Sony Xperia 10, análisis: al más alto de la clase le quedan asignaturas pendientes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sony Xperia 10, analisis

Al sacar de la caja el Sony Xperia 10 que protagoniza este análisis, pasó por mi mente exactamente el mismo pensamiento que cuando hice lo propio con el LG BL40 “New Chocolate” allá por 2009: “¿cómo puede ser tan estrecho?”. Sin embargo, han pasado 10 años entre el lanzamiento de un móvil y otro, y las similitudes entre el nuevo modelo japonés y el antiguo teléfono coreano no van más allá. ¿O sí?

En su objetivo de seguir aportando nuevas ideas al panorama telefónico, hasta dar con aquella que les permita remontar el vuelo y recuperarse de la caída en la que se encuentra inmersa desde hace años, Sony se presentaba en el pasado Mobile World Congress 2019 de Barcelona con un trío de teléfonos pertenecientes a una nueva familia, formada hasta ahora por los Xperia 1, Xperia 10 Xperia 10 Plus. Todos ellos con un rasgo distintivo en común: una pantalla “CinemaWide” con formato de 21:9 como ninguna otra que hayamos visto en un smartphone reciente.

El Sony Xperia 10, modelo más modesto de esta familia, ha pasado por nuestra mesa de pruebas para deleitarnos con su panel estrecho y alargado, y para intentar demostrar que puede ser un buen oponente para el resto de modelos de gama media cuyo precio ronda los 350 euros. Un segmento que, por otro lado, está más saturado que nunca. En este análisis, examinamos si realmente tiene lo necesario para luchar con los principales líderes del sector.

Índice de contenidos:

Sony Xperia 10, características y especificaciones

Sony Xperia 10, ficha técnica
Especificaciones
Dimensiones156 × 68 × 8,4 mm. 162 gramos de peso.
Pantalla“CinemaWide” IPS LCD de 6 pulgadas con cristal Gorilla Glass 5
Resolución y densidadFull HD+ 2520 x 1.080 píxeles. Formato de 21:9
ProcesadorQualcomm Snapdragon 630 Octa-core & GPU Adreno 508
RAM3 GB LPDDR4
Sistema operativoAndroid 9 Pie
Almacenamiento64 GB ampliables por microSD
CámarasTrasera: dual de 13 MP F2.0 + 5 MP, ISO 12800, bokeh, grabación 4K. Frontal: de 8 MP
Batería 2.870 mAh con carga rápida USB-PD
OtrosLector de huellas dactilares lateral, Side Sense, Sonido Hi-Res DSEE HX, LDAC y Smart amplifier
ColoresNegro, plata, azul, rosa

Lo mejor del Sony Xperia 10

Diseño y pantalla

Sony Xperia 10, diseño

Probablemente más de uno se lo estuviera preguntando: sí, el formato de 21:9 de este Xperia 10 es cómodo, sobre todo pasados unos días usando el teléfono. Pese a tener una pantalla de 6 pulgadas de diagonal, el cuerpo del teléfono es lo suficientemente estrecho como para poder llegar a casi todas las partes del panel con una sola mano sin demasiado esfuerzo. Y si no, Sony ofrece una opción para reducir el tamaño de la interfaz de usuario a través de una doble pulsación en el botón home. Rápido y fácil.

Es cierto que algunas aplicaciones –sobre todo los juegos– no se adaptan del todo bien a este formato de pantalla, y que, al menos de momento, habrá que acostumbrarse a ver las Stories de Instagram recortadas a ambos lados dado que la imagen no se ajusta automáticamente al ancho de la pantalla. Aún así, pienso que un panel de 21:9 en un smartphone puede ofrecer más ventajas que inconvenientes.

Pese a algún que otro inconveniente, un panel de 21:9 en un smartphone puede aportar más ventajas que desventajas.

Poder disfrutar de vídeos, como podrían serlo videoclips, películas o series –aunque de estas últimas no haya demasiadas– en su formato original de 21:9 ocupando toda la pantalla y sin franjas negras en la parte superior e inferior es una experiencia que solo el Xperia 10 –y los otros dos modelos de Sony de 2019– puede ofrecer, y que cuesta abandonar una vez toca regresar a un dispositivo con un formato algo más convencional. Y lo mismo al grabar vídeo, pues Sony ofrece la opción de capturar el contenido en el mismo formato que tiene la pantalla del teléfono.

También se agradece este formato cuando toca utilizar varias aplicaciones a la vez a través del modo multiventana, o al acceder artículos y páginas web y ver que es posible leer mucho más contenido de lo habitual sin necesidad de hacer scroll sobre la pantalla.

Sony Xperia 10, parte trasera

Aunque de nada serviría este conveniente formato si el panel no estuviera a la altura. Por suerte, en el Xperia 10 no es así, y nos encontramos con una pantalla IPS Full HD+ de buena calidad, tal y como la japonesa nos tiene acostumbrados, que si bien no llega al nivel del OLED 4K que monta el Xperia 1, sí está a la altura de otros modelos de su segmento en términos de definición, contraste, colores y brillo –tanto máximo como mínimo–. También son excelentes los ángulos de visión de la pantalla, y ni siquiera al forzar la posición aparecen distorsiones que afecten a la visibilidad. El único inconveniente aparece al sacar el móvil a la calle y enfrentar su pantalla a la luz del Sol, pues si bien no se echa en falta más brillo, el vidrio que cubre la pantalla parece reflejar mucho más que en el caso de otros smartphones, dificultando así su visibilidad en ciertas ocasiones.

Digno de mención es también el diseño del teléfono. Su cuerpo de aluminio se siente cómodo a la mano gracias a la pronunciada curvatura que rodea los laterales, y pese a que la capa de pintura rodea su cuerpo le otorga un acabado “plástico” –similar al de la parte trasera del Pixel 2 XL, aunque algo menos rugosa en el caso del Sony–, da la sensación de ser un terminal robusto, con un peso equilibrado para sus dimensiones.

Lector de huellas del Xperia 10

Sin embargo, sí es necesario detenerse en el hecho de que el Xperia 10 no cuenta con ningún tipo de certificación de protección ante agua y polvo. En cuanto al lector de huellas dactilares lateral, funciona de manera correcta, sin llegar a ser el más rápido y preciso que haya probado.

Software

Pantalla del Xperia 10

Una versión –casi– limpia de Android 9 Pie con el parche de seguridad al día es lo que nos espera en el Xperia 10 nada más encenderlo por primera vez. Si bien Android Q acaba de llegar, aún debemos esperar hasta el mes de agosto para que se produzca el despliegue de la nueva versión del sistema. Mientras tanto, nos alegra saber que incluso el modelo más asequible de la nueva familia de teléfonos Sony cuenta con lo último de lo último en lo que a software se refiere, algo de lo que no todos –ni siquiera modelos mucho más caros– pueden presumir.

La experiencia con el software es muy positiva. Nada más arrancar el terminal, Sony nos ofrece la posibilidad de desmarcar todas aquellas aplicaciones preinstaladas en el sistema con las que no deseamos convivir, y más adelante solamente encontraremos algunas herramientas propias de Sony como la app de radio FM, su alternativa a las apps de calendario, correo, galería, música, teléfono o contactos –lo cual puede llegar a causar la aparición de apps duplicadas–, que pueden ser deshabilitadas sin demasiados problemas.

Una versión –casi– limpia de Android 9 Pie con el parche de seguridad al día es lo que nos espera en el Xperia 10 nada más encenderlo por primera vez

En ese sentido, también se introducen varias secciones propias en los ajustes del sistema, que van desde un apartado para modificar el aspecto del a interfaz, hasta “Xperia Assist”, un panel de ayuda en el que poder obtener consejos o recomendaciones sobre el funcionamiento del teléfono. Un detalle a tener en cuenta al respecto, es que tanto el modo “Cuidado de batería” como el denominado “Limpiador inteligente”, vienen activos por defecto.

Sea como sea, el funcionamiento general es bueno, y de no ser por la falta de potencia del teléfono que causa ciertos tirones puntuales –de la que hablaré más tarde–, la interfaz se mueve lo suficientemente fluida, y los añadidos incluidos por Sony suman más de lo que restan, a diferencia de lo que sucede en el software de otros fabricantes.

Lo peor del Sony Xperia 10

Rendimiento

Xperia 10 de Sony, software y rendimiento

Motorola Moto G6 Plus, Nokia 6.1, Sony Xperia XA2 y Sony Xperia 10. Estos cuatro móviles tienen algo en común: todos ellos montan el procesador Qualcomm Snapdragon 630. Sin embargo, los tres primeros son de 2018, y hoy sus precios difícilmente superan los 200 euros. El Xperia 10, en cambio, nos ofrece el mismo procesador en pleno 2019, y por 349 euros en su versión más barata.

Esto no tendría por qué ser un inconveniente, si no fuera por que el Snapdragon 630 es un chip con casi dos años a sus espaldas, y que desde sus inicios no ha destacado por ser precisamente el más eficiente, rápido ni equilibrado de su gama. Además su sucesor, el Snapdragon 632 aporta cambios interesantes y en modelos como los nuevos miembros de la serie Moto G7 de Motorola ofrece un rendimiento muy superior al del anterior 630 que monta este Sony.

Los “tirones” en la interfaz, las caídas de frames o los tiempos de carga elevados al cambiar entre aplicaciones son demasiado habituales al usar el Xperia 10.

En el día a día, la combinación de este procesador con los 3 GB de RAM que incluye el Xperia 10 se antoja insuficiente. Con un software tan limpio, el dispositivo debería funcionar mucho mejor de lo que realmente lo hace, y los tirones antes mencionados, las caídas de frames o los tiempos de carga elevados al cambiar entre aplicaciones –algo en lo que influye, y mucho, que solo tenga 3 GB de RAM– son demasiado habituales.

A pesar de todo, el Xperia 10 no muestra problemas a la hora de ejecutar juegos casuales como podrían serlo Brawl Stars, Alto Oddysey o Monument Valley, y tampoco se resiente en exceso con otros títulos más pesados como PUBG Mobile –que elige por defecto la calidad gráfica “baja” debido al rendimiento del teléfono– o la última entrega de la saga The Room, aunque sí echaremos en falta la fluidez y la respuesta de de otros terminales con chips más potentes.

Autonomía

Xperia 10, en mano

Tampoco parece ser suficiente la batería de 2.870 mAh de capacidad para mantener las luces de esta gran pantalla de 6 pulgadas encendidas durante todo el día. Por lo general, el Xperia 10 casi nunca ha sido capaz de atravesar el día de uso con más de 4 horas de pantalla encendida. Pasar por el cargador al menos una o dos veces al día será prácticamente obligatorio a menos que se utilicen los modos Stamina o Ultra Stamina incluidos por Sony, a costa, eso sí, de prescindir de algunas funciones.

Afortunadamente, la carga a través del USB Tipo C compatible con USB Power Delivery es lo suficientemente veloz –cerca de una hora y media para una carga completa–, y aquellos que planeen usar el dispositivo durante varios años, se alegrarán al saber que el modo “Cuidado de la batería” se encarga de evitar sobrecargas innecesarias de manera inteligente, controlando tanto la velocidad de carga como el flujo de energía que llega al terminal.

Así son las cámaras del Sony Xperia 10

Xperia 10, fotografía

El apartado fotográfico del Xperia 10 está liderado por una sistema dual ubicado a la espalda, formado por un sensor principal 13 MP y apertura F/2.0 capaz de capturar imágenes con un ángulo de visión de 76,4 grados, al que acompaña un sensor secundario de 5 megapíxeles, cuya única función es capturar información de profundidad para generar el efecto de desenfoque de fondo en el Modo Bokeh. Desafortunadamente, las mejores prestaciones a nivel fotográfico quedan en exclusiva para el Xperia 10 Plus, cuyo sensor principal de 12 megapíxeles está acompañado de uno secundario de 8 que actúa como “teleobjetivo”.

Este año, las mejores prestaciones a nivel fotográfico quedan en exclusiva para el Xperia 10 Plus, cuyo sensor principal de 12 megapíxeles está acompañado de uno secundario de 8 que sí actúa como “teleobjetivo”.

No encontraremos demasiadas diferencias en el software de la cámara de este Xperia 10 con respecto a la pasada generación. La aplicación sigue siendo tan simple como siempre, con accesos rápidos a las principales funciones y ajustes, y la posibilidad en cambiar entre los diferentes modos a través de un botón ubicado en la parte inferior izquierda. Dependiendo de la escena, la propia app de cámara ajustará los parámetros de forma automática y mostrará un pequeño icono en la parte superior, indicando lo que la IA del smartphone ha detectado al analizar la escena.

Camara horizontal del Xperia 10

Dentro del panel de modos, encontramos las funciones tradicionales que no faltan en prácticamente ningún modelo de este segmento: modo retrato, retrato frontal, cámara lenta, modo manual y panorama, así como un modo denominado “Efecto Creativo” desde el que accedemos a un menú con diferentes efectos artísticos, que se aplicarán a la imagen o al vídeo en tiempo real.

En cuanto al sensor frontal, disfrutamos de una sola cámara de 8 megapíxeles con apertura f/2.0 y ángulo de visión de 84 grados. Cuenta con modo HDR, SteadyShot y flash en pantalla, y gracias al modo Autofoto Retrato es posible capturar selfies con efecto de fondo desenfocado.

Finalmente, las capacidades de vídeo del teléfono se sitúan a la altura de las de sus principales rivales, siendo capaz de capturar vídeo 4K a 30 FPS, aunque en caso de usar esta resolución no estará disponible la estabilización SteadyShot –el terminal no cuenta con estabilizador óptico–, ni tampoco el rastreo automático de objetos. En caso de querer utilizar ambas funciones combinadas –el rastreo de objetos funcione en Full HD+ a 60 FPS–, habrá que grabar a resolución Full HD y 30 FPS.

Comportamiento de día, modo retrato y de noche

Retrato a flores con luz de espaldas, Xperia 10

Pese a montar un sistema fotográfico algo inferior al del Xperia 10 Plus, la cámara del Xperia 10 se defiende bien en la gran mayoría de situaciones. Cuando las condiciones están de nuestra parte, no encontraremos defectos flagrantes en las capturas realizadas con el terminal, y la única pega que podría destacar es la predisposición de la cámara a procesar las imágenes con un tono –en mi opinión– excesivamente cálido, en lugar de apostar por unos colores más neutros y fieles a la realidad. Nada que una edición posterior no pueda solucionar.

Escondido en el menú de Modos bajo el nombre “Bokeh”, el modo retrato del Xperia 10 también funciona lo suficientemente bien tanto con personas como con animales u objetos, y es capaz de generar un desenfoque natural y determinar correctamente los bordes del sujeto en primer plano, siempre y cuando la escena a capturar no sea demasiado compleja.

Cuando la luz cae, el resultado es el esperado. El ruido comienza a apoderarse de las imágenes, y aunque en la app de cámara aparezca un icono que indica que el software ha determinado que, efectivamente, se trata de una escena nocturna o de interior, no parece que el procesado sea capaz de corregir las imágenes.

Foto de noche con Xperia 10

El principal inconveniente que encontramos al utilizar la cámara del último modelo de la firma nipona, tiene mucho que ver uno de los puntos negativos del terminal: la falta de potencia se traduce en tiempos de espera elevados a la hora de tomar fotografías, cambiar entre modos o activar y desactivar opciones en la app de cámara.

Cámara frontal

Selfie exterior, Xperia 10

Los selfies capturados con el Xperia 10 muestran el mismo tono amarillento que las imágenes tomadas con la cámara trasera, aunque la calidad general es buena y se agradece que el software no lleve a cabo una reducción de ruido excesiva ni aplique automáticamente efectos de belleza –a menos que se utilice el modo retrato frontal–. También es una ventaja su gran angular de 84 grados, ya que será posible capturar un mayor campo de visión en las fotografías.

Grabación de vídeo

También es buena la calidad de los vídeos grabados con la cámara trasera, aunque no hay duda de que un estabilizador óptico sería un extra muy bienvenido para acompañar al sistema SteadyShot. Se agradece además la posibilidad de capturar vídeo 4K, aunque eso implique prescindir de algunas de las opciones incluidas.

Sony Xperia 10: opinión y reflexiones finales de Andro4all

Sony Xperia 10

Pese a que a mediados de 2017 la compañía dejaba muy clara su intención de abandonar el terreno de la conocida “gama media-premium”, realmente tanto el Xperia 10 como el Xperia 10 Plus encajan perfectamente en esa categoría. Al menos en lo que a precio se refiere.

Comencé a probar este Xperia 10 con las ganas de encontrarme un dispositivo que realmente fuera capaz de aportar algo nuevo al segmento de la gama media. Y lo cierto es que así ha sido. El formato de 21:9 de su pantalla ha terminado siendo una sorpresa agradable, que si bien al principio puede echar hacia atrás a más de uno –yo mismo era de los que pensaba que este concepto no tenía demasiado sentido en un teléfono móvil–, con el paso de los días va demostrando tener ventajas que en un inicio ni siquiera hubiera considerado.

El problema es que esta buena idea está rodeada de decisiones muy cuestionables. El Sony Xperia 10 es uno de los pocos, sino el único móvil en llegar al mercado en 2019 con el procesador Snapdragon 630 de 2017, y aún así tener un precio superior a los 340 euros. Tampoco ayudan los 3 GB de RAM, y mucho menos su autonomía, que se traducen en una experiencia de usuario muy mejorable, pese a que el software puede llegar a camuflar las carencias técnicas del teléfono en situaciones puntuales.

El Sony Xperia 10 es uno de los pocos, sino el único móvil en llegar al mercado en 2019 con el procesador Snapdragon 630 de 2017, y aún así tener un precio superior a los 340 euros.

Haber usado este dispositivo me deja una sensación agridulce: por un lado, quiero seguir disfrutando del formato de su pantalla y de todas las ventajas que aporta, y su cámara es lo suficientemente solvente como para no echar de menos la de otros móviles más caros. Pero por otro, es muy difícil convivir con un móvil que difícilmente va a llegar al final del día con batería, y que además ofrece un rendimiento muy pobre, claramente inferior al de su competencia más directa en cuanto a precio –recordemos que por menos de lo que cuesta este Xperia 10 podemos encontrar móviles infinitamente más potentes como el POCO F1 de Xiaomi, y otros más equilibrados como el Nokia 7.1–.

Pantalla del Sony Xperia 10

En definitiva: no hay duda de que el Sony Xperia 10 aporta algo nuevo al mercado, y que aquellos que quieran disfrutar de contenido en 21:9 en su móvil y no tengan planeado gastare los casi 1.000 euros que costaría el Xperia 1 según las últimas pistas, ya tienen una opción a tener en cuenta. Eso sí, es innegable que en el mercado actual podemos encontrar alternativas de precio similar mucho más equilibradas y solventes, con procesadores más potentes y modernos, y autonomías que superan con creces a la que ofrece la batería de 2.870 mAh de este Xperia 1. Allá van algunos ejemplos:

Precio y dónde comprar el Sony Xperia 10

Xperia 10, camara trasera dual

Como decía, el Sony Xperia 10 tiene un precio de 349 euros en su variante con 3 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento, y se puede adquirir en comercios habituales como Amazon. Sin embargo, desde su lanzamiento al mercado, ya ha sufrido alguna que otra rebaja y actualmente se puede encontrar a precios que rondan los 320 euros.

Aquellos que busquen un modelo más potente y con una cámara –sobre el papel– superior, pero también más grande y caro, pueden apostar por el Xperia 10 Plus de 429 euros.

Xperia 10 en Sony
Sony Xperia 10, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Sony Xperia 10
A favor
  • Diseño y pantalla: el formato es cómodo, y no cuesta acostumbrarse a los 21:9
  • Software: limpio, actualizado y (casi siempre) rápido
  • Cámara: de día ofrece un resultado muy correcto
En contra
  • Rendimiento: Snapdragon 630 y 3 GB de RAM no es combinación suficiente para un móvil de casi 400 euros
  • Autonomía
  • Motor de vibración: es especialmente débil y poco “firme”
Conclusiones Con un apartado técnico a la altura, sería fácil recomendar este Xperia 10 a todo aquel que quisiera disfrutar de su contenido multimedia favorito de una forma diferente. Sin embargo, echamos en falta un procesador más potente y una batería de mayor capacidad, dos carencias que pueden llegar a eclipsar la grata experiencia que ofrece este nuevo concepto de pantalla junto a un software limpio y actualizado. Más aún situándose en el rango de precios de entre 300 y 350 euros, donde existen alternativas que destacan por su equilibrio.
Puntuación

7.0Sony Xperia 10

Una muy buena idea, rodeada de decisiones cuestionables.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Análisis de móviles, Opinión, Sony Xperia 10
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs