejos de estos smartphones de corte “tradicional” y que ya no sorprenden en absoluto, el gigante coreano iba a cambiar para siempre las reglas del mercado presentando por fin al Samsung Galaxy Fold, el primer teléfono plegable de tirada comercial que llegará al mercado en el segundo trimestre del año a un precio desorbitado que demuestra que se trata de un objeto valioso, un smartphone llamado a poner el punto de inflexión en la industria y a acercarnos la nueva generación de teléfono móviles inteligentes.

Si bien Samsung ha querido poner sobre la mesa todo lo mejor de su repertorio y todo lo mejor que ofrece la tecnología actual, lo cierto es que Xiaomi sigue fiel a su estrategia de precios mínimos que implica mover muy poco las plataformas de sus smartphones para ahorrar costes en investigación, desarrollo y diseño de nuevos terminales.

Son dos estrategias muy diferentes que nos llevan a precios muy distantes, y que convierten a la gama noble de Samsung en un objeto de deseo casi privativo y a la de Xiaomi en una gama superventas sin paliativos a nivel mundial.

Eso sí, Xiaomi sigue sin mojarse -literalmente-, pues que en 2019 sus smartphones de mayor relevancia continúen sin certificaciones de resistencia es muy revelador respecto a las estrategias del fabricante chino y dónde consiguen éstos ahorrar costes. Así, es posible entender mejor cómo Xiaomi puede vender el primer smartphone con chipset Qualcomm Snapdragon 855 a ese atractivo precio que divide entre dos, prácticamente, el de la gama más alta de Samsung.

Galaxy Fold, el teléfono llamado a cambiarlo todo

En un escenario donde ya casi nada nos sorprendía, es verdad que resulta fácil quedarse prendado de un smartphone híbrido como este, que juega por fin con esa posibilidad de llevar la experiencia de una tableta en el bolsillo permitiéndonos utilizar una pantalla grande en prácticamente cualquier lugar. Todo ello sumando la enorme conectividad de un smartphone al uso, su potencia y la versatilidad de un Android que pone la salsa y las aplicaciones.

El nuevo juguete de Samsung será un codiciado teléfono para early birds a los que les guste tener lo último, pero no es todavía un teléfono para todos ni mucho menos la mejor implementación comercial de los teléfonos plegables, que aún tienen que demostrar su utilidad en “fuego real”. En este sentido, incluso el concepto en forma de tríptico del Xiaomi Mi Flex me parece más acertado, pero dudo que la tecnología esté preparada para llevarlo a cabo.

¿Cuánto costaría un teléfono como ese Mi Flex si el Galaxy Fold roza los 2.000 euros? ¿Cómo escondemos las dos bisagras si el diseño del Galaxy Fold ya está comprometido por ese mecanismo de plegado? Sea como fuere, sabemos que el futuro son los teléfonos plegables y hacia él nos encaminamos con Samsung marcando la ruta, aunque no nos engañemos, ni el Galaxy Fold será un superventas ni tampoco será seguro el teléfono con mejor experiencia de uso del mercado… ¡Pero cómo nos gusta ver cosas nuevas!

Samsung Galaxy Fold
Especificaciones
Peso200 gramos
Pantalla7,3 pulgadas Dynamic AMOLED QXGA+ en modo “tablet”, 4,6 pulgadas Super AMOLED HD+ plegado
ProcesadorExynos 9820 o Snapdragon 855 (según el mercado)
RAM12 GB
Almacenamiento512 GB UFS 3.0
Sistema operativoOne UI con Android Pie
CámarasTriple cámara trasera: lente gran angular, ultra gran angular y teleobjetivo | En la parte frontal: doble cámara frontal con gran angular y una en la cubierta
Batería4380 mAh
Fecha de salida26 de abril
Precio de salida1.980 dólares

Xiaomi Mi 9 y Samsung Galaxy S10+, el flagship killer y el… ¿flagship killed?

Dejando a un lado la estrategia de un Galaxy Fold novedoso pero lanzado quizás a modo de globo sonda, sólo para mostrar músculo y explorar el mercado, lo cierto es que los buque insignia de 2019 a los que sí debemos prestar atención son los Galaxy S10 y los Mi 9 de Xiaomi, que mejoran lo presente en sus gamas y mantienen las estrategias de sus matrices para que sea el mercado el que dicte sentencia.

No tenemos ninguna duda de que Xiaomi conseguirá colocar al Mi 9 como uno de los teléfonos más vendidos del año, no en vano su potencia, su construcción y sus posibilidades auguran un precio mucho mayor del que cabría esperar y a la hora de vender teléfonos con la mejor relación calidad/precio Xiaomi no tiene rival; pero es cierto que en mi caso la falta de certificación IPx6 como mínimo y un panel QHD me chirría un poco pues uso mucho mi teléfono y lo lavo con agua para facilitarme la tarea de sacar esas huellas tan amigas de las traseras de cristal.

Ya en 2016 avisaba el propio Lei Jun, que Xiaomi no tenía en mente diseños impermeables por los costes de su desarrollo, en palabras suyas “un proceso caro y poco eficiente” que subiría sobremanera el coste del terminal sin ofrecer garantías de mantener esa impermeabilidad a futuro. Para el fabricante chino una consecuencia inasumible en su estrategia de mantener a raya el precio final.

Xiaomi no se moja el día en el que Samsung cambió los smartphones

Para innovar e investigar aún siendo necesario que suban los precios, Xiaomi ya tiene otra gama como la Mi MIX donde se permite siempre ir un paso más allá, pero en este caso ha preferido no mojarse siendo continuista en diseño y especificaciones, pero ofreciendo lo mejor al mejor precio.

Por su parte, Samsung ya tenía que coger y mejorar a uno de los mejores smartphones del mercado, y es que a pesar de que Huawei ha recorrido un largo trecho para, a mi entender, superarles en el último trimestre de 2018 con un Huawei Mate 20 Pro a todas luces revolucionario, hay que reconocer que la enorme capacidad de Samsung sigue pesando y hoy los surcoreanos han vuelto a la vanguardia con un golpe sobre la mesa.

La apuesta de la gama Galaxy S10 era sencilla, coger todo lo mejor que ofrezca la tecnología actual e implementarlo en un smartphone de diseño clásico que mejorase lo ofrecido por Samsung en todos los apartados de la anterior generación. Y manos a la obra, la nueva gama alta de Samsung salta esta vez un poco más que en iteraciones anteriores para justificar su llegada.

Lo primero que llamará la atención es el nuevo panel Dynamic AMOLED que promete subir el nivel de lo que parecía casi inmejorable, acompañado del primer chipset de 7 nanómetros de Samsung con NPU, memorias enormes, cámaras triples y doble en el frontal, sonido Dolby Atmos, lector de huellas integrado bajo el panel, Samsung DeX y el resto de servicios de la firma surcoreana, entre otras muchas mejoras menos visibles:

Especificaciones Samsung Galaxy S10+ Xiaomi Mi 9
Dimensiones 157,6 x 149,9 x 7,8 (mm)
175 (g)
155 x 75 x 7,6 (mm)
– (g)
Pantalla 6,4 pulgadas Dynamic AMOLED 6,39 pulgadas SuperAMOLED
Resolución y densidad QHD+ (3.040 x 1.440 px), 525 ppp
Formato 19:9
FHD+ (2.280 x 1.080 px), 395 ppp
Formato 19:9
Procesador Samsung Exynos 9820
Octa-core (2x Mongoose M4 @ 2,8 GHz & 2x Cortex-A75 & 2x Cortex-A55)
GPU ARM Mali-G76 MP12
Qualcomm Snapdragon 855
Octa-core (1x Kryo 485 @ 2,84 GHz & 3x Kryo 485 @ 2,42 GHz & 4x Kryo 485 @ 1,8 GHz)
GPU Adreno 640
RAM 6, 8 ó 12 GB 6, 8 ó 12 GB
Almacenamiento 128, 512 GB ó 1 TB
Slot microSD
128 ó 256 G
Sistema operativo Android 9.0 Pie
One UI
Android 9.0 Pie
MIUI
Conectividad LTE (nano-SIM)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, dual-band, Wi-Fi Direct, hotspot
Bluetooth 5.0 LE
aGPS + GLONAS
NFC
USB Tipo-C
Audio-jack 3,5 mm
LTE (nano-SIM)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, DLNA, hotspot
Bluetooth 5.0 LE
aGPS + GLONASS
NFC
USB Tipo-C
Cámaras Trasera: Triple (12 MP Dual Pixel f/1.5, 12 MP Tele f/1.5, 16 MP Ultrawide f/2.2), OIS, autoenfoque PDAF, flash LED, vídeo ‘slow motion’ 960 fps, zoom óptico 2x, efecto ‘bokeh’
Frontal: Dual (10 MP Dual Pixel f/1.9, 8 MP gran angular f/2.2)
Trasera: Triple (48 MP f/1.8, 16 MP Ultrawide f/2.2, 12 MP Tele f/2.2), OIS, autoenfoque PDAF + láser, doble flash LED, vídeo ‘slow motion’ 960 fps, zoom óptico 2x, efecto ‘bokeh’
Frontal: 20 MP
Batería 4.100 mAh (no extraíble)
Quick Charge
Carga inalámbrica Qi
Carga reversible PowerShare
3.300 mAh (no extraíble)
Quick Charge
Carga inalámbrica Qi
Otros Gorilla Glass 6
Certificación IP68
HDR10
Sonido Dolby Atmos
Lector de huellas dactilares integrado
Face Unlock 2D
Sensores de salud
Servicios de Samsung (Pay, DeX (sin accesorios), Health, Gear VR by Oculus, etc.)
Gorilla Glass 6
HDR10
Lector de huellas dactilares integrado
Face Unlock

Samsung Galaxy S10 y accesorios

Dos teléfonos para dos tipos de usuarios muy diferentes

Servidos en bandeja ya tenemos a las dos implementaciones de mayor rango de Samsung y Xiaomi, que deben demostrar que valen lo que cuestan aunque sea complicado justificar un precio casi multiplicado por dos en el caso del teléfono de Samsung, que seguramente esconde componentes más caros y un desarrollo más costoso en materiales y diseño interno por la impermeabilidad mencionada.

Nosotros no vamos a decir a nadie lo que debe hacer con su dinero, de hecho la gama Galaxy S siempre ha sido una de las más exitosas del mercado a pesar de tratarse históricamente de unos teléfonos objetivamente caros, aunque la competencia con Xiaomi y estas marcas chinas seguramente les hayan quitado algunos de sus usuarios menos convencidos.

Aún con ello, se trata de dos teléfonos para dos tipos de usuarios muy diferentes, pues un Samsung Galaxy S10 lo buscará aquel que guste de la experiencia Samsung y esté dispuesto a pagar por la diferenciación, por los servicios de valor añadido, algo que un usuario de Xiaomi no necesita prefiriendo quedarse con la potencia bruta al mejor precio. Y vosotros, ¿os quedáis con la opción de Samsung, o con la de Xiaomi?

Más en Andro4all

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Mercado smartphones, Recopilaciones y comparativas Android, Samsung Galaxy S10, Xiaomi Mi 9
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs